*

X
Ve programas de TV al mismo tiempo que twitteas, lees notas del NY Times o compras algo en eBay: las fronteras entre los medios se borran

1_tv_widgets_yahoo_1

La fusión es la tendencia dominante en la tecnología, desde los dispositivos inteligentes o smartphone a la televisión con Internet. Como si se buscara ese continente mágico de unidad: la Pangea, pero de silicón. Yahoo, el gigante dormido de Internet, ha hecho una interesante innovación conectando una parte del Internet a la televisión HD.

La integración de Internet a la TV se da a través de una serie de widgets los cuales permiten acceder a versiones especiales de los servicios de Yahoo! (flickr, yahoo news, yahoo financ, mail, etc) y a otras páginas como el New York Times, Twitter, MySpace, eBay, Amazon, Netflix, Blockbuster, CinemaNow y una spocas más. Por el momento el servicio sólo está disponible en televisores Samsung, pero se tiene pensado incorporar a todos los mayores productores y seguramente muchas otras páginas desarrollaran sus aplicaciones para Connected TV.

Cada usuario de la tele puede personalizar sus widgets, los cuales aparecen en extremos de la pantalla, según se quiera, para ver la televisión al mismo tiempo o, si se quiere, se puede ver en pantalla completa alguna foto de flickr, por ejemplo. El control remoto de la tele sirve como cursor.

Lo más interesante de esto es que se tiene planeado que en un futuro cercano los programas de televisión también integraran una serie de hipervínculos, donde, por ejemplo, brincará una ventana ofreciendo el vestido que usa Winona Ryder en la película que estás viendo por $199.88 o lo que sea; un programa de las Bahamas tendrá anuncios de ofertas de viajes con descuento, etc. Se supone que el usuario tendrá la posibilidad de ajustar las preferencias para no recibir anuncios, pero está por verse hasta que punto no compartirá su información con las grandes compañías de TV y de Internet y hasta que punto éstas no la utilizaran, algo muy dudoso. Y además, puede ser bastante útil y seducir al público, algo como, ¿qué canción es la que ponen al final de la película que estoy viendo (Donnie Darko o Robocop)? y la canción brota en una ventana de iTunes: download for $.99. Bstante útil... en un mundo donde todo está grabado y se disuelven las fronteras entre los medios.

(El quick response code, permitirá también una especie de código de barras en los objetos físicos en los que estos se voleveran también links. Podré apuntar mi teléfono a un pepino en el super y me dira su información, ofertas en otros sitios, etc. Una versión de esto ya es muy popular en Japón!)

Las televisiones de Samsung de su serie 700 cuestan a lo menos 2500 dólares .

Demo en el sitio de Yahoo! Connected Tv

En Crunchgear

El maverick digital Douglas Rushkoff analiza el último movimiento estratégico de Facebook: al entrar al Mar Abierto del Internet podría estar iniciando su caída
facebook_getty_2

Mientras los más de 200 millones de usuarios de Facebook se precipitan para intentar obtener la tierra digital de su preferencia y registrar su vanity URL desde el primer minuto del sabado 13 de junio, podríamos estar presenciando el inicio de la caída de un gigante, por una torpeza, tropezándose entre el ruido silencioso de los clicks. Eso al menos es lo que sugiere Douglas Ruskoff, uno de los nativos que ha ganado su parcela en esa tierra de éter que es el Internet.

La iniciativa de Facebook es evidentemente un intento de abrirse al social media y responder a la creciente popularidad de Twitter (Twitter es "cool", "está revolucionando la forma en que consumimos contenidos" está lleno de celebridades, "es el futuro"). Al registrar una URL personalizada los usuarios podrán ahorrar clicks a sus amigos o clientes y evitarles la búsqueda de su nombre en el motor de búsqueda de Facebook, podrán aparecer directamente en los resultados de Google. De esta forma Facebook busca convertirse en el proveedor de la página personal (casi oficial) de millones de usuarios, algo que es parte de un nuevo servicio de Google.

Aunque Facebook amedrenta los peligros de compartir información públicamente con sus filtros de privacidad (los cuales ciertamente ya han generado controversia), el hecho de exponerse al mar abierto del Internet podría revelar un error fatal. La privacidad de Facebook es era su virtud.

"Su única ventaja competitiva en el espacio de Internet, su única razón de existencia, es que era más personal, más hermético, y, discutiblemente, más privado que el mismo Internet. Incluso entonces el problema no era como hacer que las personas te encontraran, sino como hacer para no amistar a aquellos que sí lo hacían. Ahora seremos rápidamente encontrables vía Google ¿qué queda para distinguir a esta red de socialización de la red social que es el Internet?

