*

X

A estas 2 edades una persona es especialmente sensible al trauma

Salud

Por: pijamasurf - 02/14/2017

Por la actividad que realiza el cerebro a estas edades, los eventos traumáticos podrían ser especialmente dañinos

Los científicos sugieren que existen momentos en el desarrollo del cerebro y de la personalidad humana que son especialmente sensibles, ya que durante estos períodos se realizan procesos neurales sumamente importantes.

Tara Swart del MIT mantiene que en los primeros 2 años de vida y durante la adolescencia el cerebro atraviesa por sus momentos más maleables. Las experiencias traumáticas durante estas edades pueden alterar la actividad cerebral y acabar afectando la expresión de ciertos genes. 

En los 2 primeros años el cerebro se desarrolla a un ritmo acelerado. Es aquí donde ocurren dos cosas fundamentales: los bebés empiezan a hablar y a caminar. Estos son dos grandes acontecimientos producidos en gran medida por el cerebro. Ya que el cerebro experimenta cambios tan veloces en tan poco tiempo, el trauma emocional o físico puede crear graves interrupciones en el desarrollo cerebral. Aunque uno no recordaría ninguna de estas interrupciones, de todas maneras pueden tener serios efectos en el desarrollo cognitivo y conductual, según Swart.

Un caso muy citado y sumamente triste es el de 100 mil huérfanos en Rumania que, no obstante que fueron alimentados y vivieron en condiciones adecuadas, presentaron déficits cognitivos importantes debido a que no recibieron afecto físico en la forma de ser cargados, abrazados y acariciados.

Los niños que viven el trauma de no recibir amor a esta tierna edad exhiben posteriormente afectación en el sistema límbico del cerebro, asociado con el control de las emociones. En la adolescencia el cerebro ya ha llegado a su tamaño completo y es aquí cuando surge la capacidad compleja de comparar diversos conceptos complejos al mismo tiempo. Esto puede equipararse también al momento en el que un bebé empieza a hablar, pues es entonces cuando obtiene las habilidades de comunicación y manejo emocional de la madurez. Swart explica que es por esta función cerebral más elevada que los adolescentes también necesitan mucho tiempo de sueño.

Johanna Watkins padece un síndrome que le produce alergia a numerosas cosas, incluyendo su cónyuge

Aunque pueda sonar como una analogía de una condición que muchas mujeres y hombres experimentan frente a sus parejas alrededor del mundo, en el caso de Johanna Watkins es literal. Esta mujer de Minnesota tiene un extraño síndrome de activación celular, el cual provoca que su cuerpo reaccione negativamente al contacto con numerosas cosas, incluyendo su esposo. 

El espectro de reacciones alérgicas que Watkins experimenta es bastante amplio, desde irritación en la piel y dolores en los huesos hasta desvanecerse o entrar en estado de shock. Curiosamente no es alérgica al contacto con su hermano y hermana pero, lamentablemente, la interacción con su cónyuge le implica múltiples malestares. 

Scott y yo tratamos de mirar juntos un programa. No podemos estar en la misma habitación porque soy alérgica a él, pero él se pone tres pisos abajo de mí, en un cuarto con su laptop y yo en la mía, y miramos el mismo show al mismo tiempo y mientras nos tentamos sobre lo que estamos viendo.    

Hasta ahora ninguno de los tratamientos explorados por los médicos ha arrojado resultados satisfactorios para contrarrestar la trágica condición de Johanna. El Mast Cell Activation Syndrome que padece esta mujer de 29 años provoca que las células del cuerpo que están programadas para protegernos contra las amenazas del ambiente comiencen a atacar al propio organismo.