*

X
Una introducción al significado de la meditación y un sencillo ejercicio para meditar en este momento

Es casi universalmente aceptado que la meditación es una excelente técnica para entrenar la mente y para profundizar en el autoconocimiento. La meditación puede practicarse sin ninguna afiliación a una escuela o secta religiosa y se pueden obtener beneficios notorios en tan sólo 8 semanas o menos, según este estudio de Harvard. Dicho eso, la meditación tiene diferentes niveles y para profundizar en ella sí es necesario estudiar dentro de algún sistema contemplativo, dentro del cual deja de ser un paliativo o una técnica de concentración solamente y se incrusta en un sendero de conocimiento y liberación. 

Para empezar, sin embargo, más allá de la teoría, simplemente hay que practicar. De acuerdo con el maestro budista Sogyal Rinpoche: "La pereza occidental consiste en retacar nuestras vidas de actividad compulsiva para que no haya tiempo de enfrentar lo importante". En otras palabras, nos es muy fácil encontrar todo tipo de excusas para no enfrentarnos con lo que sentimos, con la naturaleza de nuestra mente. Lo profundo, lo vacío, lo que no está lleno de fáciles y rápidos estímulos nos aburre o nos aterra. Como escribió Pascal, no hay nada más difícil para un hombre que quedarse quieto sin hacer nada, y esto es el origen de la mayoría de sus problemas. En su libro The Attention Revolution Allan Wallace explica que, desde la perspectiva budista, la mayor parte del mundo padece un déficit de atención. No sólo los que han sido diagnosticados sino casi todos nosotros, incluyendo a gente descrita como "exitosa". El maestro de meditación dzogchen Nyoshül Khenpo Jamyang Dorje cita las palabras del Buda Shakyamuni: "Cultivar totalmente la mente, esa es mi enseñanza". Para cultivar la mente nadie ha encontrado una mejor alternativa hasta ahora: es necesario meditar. No hay forma de saltarse la práctica. 

Así, el primer paso para meditar es simplemente decidir que uno va a hacerlo e interrumpir lo que estaba realizando para buscar el silencio interno. Darse unos minutos para suspender la actividad y la ruminación. La técnica esencial de la meditación para principiantes es dirigir la atención a un objeto --puede ser la respiración (contarla o sentir las sensaciones corporales que se producen al respirar), una imagen que visualicemos internamente o que observamos en el espacio externo, o muchas otras cosas. Lo importante es que cuando nuestra mente divague y se distraiga de cualquiera que sea nuestro objeto meditativo hagamos una recolección de la atención y la llevemos al objeto. Sólo eso, sin que nos frustremos si ponemos atención mucho tiempo o poco o si surgen muchos o pocos pensamientos. Únicamente hay que regresar la atención a aquello que decidimos antes que es nuestra meditación. Este es el significado del término pali que enseñó el Buda, "sati", recolección, el cual ha sido traducido como "mindfulness" y en español "atención plena", lo cual diverge un poco de las enseñanzas originales budistas.  

Erik Pema Kunsang, maestro de meditación, traductor de textos tibetanos y alumno del maestro tibetano Tulku Urgyen Rinpoche --quien es recordado por su inusitada capacidad para colocar a sus discípulos en el estado natural de la mente, ha hecho una sencilla explicación que captura la esencia de la meditación. En el tema de la postura, si bien se puede meditar parado, caminando, sentado o acostado, generalmente se recomienda que para empezar la persona se siente con la espalda recta, las piernas cruzadas de manera relajada, la cabeza balanceada en la espina dorsal, los ojos cerrados o abiertos (en esto varían diferentes técnicas, la famosa postura de los siete puntos de Vairocana menciona que los ojos deben estar entreabiertos). La idea aquí es que el cuerpo esté cómodo para que el individuo pueda mantenerse sentado la mayor cantidad de tiempo posible y a la vez no se promuevan los dos extremos: lasitud y excitación. Tener la espalda derecha nos mantiene despiertos y hace que fluya mejor la energía que es llevada por la respiración. En conclusión, hay que imitar la postura meditativa clásica pero esto sólo es la preparación ya que la meditación, aunque puede tener como objeto el cuerpo, ocurre en la mente; es la mente la que medita. 

Dice Erik Pema que su maestro Tulku Urgyen "enseñaba que la meditación significa no perturbarse cuando algo ocurre". Esto significa que tu conciencia puede simplemente ser. En ese estado continuo de sólo ser, podemos usar técnicas para ayudar a que se desdoblen la compasión y la sabiduría trascendental. Chögyam Trungpa enseñaba similarmente que la meditación es dejar que las cosas sean (en inglés "Let it be", como la canción de The Beatles). Esto no debe confundirse y no hay que pensar que sentarse y cerrar los ojos, no importa lo que suceda, ya es meditar. Dejar que las cosas sean tiene que ver con la noción de no aferrase o apegarse a las cosas y a los conceptos, esto es, si se producen pensamientos uno no se resiste a ellos pero tampoco se adhiere a los mismos. Deja que sean y como la naturaleza de las cosas es que son cambiantes e impermanentes, entonces es seguro que los pensamientos se harán ligeros y desaparecerán poco a poco.

