*

X
La crisis en el crédito aúnada a la era digital podría significar una oportunidad para crear sistemas de moneda locales, en los que el dinero sería algo como un software escrito por nosotros mismos

douglas-rushkoff-tim-leary

El Maverick de los nuevos medios, Douglas Rushkoff, con su alta fidelidad para surfear las tendencias del pensamiento contemporáneo se ha dedicado últimamente a estudiar la crisis financiera y los nuevos modelos económicos, sin duda el tema de nuestro días. Y como reza el sobre-recurrido, pero cierto, dicho popular: la crisis es el tiempo de la oportunidad.

Según Rushkoff el hecho de que los bancos dejen de proveer el crédito para los negocios puede ser en el mediano plazo algo liberador. Porque esto podría hacer que los negocios en contacto con el “mundo real y las personas reales” busquen nuevos mecanismo de crédito y desarrollen monedas locales fincadas en valores de producción reales.

“Una vez que aceptemos el hecho de que el dinero y los bancos a los que nos hemos acostumbrado a usar no son los único medios de generar capital, liberaremos a nuestros negocios y a nosotros mismo de la industria financiera que ha disfrutado de un monopolio sobre el comercio demasiado tiempo”…

La diferencia esta en crear valor en vez de ganar dinero, regresar a la solidez del producto de la que Marx advertía se alejaba el Capitalismo, al eterealizar los bienes.

Según Rushkoff el sistema actual tiene su origen en el Renacimiento, cuando las monarquías declinantes se protegieron de la superior riqueza de la burguesía mercante, asignándoles monopolios supervisados, en los que, al otorgarles exclusividad sobre una región particular los monarcas recibían su lealtad y una porción de sus ganancias. Es bajo este modelo que se empezaron a redactar leyes que favorecían a estas compañías protegidas, tales como las que impedían a los habitantes de ciertas colonias crear valores por sí mismos. Al hacer ilegal la moneda local, los monarcas podían obligar al pueblo a usar su propia y más cara “moneda del reino”. En vez de ganarse su existencia este dinero era prestado hacia su existencia.

De esta forma desaparecieron las monedas de cambio locales, que según Rushkoff , habían creado la bonanza que permitió construir las catedrales europeas como inversión al futuro, para las poblaciones locales (ya que éstas producían una derrama económica de turismo). O que habían hecho que las mujeres en Inglaterra fueran más altas de lo que son hoy.

Este sistema financiero desembocó en la crisis actual “donde se extrae más valor en cada nivel del que los negocios pueden producir. El capitalismo fantasmógorico, una especie castillo de Kafka vendiendo éter donde “simplemente hay demasiadas instituciones y demasiados prestamistas, a ser pagados”.

Pero según Rushkoff el futuro es brillante si lo “que muere no son los negocios en si, sino el parásito financiero” y ya sin el paso del capital no-productivo nos damos cuenta que:

“Los dineros son programados. Se comportan de cierta forma porque se les ha codificado con ciertos patrones de conducta. La crisis crediticia de hoy, por ejemplo, no es más la culpa de banqueros particulares que del patrón subyacente de las monedas centralizadas y monopolizadas que usamos. Al menos esa es la opinión de un número creciente de ciudadanos (Rushkoff da varios ejemplos de implementaciones de monedas locales que se están llevando a cabo en estos momento con éxito).

“Donde la disponibilidad de la imprenta fomentó la falsificación de monedas oficiales, la disponibilidad de las computadoras y las redes esta fomentando la creación de monedas nuevas. Estamos probando que es más adecuado tratar nuestro dinero como software y programarlo nosotros mismos”.

Tal vez otra forma de decirlo sería: hay que escribir nuestra propia ficción financiera y volverla un producto tangible.

Think small. Buy local. Make friends. Print money. Grow food. Teach children. Learn nutrition. And if you do have money to invest, put it into whatever lets you and your friends do those things. Douglas Rushkoff

Vía Reality Sandwich: Program your own Money

Más información:

Douglas Rushkoff on the Economic Crisis

Te podría interesar:
El arte del hoax: tradición internetera que juega con la mente de aquellos inocentes digitales que ignoran la fuerza replicante de la inteligencia viral

___teddy_bear_en-el-cielo_A todos nos ha pasado: la llegada un correo electrónico que en el asunto vemos muchos adjetivos y mayúsculas como URGENTE, INCREIBLE, YA BASTA o una serie de imperativos: PASENLO (sic) o PARA DISTRIBUIR.

¿Qué son?

