*

X

Dios en el cerebro: creencias religiosas desarrollan inteligencia social

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/05/2009

Científicos estudian la influencia de las experiencias religiosas en el cerebro: al parecer la idea de dios afecta la materia cerebral activando regiones empáticas vitales para la evolución social del hombre

TheHologram12-full

Al escanear el cerebro de personas que creen en Dios se revela que la religíon está involucrada en regiones neurológicas vitales para la inteligencia social. Esto es, más allá de que exista Dios o no, la creencia religiosa en algún momento fue muy útil para propiciar la evolución de la mente humana.

En un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, personas que reportaron haber experimentado íntimamente a Dios, participaban en comportamientos religiosos o hasta tenían "temor divino", tendieron a mostrar mayor tamaño en las regiones cerebrales relacionadas con la empatía, comunicación simbólica y regulación emocional. El intento del estudio no era encontrar el punto de dios (o punto G del cerebro), sino estudiar los patrones dentro del cerebro en personas que dicen ser religiosas.

Según el Dr. Jordan Grafman, la capacidad de albergar pensamientos religiosos podría haber contribuido en llevar al cerebro primitvo a su forma actual de sofisticación social. Grafman cree que los origenes de la creencia en la divinidad residen en los mecanismos que evolucionaron para ayudar a los primates a entender a sus familiares y a otros animales. "Intentamos usar los mismos mecanismos sociales para explicar fenómenos poco comunes en la naturaleza".

La eterna pregunta en este caso, es si dios se descargó en el cerebro del hombre como una neuro huella digital (o un inevitable holofractal de su indentidad con el universo, de que en un quantum está encriptada la información de todas estrellas) o si el cerebro del hombre, desde el más puro materialismo, creó la idea de dios, la cual en la medida que le sirvió evolutivamente se dispersó como se dispersa un virus.

Se ha encontrado que existen cicrcuitos neurológicos en el cerebro frontal que están "cableados" para dar lugar a la idea de dios, esto es parte de una rama de la ciencia conocida como Neuroteología. Esta discipina ha sido criticada por reduccionista.

Otro tema interesante es como una idea transforma la materia (creer es crear: la idea de dios electromagnéticamente esculpe zonas cerebrales) lo que nos dice mucho de la neuroplasticidad de nuestro cerebro, y nos revela cómo es posible autoprogramarnos si en realidad lo queremos, puesto que de cualquier forma nuestro pensamiento (caótico, involuntario, trivial, o como sea) nos está programando. Existe un inevitable nuevo canto cósmico desde el centro que está en todas partes (pero su circunferencia en ninguna) e incluye con pruebas a la ciencia y con imaginación a la magia: mente sobre materia.

Religious Experience linked to brain social regions

Searching for God in the Brain

God and the Brain

El cerebro holográfico

How consciousness creates reality

Programming and Metaprogramming in the Human Biocomputer

Nidal Malik Hasan, autor de la matanza en Fort Hood, Texas, conjuga todos los horrores de la guerra en el Medio Oriente

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/05/2009

Nidal Malik Hasan, de 39 años de edad, asesinó a 12 soldados, un civil y dejo a 28 personas heridas en una verdadera masacre dentro de las instalaciones del Fuerte Hood en el estado de Texas.
hasan

Cortesía CNN

Nidal Malik Hasan, de 39 años de edad, asesinó a 12 soldados, un civil y dejo a 28 personas heridas en una verdadera masacre dentro de las instalaciones del Fuerte Hood en el estado de Texas. El mayor del ejército de los Estados fue neutralizado por la policía pero logró sobrevivir las cuatro heridas de bala que impactaron su cuerpo. Hasan se encuentra hospitalizado, en una situación crítica pero estable. Hasan nació en Virginia pero sus padres son emigrantes árabes de un pueblo cercano a Jerusalén. Después de acabar su educación preparatoria se unió al ejercito, en contra de los deseos de sus padres, bajo un programa conocido como ROTC. El ejército le dio la posibilidad de cursar la universidad, estudiar medicina y hacer una especialización en, paradójicamente, psiquiatría. El mayor del ejército estudio en una renombrada escuela, Virgina Tech University y en el Uniformed Services University of the Health Sciences en Bethesda, Maryland En los últimos años, el mayor Hasan, fue un terapeuta en el centro médico del ejercito Walter Reed, en Washington DC, para los soldados que regresaban de las aventuras militares de la era Bush, Afganistan e Irak, y presentaban síntomas de estress post traumático. Recientemente Hasan fue trasladado al centro médico del ejército Darnall en el Fuerte Hood. Es una obviedad decir entonces que el Mayor Hasan conocía a profundidad la brutal realidad de la guerra. Aunado a todo esto, Hasan experimentaba en carne propia el resultado de la patética incursión militar en Afganistán e Irak, y la propaganda estadounidense en contra del Islam. Hasan era un musulmán por lo que era continuamente molestado por sus compañeros en un contexto nacional de intolerancia hacia los musulmanes. De acuerdo con las declaraciones de familiares cercanos, Hasan deseaba con ahínco dejar de pertenecer al ejército de los Estados Unidos. Sin embargo, las cosas no terminaron ahí. El círculo de la perversidad y el absurdo se completó cuando el ejército tomó la decisión de trasladar al Mayor Hasan a una de las zonas de conflicto, Afganistán, a finales del mes de noviembre …lo demás es historia. Con información del New York Times