"Es más, al convertir las páginas de Facebook en página normales de Internet, la compañía muestra lo cerca que ha estado siempre de la Internet real , al remover las últimas fronteras ilusorias entre el mini-universo de las páginas de Facebook y el ecosistema superior de la Red".

De alguna forma el embrujo se deshace y sale a la luz la realidad: Facebook no es tu amigo, Facebook busca sacar provecho de tu existencia en sus confines. Y aunque estas URL no sean vendidas, por el page rank (el algoritmo que define que páginas aparecen entre los primeros resultados de una búsqueda) que Facebook tiene en Google (9) y en cierta medida traspasará a las páginas personales, el valor promocional que estas páginas tendrán es algo que muchos querrán aprovechar. Un page rank que los usuarios le han dado a Facebook. Y crea una nueva pregunta ¿qué sucede si no quiero usar un nickname o quiero que mis amigos me puedan encontrar por mi nombre, pero no quiero que mi página de Facebook sea la primera página que aparezca de mí en Google?

Claro que tendré la posibilidad de decidir si las personas que me encuentran por Google pueden o no acceder a mi página. Y los usos de promoción son obvios. Entonces ¿cuál es el problema? Por una parte el movimiento de Facebook al crear URLS únicas hará que estás páginas tengan mayor page rank ( como MySpace) y sean una de las primeras páginas que aparezcan relacionadas con nuestro nombre y por otra parte denota una intencionalidad ulterior: las páginas podrán accederse públicamente y, aunque yo mantengo la decisión, el impulso borra las fronteras, la dualidad diluye el origen: Facebook es y no es una red social privada (quiere ser Twitter y a la vez MySpace y no dejar de ser Facebook). La indefinición crea fantasmas y muestra la identidad hipermercante, border, de Facebook.

douglas_rushkoff_tim_learyA Rushkoff el movimiento de Facebook le recuerda la apertura y caída de America Online:

"AOL, antes una red cerrada a su propio contenido, permitió a sus usuarios acceder a la Gran Red por primera vez. Las páginas de discusión de USENET se llenaron de novicios divagando y preguntando cómo descargar pornografía. Lo que antes erán conversaciones de alto nivel rápidamente se desvirtuaron hacia el más bajo denominador común mientras una enorme población de sujetos no-inicados en la etiqueta básica de Internet anegaron las redes más rápido de lo que los podíamos educar".

"El impacto fue peor aún para AOL. Al abrirse al Gran Mar del Internet, AOL, se reveló a sí misma como una pequeña alberca. Una mini-internet. Una vez que las personas pudieron usar a AOL como un portal para acceder a la verdadera inadulterada internet, la compañía se vio reducida a un mero ISP. AOL se volvió una serie de números telefónicos con los cuales te conectabas a la red y poco más".

El Internet que crea veloces imperios asimismo los destrona (Friendster, MySpace, Orkut, Napster, CompuServe). El espíritu digital original se mueve impredeciblemente, pero siempre hacia su libertad...

Aunque los usuarios podrían darle un uso a su registro más en una tónica irreverente www.facebook.com/suckmyfacebook o lo que sea, muchos otros se pelearan por ser el único Rob Johnson o Rupert Murdoch o el reydelporno. Lamentablemente Facebook protegerá a las marcas: yo no podre ser crack-ups o Milky-Way o sólo podre serlo hasta que las marcas reclamen su dirección.

Y sea o no el inicio del fin de Facebook (seguramente ha sido bien estudiado económicamente), lo más interesante es que vuelve a revelar el cobre instintivo que mueve a una empresa que tiene pocas cuitas por la información de sus usuarios y que al parecer tiene oscuras ligas con la CIA y potentados de la sociedad tecnotrónica. Un empresa que, pese a corrgeir sus términos de uso y desmentirse ya no será dueña para siempre de tu información, sigue dando a entender que busca desesperadamente beneficiarse de la hipertansmisión de vidas privadas que se da dentro de su red vigilante. Tal vez Facebook no sea Big Brother, tal vez nunca quiera serlo, pero tiene la capacidad de serlo, y ese es su mayor capital.

Un excelente artículo del diario británico The Guardian investiga las relaciones de la "Pay Pal Mafia" (y la CIA) y su inversión "angelical" en Facebook, a través de Peter Thiel, asistente a la reunión de los Bilderberg en el 2009.

With Friends like these... Tom Hodgkinson on the politics of the people behind Facebook

Y sin embargo una vez adentro quién puede salir, sólo queda jugar a torear al minotauro.

Facebook's Fatal Error (Douglas Rushkoff)

Facebook's imminent 'username' registration raises risks of cyber-squatting