Noticias espectaculares e increíbles, casos que pueden cambiar nuestra vida (para bien o para mal) advertencias bien intencionadas (a veces provenientes de los menos versados en las artes cibernéticas de nuestra familia) que normalmente van del tono de peligro hasta el de franco apocalipsis.

Bill Gates está por regalar miles de dólares, ya nos van a cobrar una lana por mandar correos electrónicos, el gobierno vigilará nuestras comunicaciones, los OVNI's han llegado a vacacionar a Punta Cana o el Chupacabras nos muestra sus habilidades para saltar. El planeta Marte se verá como nunca (por única vez en 3,465,092,987,294 millones de años), el champú es malísimo por el selenio que hace selénicos a los selenitas y miles de otros casos, cosas, asuntos, peligros, amenazas y problemas que acabarán con la humanidad, con nuestra libertad o con nuestra tranquilidad.

Bienvenidos al mundo de los hoaxs, de los engaños y de las mentiras que, en Internet, han encontrado uno de los campos más fértiles para crecer, viajar reproducirse y distribuirse.

He de confesar que caí redondito en una de las primeras versiones del correo electrónico que Gates estaba dispuesto a pagar (con dinero o en especie) y que desde entonces cada vez que escucho algo extraño me pongo a analizar.

En los viejos tiempos era más difícil, había que hacer búsquedas y adentrarse en los recovecos de la red para determinar si era cierto que un tiburón había saltado a un helicóptero para comerse a un buzo o que le habían arrancado los pelos a puños a piegrande. Es en estas épocas de la Web 2.0 (a pesar que algunos rumores son como zombies: capaces de regresar de la muerte de manera continua) cuando podemos contar con verdaderas herramientas que, a los escépticos, nos facilitan la vida.

Para combatir a los hoaxes no hay nada mejor que Snopes.com un sitio que empezó su vida en las primeras épocas de los noventas (la prehistoria) y que se ha venido adaptando y creciendo con el tiempo y según circulan los rumores y las noticias falsas en Internet.

Es fácil de usar y para ello doy un ejemplo: me llega un correo electrónico donde alguien pone como título "¿Es tan bueno Obama?" y luego de navegar por más de 3,417 listas de correos a los que se ha reenviado el mail (y que los señores del Spam agradecen de manera muy especial) llego finalmente al cuerpo:

"Una de las nuevas políticas de BarackObama para disminuir el gasto en medicina es el de hacer una serie de pláticas con los adultos mayores en las que se promueve la idea del suicidio; la idea es la de convencer a mucha gente para que se suicide para así gastar menos en servicios y medicina para adultos mayores".

"Mmmm" , me digo dudando seriamente de la cordura del susodicho (del que me mandó el mail, no de Obama). Para evitar que me digan "incrédulo" o "contreras" me dirijo directamente a Snopes.com (ya lo tengo de cajón en mis bookmarks) y pongo en el buscador del sitio algo sencillo como "Obama" y "euthanasia".

De inmediato aparece la palabra "Falso" y un texto que explica como, por que y en donde circuló el rumor. Snopes es creación de Barbara y David P. Mikkelson una pareja que se puso a investigar de donde había salido aquella nota rara que les llegó por correo electrónico y que de una simple curiosidad se transformó en pasatiempo y de ahí a una forma de vida.

Snopes cuenta con un archivo muy amplio, me atrevería a decir el más completo relativo a rumores de Internet, y es una colección que vale leer hasta por simple entretenimiento. El matrimonio Mikkelson se encarga de decirnos si el rumor es falso (cosa que ocurre en la mayoría de los casos), si es una mezcla de verdad con fantasía, si es una foto con una descripción errónea o exagerada o si es cierto (casi nunca pasa).

La pareja realiza verdaderas búsquedas utilizando métodos de investigación que van desde Google pasando por el simple y anacrónico telefonazo hasta la (aún más antigua) búsqueda en bibliotecas y archivos.

____air_france_brazil

Su labor es de agradecerse y no por que me crea que una tienda le cobró 500 dólares por una receta de galletas o de que alguien haya encontrado las últimas fotos del accidente del 737 de AirFrance (Que eran fotogramas de la serie Lost) o la cámara de un pobre turista que se encontraba en el mirador de una de las torres del World Trade Center de Nueva York justo antes del atentado.

No. Gracias por que me ayudan a documentarme y demostrar a mucha gente que no todo lo que circula por la red es real.

Armando Reygadas / Colaborador PS

Blog del autor: Reseñando

Otras colaboraciones de Armando Reygadas en Pijamasurf

Más Hoaxes:

Rumor falso de la eutanasia

Fauxtography

Hoax List (Urban Legend)