*

X
Fundada en 2008 por Ray Kurzweil y Peter Diamandis, la Singularity University apunta al aceleramiento de la revolución tecnológica y el desarrollo de una tecnosociedad mejor capacitada

singularity_university_ames_hanger_nasa En el corazón de Sillicon Valley, al interior del NASA Ames Research Center, el año pasado nació una singular institución educativa que utiliza sus aulas para cabildear con los paradigmas que delimitan las futuras tendencias. Originado como un proyecto de educación futurista por Ray Kurzweil, Peter Diamandis, y otros tecno visionarios, la Singularity University fue originalmente financiada por el gigante de Mountain View, Google, y por la agencia de aeronaútica espacial de Estados Unidos, la NASA.

Los cursos en esta instiución podrían considerarse como algo particular en muchos sentidos: la duración de los mismos va de tres días a nueve semanas y las materias tienen títulos que aprecen nombres de películas de sci-fi. Arrancando formalmente a principios de 2009, los primeros 40 alumnos fueron elegidos entre 1,200 aplicantes. La primera sesión comenzó en junio pasado y terminará a principios de agosto. El costo total de las nueve semanas es de 25,000 dólres, pero la mayoría de los estudiantes aceptados tienen becas parciales o totales para cursar alguno de las siguientes materias:

Estudios futuristas y predicciones Política, leyes y ética Finanzas y entrepeneurship Redes y sistemas de computación Biotecnología y bioinformática Neurotecnologías Medicina, neurociencia, y evolución humana Inteligencia artificial, robótica, y computación cognitiva Energía y sistemas ecológicos Ciencia físicas y espaciales

En palabras de su director y uno de sus co-fundadores, Bob Richards, esta academia se distingue del resto en que:

"Las universidades tradicionales tienden a empujar a las personas dentro de estrechos túneles. Nosotros tratamos de trabajar en un canvas mucho más amplio, abordándolo desde un enfoque completamente multidisciplinario".

Mientras Peter Diamandias añade:

"Los verdaderos parteaguas en la evolución de la humanidad contemporánea siempre se gestan en el borde fronterizo entre disciplinas diversas o incluso tradicionalmente consideradas como opuestas"

Este monumento a la educación futurista y multidiciplinaria llamó la atención del equipo editorial de Pijama Surf, luego de leer un extraño anuncio en la edición impresa de la revista Wired, del mes de julio, en el que una extraña universidad se publicitaba, a la manera de las tradicionales, mediante una carta de uno de sus fundadores dirigida a los potenciales aspirantes. A pesar de la formalidad gráfica de la misma, el contenido llamaba la atención por su extravagante discurso. En esta carta, escrita por el buen Ray, titulada "Conoce tu Futuro", se hacían alusiones a la posibilidad de desarrollar como proyecto empresarial una red de prostitución transplanetaria con spas eróticos para extraterrestres:

"Nuestros profesores retarán a tu mente y te invitarán a que te cuestiones no sólo preguntas cómo ¿Habrá vida en otros planetas? Sino también si estos seres tienen agujeros sexuales y como sería posible monetizar este fenómeno."

Además, la extraña misiva incluía algunas provocativas invitaciones del estilo:

"Muy pronto alguien - probablemente tú - desarrollará una tecnología que revolucionará al universo mismo. La primera vez que tuve una verdadera visión entrepeneur fue durante una sesión de masaje shiatzu al interior de una cámara de gravedad cero"

Tras terminar de leer esta publicidad no pudimos evitar investigar un poco más sobre esta sui generis academia para compartir la información con ustedes. y aprovechamos el contexto para preguntar: Y tú, estimado lector, ¿estás listo para educar el futuro?

Singularity University

NASA, Google and ISU Founders Create Singularity University at Ames

Ray Kurzweil habla sobre la Singularity University en TED Talk:

Evolución de los robots: 'deceptibots' aprenden a mentir

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/18/2009

Robots con cerebros artificiales muestran características evolutivas y aprenden a hacer trampa para sobrevivir

robotcommunicationLos robots son como nosotros. Y la evolción no tiene ética. Un grupo experimental de bots con cerebros artificales inspirados en animales aprendió a engañarse entre sí para obtener comida digital.

Los investiagadores, liderados por el biólogo Laurente Keller, colocaron a los robots en una arena donde se etiquetaron dos discos de papel, uno de "comida" y otro de "veneno". Encontrar la comida y mantenerse cerca de ésta les daba puntos. Cuando los robots encontraban el alimento tenían que encender una luz azul para avisar a sus compañeros. Sólo los robots que tenían una cantodid suficiente de puntos avanzaban a la segunda ronda, despidiéndose de su generación hacia el siguiente examen evolutivo.

Los investigadaores copiaban los cerberos de los robots exitosos, apenas 14 neuronas con 33 conexiones sinápticas, y los usaban para programar la siguiente generación dejando un hueco para el azar y la posible gestación de mutaciones.

robots-mientes-engañan-cerebro artifciialYa que no había suficiente comida y que los espacios alrededor del mana se apretaban, los investigadores notaron que aquellos que conseguían más comida mantenían en secreto su ubicación (no encendían la luz). Y lo que es más sorprendente, que a partir de la 50ª generación algunos de ellos mandaban la señal en zonas donde no había alimento, para confundir al resto.

Al parecer el trickster es un arquetipo que supera los confines de la cultura humana.

Otro proyecto, el Blue Brain, trabaja en la creación de un cerebro humano electrónico, lo cual significaría exactamente lo que se presenta en películas como Terminator, un nuevo ser inteligente en la faz de la Tierra, el director de este proyecto calcula que en un decada habrán logrado copiar el cerebro humano y generar androides. Lo cual también plantea un inevitable camino bidireccional, puesto que podremos insertar componentes electrónicos a nuestro cerebro y maximizar nuestro desempeño. El transhumanismo habrá llegado.

Y la pregunta final a este asunto, es ¿nos robaran los robots nuestro lugar? Puesto que como sucede en las películas, una vez que se enciende la máquina no siempre se puede apagar.

Vía Wired

Proyecto Blue Brain al borde de crear una computadora con un cerebro humano

Animats: neuronas artificiales