*

X
Los colores, tipo de expresión, si está o no tu rostro en la fotografía; como en todo, tu personalidad se revela en tus decisiones digitales

Todos sabemos que en el mundo virtual, y sobre todo en las redes sociales, estamos creando una especie de “marca” sobre nosotros mismos. Allí nada es fortuito, cada post que publicas, foto que eliges y comentario que haces, está enfocado en asociarte a la identidad que buscas proyectar sobre ti mismo.

Por ello quizá es que las redes sociales están, probadamente, volviéndonos locos. En un gran acto de narcisismo estamos buscando proyectarnos y ello, por supuesto, invita también a la comparación y la competencia. Ahora: tampoco hay que negar que las redes sociales nos abren otras posibilidades de conectar con personas del pasado, generar lazos con otros con intereses afines, o bien, lazos laborales o informativos. Siendo así, quizá sea importante que conozcas, según algunos análisis psicológicos, las generalidades sobre qué es lo que proyectas sobre ti mismo según el tipo de fotografía que eliges.

De acuerdo con un estudio hecho en colaboración por investigadores de la Universidad de Pensilvania y la Universidad Shahid Beheshti, los siguientes son indicadores de la personalidad, según el tipo de foto elegida para las redes sociales:

 

Consciente

Se refiere a la personalidad ligada al orden, la disciplina y la conciencia sobre el comportamiento individual. Este tipo de personas suelen publicar una fotografía que abarca mayormente el rostro, y entre las fotos de perfil el gesto no suele cambiar mucho. Generalmente este último suele ser neutral, aunque más apuntando hacia una sonrisa, positividad y una persona contenta.

 

Extrovertida

Sus fotos suelen ser coloridas, aparecer con más personas y hacen distintos gestos, aunque más asociados a la felicidad que a humores negativos. Sus imágenes no suelen estar tan enfocadas en su rostro, en gran parte porque suelen salir con más personas.

 

Agradable, simpática

Sus fotografías también suelen ser coloridas, aunque menos que las de los extrovertidos. Las emociones que muestran tienden a ser positivas, pero menos eufóricas; suelen salir con terceros, pero en imágenes con mayor énfasis en su rostro que los extrovertidos.

 

Neurótica

Es el tipo de persona que normalmente omite su rostro en las fotos; los colores suelen ser más neutros, o tendiendo a lúgubres. También, si bien su expresión no es del todo negativa, tiende a ser mucho más neutra que en el resto de las personalidades aquí expuestas.

Experimenta la serenidad de una vida contemplativa en la naturaleza convirtiéndote virtualmente en el escritor Henry David Thoreau

Walden, el texto central de la obra de Henry David Thoreau, como un videojuego podría parecer un oxímoron. Los videojuegos parecen ser lo contrario a la vida que se postula en este libro. En Walden, Thoreau narra los 2 años que pasó en el bosque en Nueva Inglaterra, viviendo una vida contemplativa a un lado del estanque Walden. Thoreau construyó su propia cabaña y vivió de la naturaleza (de la cual no sólo se alimentó naturalmente sino que comulgó espiritualmente con ella).

Una vida sencilla, reflexiva, lejos de la civilización... y quizás por todo esto es que resulta tan atractivo un videojuego sobre Walden. Si bien nunca podrá sustituir el hecho de retirarse a la naturaleza, al menos es una forma de hacer reflexionar a las personas que juegan videojuegos y quizás poner una semilla para el futuro.

Walden, el videojuego, es un proyecto del USC Game Innovation Lab y en él los usuarios se convierten en Thoreau en su primer día en el bosque; sobreviven recolectando comida, pescando y construyendo una cabaña, pero también encontrando significado en la armonía y belleza de la naturaleza. Dentro de la floresta se encuentran citas del texto de Thoreau que parecen cobrar vida. Los usuarios pueden vivir algunos de los eventos centrales de la vida de Thoreau, como pasar una noche en la cárcel por negarse a pagar impuestos como protesta o visitar a Ralph Waldo Emerson, el gran platónico estadounidense que fue uno de los mentores de Thoreau. Incluso pueden elegir abandonar esta vida sencilla y buscar una vida más activa y decadente, y escribir a su editor que quieren que les consiga ponencias públicas.

Este videojuego se suma a una reciente ola de juegos que muestran una veta poética (y que se alejan de los lugares comunes de esta forma de entretenimiento) que puede tener un aspecto más educativo y creativo, como es el caso de Elegy for a Dead World, un videojuego basado en la obra de Shelley, Byron y Keats, en el que los usuarios responden a sucesos apocalípticos escribiendo versos o historias.