*

X
Esta increíble casa esconde hermosas imágenes de lo que fuera el proyecto de vida de un personaje fascinante

Un llamado de Dios. Así definió su constructor, Horace Burgess, la razón por la que se aventuró a comenzar este magno proyecto que le tomó, ni más ni menos, 15 años completar.

 

 

La construcción de cuatro pisos es soportada por seis árboles y para su construcción se emplearon más de 250 mil clavos.

 

 

En su interior cuenta con una sala acondicionada para realizar plegarias y ritos; ese mismo lugar está ambientado para servir como una pista de básquetbol.

 

 

Oficialmente se trata de la casa del árbol más grande del mundo y se localiza en Crossville, Tennessee. También se le conoce como "la casa del Ministro".

 

 

El total de su superficie es de 3 mil metros cuadrados. Su costo estimado está alrededor de los 12 mil dólares.

 

 

La casa está llena de inscripciones que hicieron los visitantes para marcar su paso por ahí. En el décimo piso de la construcción se encuentra una preciosa terraza pensada como un penthouse al aire libre. Por si fuera poco, cuenta con un campanario, la parte más alta de toda la construcción.

 

 

Tristemente, en 2012 fue clausurada por el jefe del departamento de bomberos de la localidad por el inminente riesgo de que, de un momento a otro, un incendio consumiera al edificio junto con sus habitantes.

 

 

El lugar está lleno de maravillosos rincones e inesperados espacios, pues aunque "el Ministro" no era exactamente un arquitecto puso toda su devoción y esfuerzo en ello.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recientemente se firmó una petición para que se rehabilite esta magnifica construcción. ¿Funcionará?

Este es fácilmente uno de los mejores videos con dron que hayas visto en tu vida

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 02/24/2017

Relájate un minuto acariciando desde el aire las montañas nevadas de Suiza con este video

Desde que los drones se hicieron accesibles en el mercado cientos de entusiastas y profesionales comenzaron a registrar el planeta desde una perspectiva a la cual antes sólo podía accederse mediante aeronaves, y gracias a esto el imaginario se llenó de paradisíacos paseos por lugares naturales y otros escenarios que hoy podemos disfrutar desde un punto de vista inédito. 

Pero si bien la mayoría de los videos capturados por drones tienen algo espectacular per se, hay algunos que califican como piezas realmente memorables (debido a una combinación entre escenario, maestría para volar el dron y una gran calidad óptica). Este video es precisamente uno de esos casos. Filmado por el usuario Gab707, el recorrido aéreo incluye una peinada a la montaña Hubschhorn, ubicada en Simplon pass, Suiza. 

La sesión, que dura 1 minuto y medio, es sencillamente deleitante, un verdadero masaje a la vista, al cerebro y por lo tanto a nuestra realidad; así que te invitamos a regalarte unos instantes de acariciar este monte nevado.