*

X
Las últimas encuestas muestran que la popularidad de Barack Obama ha decaído desde que asumió la presidencia hace unos meses: y esto podría representar el fin del coíto post electoral

barack_obama_presidente_eu_divorcio_matrimonio

Parece que los días de sexo astral en un paradisíaco hotel de la costa de Indonesia, con chocolatitos en la almohada, desbordantes frutas eróticas, flores por doquier y un jacuzzi en la habitación, han terminado... Barack Obama ya no es más ese radiante nuevo esposo que carga a su país a la cama mientras éste sueña seducido con orgásmicos panoramas en un futuro inmediato. Su permanente sonrisa y su cara de honeymooner aparentemente ya no son suficientes para mantener la confianza de su hasta hace poco idolatrante electorado.

Según la última encuesta publicada por USA Today / Gallup, sin duda una de las de mayor peso en la escena política de Estados Unidos, la popularidad de Barack decayó nueve puntos desde enero pasado. Una caída ciertamente relevante en la métrica de aceptación de cualquier figura pública, y más tratándose de un recien llegado presidente.

Al parecer la cruda recesión económica que azota al país, sumado a una cierta desconfianza frente a su programa económico, han mermado de manera importante el rating de Obama frente a sus gobernados. Su popularidad se encuentra actualmente en un 55% lo que resulta en una tenebrosa comparación con el período de George W. Bush, que a la misma altura de su gobierno en 2001 se ubicaba un punto arriba con 56% (aunque esto probablemente demuestre más el aletargamiento de la población en ese entonces y el poder de Fox News en la opinión pública, que otra cosa).

Por ahora solo queda a Barack trabajar duro y tomar decisiones precisas y redituables en temas clave, como lo son la economía interna, las relaciones al exterior, y la salud pública. Pero también deberá acertar en cuestiones aparentemente simbólicas, pero que a la larga determinarán buena parte de su lugar en la historia, como el medio ambiente, su mano dura con los lores obscuros de las finanzas, sus incentivos a medidas como la energía alternativa, el respeto integral a todas las minorías, y por qué no, la parcial legalización de la drogas.

Más Obama en Pijama Surf:

Obama, el gran seductor de audiencias que aún debe probarse como presidente

Obama llega a las tachas: drogas en forma de caricaturas

“Barack Obama” más peligroso que “Viagra”

Peter Souza, co-creador de la imagen ‘cool’ de Obama

El 6 de agosto de 1945 el bombardero B-29, “Enola Gay”, bajo el comando del Coronel Paul W. Tibbets, lanzaría la primera bomba nuclear sobre la ciudad japonesa de Hiroshima
hiroshima-and-nagasaki-000-251x300 El día después del ataque a Pearl Harbor, el presidente de los Estados Unidos, Franklin. Delano Roosevelt declaró ante su pueblo que ese día quedaría grabado en la memoria como el día de la infamia: "a day that shall live in infamy". El 7 de diciembre de 1941, 2403 marinos estadounidenses perdieron la vida en un ataque relámpago de la fuerza área japonesa. El ataque a la marina de los Estados Unidos en Pearl Harbor motivó el ingreso de ese país a la Segunda Guerra Mundial. El 8 de diciembre de 1941, el Congreso de los Estados Unidos declaró la guerra al imperio japonés, días después los países miembros del eje, Alemania e Italia harían lo propio frente a los estadounidenses. El fin de la Segunda Guerra Mundial vendría años más tarde con aún más infamia. El 6 de agosto de 1945 el bombardero B-29, "Enola Gay", bajo el comando del Coronel Paul W. Tibbets, lanzaría la primera bomba nuclear sobre la ciudad japonesa de Hiroshima a las 9:15 de la mañana a una altitud de 31,600 pies. La bomba destruyó el segundo centro militar más importante del Japón, evaporó más de 80 mil personas, acabó con el segundo ejercito japonés y cuatro millas cuadradas de la ciudad. Tres días más tarde, el 9 de agosto, otra bomba sería lanzada sobre la ciudad de Nagazaki, eliminando a más de 36 mil personas. El 2 de septiembre de 1945, Japón se rendía ante las fuerza aliadas. nagasaki El proyecto de la bomba nuclear en los Estados Unidos comenzó en 1939, cuando Albert Einstein, Enrico Fermi y Leo Szilard expresaron al presidente Roosevelt su preocupación sobre los experimentos con fusión nuclear en la Alemania nazi. En mayo de 1941 el presidente Roosevelt confió al ejército un proyecto, llamado "Manhattan", para el desarrollo de experimentos nucleares. Enrico Fermi y otros comenzaría a colaborar en la investigación para el desarrollo de una bomba nuclear en un pequeño laboratorio en Oak Ridge, Tennessee. Los progresos eran tales que en 1944 el laboratorio se mudó a enorme complejo en Los Alamos, Nuevo México bajo la responsabilidad del físico estadounidense J.R. Oppenheimer. La primera prueba nuclear exitosa tuvo lugar el 16 de julio de 1945, semanas más tarde, la humanidad conocería la capacidad destructiva de esta nueva arma, se daría inicio a la era nuclear y con ello la posibilidad de la aniquilación completa de la humanidad Carta de Issey Miyake The New York Times: Aniversario Mainichi News Aniversario Mainichi News: Testigos Hombre Sobrevive dos Bombas Atómicas Mayoría de estadounidenses apoyan el haber utilizado bomba nuclear Una historia fotográfica de Hiroshima y Nagazaki Asociación Mundial de Energía Nuclear: las pruebas nucleares Asociación Mundial de Energía Nuclear: todo sobre la energía nuclear