A continuación una meditación para principiantes, enseñada por Pema:

Siéntate de manera relajada, con la espalda relajada y por unos momentos permanece así. Luego piensa: "Usaré este tiempo de la mejor manera que pueda, con la mayor conciencia, con una mente abierta y suave, para ayudarme a mí y a los demás".

Respira naturalmente, relaja todos los músculos en la profundidad del cuerpo y sólo sé. 

Prueba esto por un rato y ve lo que sucede. No traigas a la mente demasiadas ideas sobre meditar y la meditación. Sólo permítete estar en un estado natural. Esta es la base para el principiante.

Cada vez que se te olvide lo que haces, sólo regresa al principio otra vez. Detente después de 5 minutos y pide un deseo: que la bondad de estar presente, suave y con una mente abierta, beneficie a los demás y a mí.

Lentamente, obtendrás un poco de experiencia personal sobre cómo es en realidad sólo estar sin hacer nada, en un estado alerta. Este es un fundamento simple, y puede ser expandido infinitamente. 

¿Qué hay detrás del resurgimiento de la piratería, en Somalia? ¿Cómo se formaron estos nuevos protagonistas de la geopolítica mundial? y ¿Por qué en su país son una especie de ídolos, estilo mafia de reggaeton en el caribe, admirados por sus mansiones y sus bellas esposas? Un clavado a la realidad histórica de Somalia
somali-piratas-somalia

Pocos sabemos de Somalia, pero recientemente se ha convertido en el foco de la atención mundial. A partir de abril de 2008, con los secuestros a un yate de bandera francesa, un buque carguero ucraniano con más de 33 tanques a bordo y, en noviembre de 2008, con el secuestro del buque tanque saudita Sirus Star” con más de 100 millones de dólares en crudo , la noticias sobre un alarmante incremento en el número de secuestros de barcos por piratas somalíes han puesto los ojos del mundo en el cuerno de África.

La última ocasión en que Somalia recibió la atención del mundo fue, tristemente, en octubre de 1993, cuándo un equipo de asalto especializado del ejercito de los Estados Unidos, en apoyo a las fuerzas de la Naciones Unidas UNOSOM II en su lucha contra la milicia somalí leal al “warlord” Mohamed Farrah Aidid, fueron literalmente acribillado en la calles de Mogadishu. La épica batalla fue más tarde fue llevada a la pantalla grande en 2001 por el director Ridley Scott con Black Hawk Down .

No cabe duda que el conflicto puede colapsar una de las rutas mercantes más importantes del mundo en la que cerca de 20 mil buques de todo tipo cruzan por el estrecho de Bab el-Mandeb. La disrupción de esta ruta puede llegar a tener un efecto negativo sobre los costos del transporte de mercancías en la zona.

El más reciente incidente en el que un grupo de Navy Seals lograron rescatar a Richard Phillips capitan del “Maersk Alabama”, navío con bandera estadounidense, ha promovido algunas posiciones que consideran que la solución al conflicto es relativamente sencilla, armar a los barcos que surcan por esta peligrosa zona. Mejor ni pensemos en lo que podría suceder en un enfrentamiento armado entre piratas armados con lanzacohetes y un buque tanque petrolero.

El problema es resultado de un estado fallido. Desde los años noventa Somalia ha sido el teatro de un conflicto interno que no ha permitido la construcción de un Estado. Más de 2.5 millones de personas están a punto de morir de hambre, un tercera parte de la población, y un millón han sido desplazados de sus hogares.

Desde 1991 no hay un gobierno firme. En un artículo publicado por OpenDemocracy Georg-Sabastian Holzer explica con claridad la raíz del problema. La inseguridad en la zona de Puntland, en donde se encuentra la mayoría de los piratas, es resultado de lo que suceede tierra adentro. El gobierno actual, llamado Gobierno Federal de Transición (GFT), no es reconocido por la gran mayoría, de hecho, se le considera una marioneta del gobierno etiope que invadió y sigue en Somalia desde 2006. La zona de Puntland es básicamente autónoma y ahí no gobierna el GFT. Puntland esta en manos de ex - soldados del régimen de Abdullahi Yusuf, que gobernó esta zona entre 1998 y 2004. Aunado a esto, la milicia radical islamita al-Shabab esta a punto de derrotar al GFT y tomar la capital Mogadishu.

Los problemas no se quedan ahí. En un inicio la piratería surgió como un mecanismo para obtener una renta ante la rapiña que hacían los grandes intereses comerciales pesqueros internacionales en aguas somalíes, ante la falta de gobierno y regulación. En un inicio los piratas eran una especie de guardacostas de la zona, ya que exigían cuotas para que los barcos pesqueros de otros países utilizaran las zonas de pesca somalíes.iman-supermdoelo-bowie Sin embargo, el negocio cambió, cayó en manos de una mafia, se reorganizó y hasta ahoraa ha generado alrededor de 150 millones de dólares en rescates. En un país miserable este negocio ha permitido que los piratas se hayan convertido en la nueva elite somalí, que niños y jóvenes admiren sus mansiones y sus bellas esposas provenientes de las tribus nómadas del desierto somalí, como la afamada top model Iman . Asi pues, ante este panorama, todo indica que el conflicto en el cuerno de África no tenderá sino a agravarse.

Excelente interactivo de los principales ataques de piratas somalís (El País) Delfines vs Piratas Somalís Entrevista con David Bowie e Iman