*

X
We Vibe tendrá que pagar millones por utilizar datos de temperatura para analizar a sus usuarios

En la era del Big Data no son sólo los teléfonos los que nos "espían" también los vibradores captan jugosos ríos de metadata.

La compañía de juguetes sexuales electrónicos WeVibe tendrá que pagar hasta 10 mil dólares a cada uno de sus clientes luego de que registro datos de sus usuarios sin previo aviso.

El vibrador We Vibe 4 Plus, que se conecta  vía Blue Tooth a un app, fue utilizado para recabar información a partir de la temperatura y la frecuencia de uso. Este vibrador fue promovido como una forma de que las parejas tuvieran relaciones a distancia al activarse vía remota e incluso conectándose a una interfase de video.

Los datos de We Vibe eran enviados a la compañía Standard Innovation. En total We Vibe tendrá que pagar 4 millones de dólares por esta violación a la privacidad. Estamos entrando en una época en la que los usuarios de los productos ya no son sólo consumidores sino que son también mercancía que puede capitalizarse.

 

 

Hay quienes dicen que este personaje tiene rasgos infantiles, pese a ser un líder de la nación más poderosa del planeta

Psicólogos, psiquiatras y especialistas en la salud mental han tratado de dar un diagnóstico acertado del actual presidente de EEUU, Donald Trump. Mediante sus acciones, lenguaje corporal, publicaciones en redes sociales –principalmente Twitter, entre otros, su cuerpo psíquico ha demostrado ser narcisista, misógino, machista, etcétera.

Hay quienes dicen que este personaje tiene rasgos infantiles, pese a ser un líder de la nación más poderosa del planeta. Frente a esto se viralizan en redes sociales todo tipo de memes que evidencien –o ridiculicen– el pensamiento infantil del presidente estadounidense. Un ejemplo es el browser llamado Make Trump Tweets Eight Again –Hagan los tweets de Trump de ocho otra vez–, que convierte los tuits del magnate en caligrafía de niños. Este programa puede descargarse como una extensión de Google Chrome y es una cortesía de The Daily Show. 

La extensión, como en su descripción señala, “convierte los tuits de Donald Trump en su estado más puro: los garabatos de un niño”.