*

X

Si quieres que alguien haga lo que dices, díselo al oído derecho (revela estudio)

Sociedad

Por: pijamasurf - 06/29/2009

Científicos italianos descubren que las palabras dichas al oído derecho son procesadas más rápido y tienen mejor acepación emotiva; programa a tus amigos y haz que hagan lo que quieres

1_disocteca_pescara_la_fabbrica

Si alguna vez tienes algo importante que decirle alguien y realmente quieres que acceda, díselo al oído derecho. Más allá de la complicidad que genera un secreto, científicos italianos han descubierto que el cerebro humano procesa el sonido de distintas formas y prefiere emotivamente lo que viene al oído derecho. Las sílabas dichas al oído derecho son procesadas preferentemente en el hemisferio izquierdo del cerebro, hemisferio que encarga mayormente del lenguaje. En un estudio realizado en una discoteca italiana, entre el techno o las maracas electrónicas del italodisco, y los ragazzi de camisa a pecho abierto de medusas bailando como robots que sudan y probablemente una que otra sexy donna devorando la luz y la energía de las personas... las peticiones de cigarro (“Hai una sigaretta?) resultaron mucho más efectivas: de 88 peticiones al oído derecho, 34 clubbers accedieron a regalar un cigarro; las peticiones al oído izquierdo sólo obtuvieron 17 cigarros. Como parte del control, las peticiones fueron hechas por una mujer: suponemos que a al mismo número de hombre y/o mujeres, para cumplir con el control. Claro que la investigación no sólo está basada en una prueba de discoteca, sino confirma, como equilibrio en el mundo cotidiano, lo observado en el laboratorio. No se escogió una discoteca por la afición de los científicos al tecnho o a acosar a bellas mujeres italianas y fumar gratis (queremos creer) sino porque de otra forma, sin el ruido, sería un poco raro que una persona se acercara a decirte un secreto al oído, a la luz del sol y el silencio: Me das un cigarro, te quiero morder la oreja. Una de las causas de la prevalencia de las peticiones al oído derecho parece tener que ver con que éstas son más inteligibles, ya que entran directamente y con mayor rapidez al nodo lingüístico del cerebro. Probablemente, al existir un retraso, aunque mímimo, en la intelección de un mensaje dicho al oído izquierdo, se genera un vacío de confusión que hace que una persona reaccione negativamente, puesto que por un nanosegundo no entiende lo que se le dice y se protege. Este estudio es parte de una serie más amplia de estudios que investigan la expresión natural de asimetrías hemisféricas en la conducta cotidiana de los seres humanos, conducidos por los psicólogos Daniele Marzoli y Luca Tommas de la Universdiad G. d’Annunzio . Y ciertamente saber esto podría tener un efecto práctico muy interesante particularmente para las personas que gustan de programar a los demás o simplemente de dejar un melífluo comentario cautivador, como un cohete en un caracol. Nosotros intentaremos la técnica la próxima vez que veamos a Padma Lakshmi, a Miranda Kerr y a Megan Fox: una pijamada, sí, ahorita, a través del túnel, vengan con nosotros, tenemos un paraíso digital: orquídeas, sandía y un pony de mar, les va fascinar: hipnóticas voces susurrando al oído derecho como mantras que roban la voluntad. Vía Wired: Requests to the Right Ear Are More Succesful Than to the Left Discoteca La Fabbrica de Pescara, donde una chica se te acerca al oído a pedirte un cigarrillo
Steve Miller es un Dj que asegura ser alérgico a las ondas que transmiten inalábricamente la señal de internet; aparentemente de trata de un acentuado caso de hipersensibilidad electromagnética
wificamo3

Como uno de los casos más extraños, y sin duda más aberrantes para sufirir en estos tiempos, ha surgido una nueva especie de alergia... al Wi-Fi. Fenómeno que representa sin duda uno de los males más disfuncionales a estas alturas del desarrollo humano, donde la red de ondas inalabricas que permiten la transmisión de datos vía internet cubre buena parte de las grandes ciudades del mundo.

Steve Miller podría considerarse así mismo un tipo con pésima suerte digital. Asegura que el espectro de la Wi-Fi waves le ocasiona malestar general, mareo, y desestabiliza su sistema nervioso. Lo anterior provoca que Stevie, un Dj residente en un nightclub de su natal Cornwall, al sur de Inglaterra, tenga serios problemas para viajar en avión, hospedarse en la mayoría de los hoteles, o incluso visitar las principales avenidas, plazas, y parques de las grandes capitales del mundo. Incluso los hospitales parecen resultar espacios malignos para este extraño malestar que lo aqueja.

Según algunos estudios apróximadamente el 2% de la población mundial, pensando en la digitalmente activa, manifiesta ciertos síntomas de lo que han llamado "hipersensibilidad electromagnética", una especie de vulnerabilidad frente a los espectros del cyberlifestyle que hoy es absolutamente común en cualquier gran ciudad. Sin embargo el caso de Stevie parace ser algo bastante original ya que hasta ahora no se había detectado tal sensibilidad frente a las ondas del Wi-Fi, una de las manifestaciones electromagnéticas más sexys y poderosas en las sociedades contemporáneas..

Por ahora nuestro amigo vive recluido en su casa, con muros de casi 40 centímetros de grosor, tratando de evitar los invisibles fantasmas dgitales como si se tratara de un terrorífico juego de Atari versión ciencia ficción donde probablemente jamás habrá un ganador... En Pijama Surf somos apasionados amantes de la data que recorre el aether montada en olas digitales, pero desde aquí mandamos un saludo al buen Stevie, también concocido como Dj Aferlife, con quien nos acomedimos, y le deseamos suerte en su hazaña de escapar al Wi-Fi.

Vía Telegraph