*

X

Las obras literarias más representativas de cada país en un mapa

Libros

Por: pijama Surf - 04/12/2017

Cada país podría estar bien representado por una novela en específico (y este mapa lo demuestra)

¿Alguna vez te has preguntado cuál es la obra literaria más representativa de tu país? Lo cierto es que en cada lugar existe al menos una pieza que por diversas razones bien podría considerarse como la más significativa de ese lugar, y esto nos revela bastante sobre las respectivas sociedades. Por ejemplo, ¿sabías que To Kill a Mockingbird bien podría considerarse como la obra literaria por excelencia de Estados Unidos?

Pero, ¿cómo definirlo? Evidentemente no se trata de una ciencia exacta sino de un ejercicio impreciso, uno relativamente subjetivo pero que a la vez puede considerar variables como la popularidad de la obra entre lectores de ese país, la relevancia cultural de la misma, su peso histórico, etc. Es más, podríamos acusar a este ejercicio de una curiosidad, pero nadie podría negar que al menos se trata de una bastante interesante y divertida. 

Un usuario de Reddit, Backforward24, se propuso visualizar en un mapa las obras literarias más representativas de cada nación. No queda del todo claro cuál fue el método, si es que lo hubo, para elegirlas, pero al repasar este mapamundi literario la verdad es que la selección parece bastante pertinente; claro que con algunas excepciones, pero también parece atinada o al menos defendible:

En el caso de América Latina destaca Pedro Páramo de Juan Rulfo, representando a México, Ficciones de Borges, a Argentina, y La casa de los espíritus de Isabel Allende, a Chile. Estados Unidos, como mencionamos, proyecta a To Kill a Mockingbird, mientras Mi nombre es rojo, de Orhan Pamuk, representa a Turquía, Tolstói y La guerra y la paz a Rusia o El conde de Montecristo, de Dumas, a Francia. 

Imagen en mayor resolución aquí

Estas son las 20 cosas que debes conocer para alcanzar la inmortalidad según el 'Bhagavad Gita'

Libros

Por: pijamasurf - 04/12/2017

La verdadera sabiduría puede hacer que una persona trascienda el sufrimiento y el cambio y alcance un estado inmortal; aquí yace el sendero del "jnana" que Krishna revela a Arjuna

El Bhagavad Gita (el Canto del Señor o la Canción de Dios) es el texto más querido y leído en la India, común a la mayoría de sus grandes religiones. Gandhi dijo que el Gita era "su diccionario espiritual" y en él podemos ver la gran síntesis del dharma de la India, incluso con grandes similitudes con la doctrina budista (si bien el Gita defiende el atman y un monismo espiritual). Ananda Coomaraswamy sugiere que el Bhagavad Gita es a la vez como la Ilíada y como el Evangelio. 

En el capítulo 13 del Gita, Krishna (la Suprema Personalidad, Dios) le revela a Arjuna que Él es quien conoce, Él es quien disfruta en toda experiencia:

El cuerpo es llamado el campo... quien observa todo lo que pasa dentro de él --los sabios lo llaman Aquel Que Conoce. Yo soy Aquel Que Conoce en el campo de todo cuerpo, Arjuna; el conocimiento verdadero significa conocer tanto el campo como a Quien lo conoce.

Tenemos aquí una de las lecciones de gnosis no dual más relevantes en la historia de la literatura religiosa. 

Krishna le dice a Arjuna la siguiente lista de virtudes y conductas que constituyen "la verdadera sabiduría":

Humildad; paciencia; sinceridad; no violencia; rectitud; pureza; devoción a tu maestro espiritual; constancia; autocontrol; contemplar los objetos de los sentidos sin pasión; libertad del sentido del yo; introspección sobre los defectos (o males) del nacimiento, de la enfermedad, del envejecimiento y de la vejez; desapego; no aferrarse a los hijos, a la esposa, a la familia o al hogar; firme ecuanimidad en lo bueno y en lo malo; una inquebrantable devoción a mí por sobre todas las cosas; un intenso amor a la soledad; disgusto de las cosas mundanas; persistencia en conocer el Sí Mismo y conciencia del objetivo del conocimiento.

Si seguimos lo anterior, especialmente la devoción a la divinidad inmanente y trascendente, podremos ser capaces de conocer el Ser o el Sí Mismo; al liberarnos de la identificación con el pequeño sí mismo y establecernos en este Sí Mismo, se disuelve la diferencia entre sujeto y objeto, entre quien percibe y los objetos de percepción. "Al conocer esto, eres inmortal; está es la suprema realidad, que trasciende tanto el ser como el no ser", le dice Krishna a Arjuna. Y aquí los versos inmortales donde Krishna explica la naturaleza de Aquel Que Conoce:

Sus manos y sus pies están en todas partes;

en todas partes sus ojos, cabezas, bocas,

en todas partes sus oídos; reside

en todos los mundos, contiene todas las cosas.

 

Aunque carece de sentidos en sí mismo,

resplandece a través de la acción de los sentidos;

sin apego a nada, todo lo sostiene,

experimenta los gunas y permanece por encima de ellos,

 

afuera y sin embargo dentro de todos los seres,

inmóvil, y siempre en movimiento,

sutil y más allá de toda comprensión,

distante pero más cerca que lo más cercano,

 

indivisible, aunque parece estar

dividido en cuerpos separados,

es quien sostiene todas las cosas

quien las devora, quien las crea.

 

Es la luz de las luces,

más allá de la oscuridad; es el conocimiento,

el objeto y el objetivo de todo conocimiento;

tiene su asiento en el corazón de todos los seres.

 

Esto, en breve, es el campo,

el conocimiento, y el objeto del conocimiento,

un devoto que entiende esto

está listo para alcanzar mi estado de ser.

 

(Traducción al español de la versión de Stephen Mitchell del 'Bhagavad Gita')