*

X

Hackeando el viento en África

Por: pijamasurf - 10/06/2009

William Kamkwamba, "el niño que hackeó el viento", quiere volver a su natal Malawi y a todo África autosustenables; sus molinos hechos en casa y su sueño de energía libre son un ejemplo de la imaginación en su estado natural usando a la tecnología para materializarse

_mg_45482Algunos ven limones y hacen limonadas. William Kamkwamba vio e el viento e hizo un molino (el máximo símbolo de la imaginación quijotesca).

William tenía 14 cuando vio una foto de un molino en un libro de texto de Estados Unidos y decidió ensamblar un artilugio para hackear la energía del viento. El joven malawi combino pedazos de una pipa de gas, un auto viejo, una bici y árboles de goma azul para crear su artesanal molino. Su único entrenamiento fue un libro de texto llamado Using Energy.

Al principio William sólo quería tener suficiente energía para prender un foco y leer en la noche. Al momento ha logrado construir tres molinos y encargarse de le electricidad de su casa y de la de sus vecino así como bombear agua para el riego de los campos de su pueblo y el uso doméstico.

Ahora este feral- tech wiz-kid quiere llevar sus molinos (DIY: do it yourself) a todo Malawi y planea construir una perforadora en el verano para hacer 40 hoyos para bombas y agua. Su objetivo es construir una motherland autosustentable, una África que no dependa de la filantropía (o de la explotación) tecnológica.

"Los problemas que tenemos son la electricidad y el agua. Quiero atacar los dos al mismo tiempo", dice temerario el joven Kamkwamba, de 22 años.

El sueño de William era ser mecánico pero a los 14 años fue expulsado de la escuela por que su familia (tiene seis hermanas) no podría pagar la colegiatura. Al mismo tiempo Malawi sufría de sequía, pero, pensó William, tenía suficiente viento. De esta forma William ideó su primer molino (itzpapalotl de chatarra) para regalarle a sus hermanas la esmeralada del viento (ehecatlcoatl). Al principio la gente de su pueblo lo llamaba "hombre que fuma marihuana", pero ahora es el heroe. El lifestlye de su pueblo ha subido de nivel y ahora cultivan maiz, soya, papas y beben agua saludable.

El periodista Brian Mealer ha escrito un libro sobre William The Boy Who Harnessed the Wind.

William habló en las pestigiosas conferencias de innovación tecnológica TED en el 2007.Entre la élite tecnointelectual del planeta, las palabras de Kamkwamba fueron una de las más sinceras fuentes de inspiración. Con su genuina sonrisa luminosa, y su intención "de trabajar con la energía" para todo África, William recibió fondos para la educación de su staff de trabajo en su pueblo y para sus estudios en Sudáfrica, también logró recibir fondos para colocar paneles solares en varias casas.

El caso de William es un ejemplo de cómo la necesidad puede ser superada por la voluntad imaginativa y como la matriz energética del planeta solo aguarda un sensible acercamiento para alimentarnos infinitamente.



Vía Wired

La playmate Anna Nicole Smith sucumbió ante la dulzura hipnótica del hidrato de cloral

Por: pijamasurf - 10/06/2009

La modelo de lo bizarro, sexy y grotesca al mismo tiempo, pereció ante el delirio dulce de una droga similar al cloroformo después de que muriera su hijo, aclara ex guardaespaldas... El chloral hydrate es lo más cercano al Leteo
anna-nicole-smith La ex playmate y símbolo sexual de lo bizarro Anna Nicole Smith murió de una sobredosis de hidrato de cloral, un poderoso sedante utilizado para facilitar el sueño. La muerte de esta psyco-princesa estuvo rodeade de una aura misteriosa de pop penumbra con un mash-up de tragedia, pero ahora su ex guardaespaldas ha declarado que Anna Nicole arreció en su consumo de este sedante después de que muriera su hijo Daniel en el 2005, llegando a beber el líquido directo de la botella (tal vez como un fálico Morfeo enlutado de cuento de hadas pesadillesco). Los que han probado esta sustancia llamada en el slang como knockout drops, describen su efecto como lo más cercano al lago del olvido del Leteo, donde se borran los cassettes. En algunas escuelas de Estados Unidos es usada como date-rape-drug, y no son pocas las historias de jóvenes que empiezan a sufrir sueños profundos sin recuerdos y luego se dan cuenta que han sido sodomizados constantemente por su compañero de cuarto. Anna Nicole saltó a la fama luego de que se convirtiera en playmate del año y contrajera matrimonio con un inveterado millonario petrolero J. Howard Marshal, (Marshall tenía 89 al momento de la boda,63 años mayor que ella) a quien conociera en un stripclub. Luego Anna Nicole explotó con un talle de senos que competía con Dixie Dynamite y expuso su particular vida privada en su reality The Anna Nicole Smith Show, el reality se enfocaba en la vida doméstica de una Anna Nicole que había subido grotescamente de peso después de perder popularidad. Lo más destacado del show fueron los fallidos intentos de Anna Nicole por curar la afición de su poodle por tener sexo con objetos inanimados, su adicción a las compras, no obstante su precaria situación económica, su relación de amor-odio con su primo redneck desdentado o su periodo de celibato involuntario. El final de la oscura telenovela de la vida de Anna Nicole estuvo marcado por el caso Marshall vs Marshall en el que la familia de su ex esposo fallecido J. Howard objetó que Anna Nicole sólo se había casado con el magnate por dinero y peleó por su herencia, de los $449,754,134 que al parecer le iban a tocar, Anna Nicole acabo pagando 1 millón en gastos legales. Después de la muerte de su hijo y convertirese en el símbolo del trash celebrity, Anna Nicole se hundió en el biberón del hidrato cloral. Su ex guardaespaldas Maurice Brighthaupt, ha dicho que la droga (similar al cloroformo) fue recetada por los médicos de Anna Nicole, por lo cual se podría iniciar un caso de homicidio similar al de Michael Jackson. Anna Nicole entra en la selecta compañía de junkies escritores del hidrato cloral, personalidades de la talla de William Burroughs que fue expulsado de una escula por darle este sedante a un compañero, el novelista católico francés Andre Gide y el poeta y pintor prerrafaelita, Dante Gabriel Rosseti, que dijera del hidrato cloral 'Everyone has skeletons in their cupboards, and this is mine.' Vía LA Times