*

X

Este video viral de tigres cazando un dron podría ocultar una oscura realidad

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 02/24/2017

Tigres siberianos en China persiguen un dron como si fuera un jugoso pájaro pero, al parecer, detrás de esto hay una sangrienta historia

Uno de los videos virales de este momento es el siguiente. Una serie de tigres siberianos persiguen un dron, como si fuera una presa. Los animales parecen pensar que el dron es carne. Sin embargo, al capturar a esta ave de presa, descubren que es de metal y parecen quedar perplejos. Los tigres parecen sufrir de obesidad y en un principio el Internet se ha divertido con esto. Todo sucede en China.

Sin embargo, no todo es sana diversión. Según el periodista científico John R. Platt, lo que vemos es a todas luces una granja de tigres. China tiene muy pocos tigres salvajes y, por otro lado, existe un mercado negro para realizar el llamado "vino de huesos de tigre", el cual es consumido como si fuera una especie de elixir. 

Todo indica que se trata de la provincia de Heilongjiang, hogar del Parque de Tigres Siberianos de Harbin, un parque de atracciones que cría tigres para que los turistas puedan visitarlos e incluso alimentarlos pero que, según reportes, obtiene ganancias de vender a los animales para la fabricación de vino de huesos de tigre (el cual está prohibido). Así si que, aunque parece divertido ver este video, en el fondo hay algo macabro. 

Hermosas fotos panorámicas del inusual fenómeno que aconteció en uno de los desiertos más grandes del mundo

Una de las imágenes más extrañas con las que podemos tropezar es un desierto nevado. Tal fue el caso del desierto del Sahara, que a finales del pasado diciembre amaneció con una sorpresa blanca para los habitantes de la ciudad de Ain Sefra.

Algunas fotografías tomadas por Karim Bouchetata circularon por Internet mostrando el curioso fenómeno. Él cuenta que “todos estaban muy sorprendidos de ver nieve cayendo en el desierto, es un acontecimiento muy raro”.

La última ocasión en que sucedió esto fue hace más de 38 años, cuando una nevada se precipitó sobre las montañas Atlas en el límite norte del Sahara en 1979. La ubicación única de esta ciudad permite que suceda este acontecimiento pues, a pesar de tratarse de uno de los lugares más calientes del mundo, el frío no es un visitante del todo extraño. Su cercanía con estos cuerpos montañosos, la altura y latitud del lugar mantienen las condiciones para que esto ocurra (aunque sea poco frecuente).

A continuación dejamos algunas fotos del fenómeno, la última es una vista satelital tomada por la NASA.