*

X

Pocos actos más temerarios que surfear estas olas (VIDEO)

Buena Vida

Por: pijamaSurf - 04/29/2017

Mira cómo surfistas desafían las olas más grandes del mundo, durante la reciente temporada invernal

El surf, además de haberse convertido en uno de los deportes extremos más populares del mundo, también se ha consagrado como sinónimo de libertad y atrevimiento. Para entenderlo basta imaginar enfrentarte a edificios de agua en movimiento que honran, de manera preciosa, la fuerza natural. Y si aún te queda duda de que el ser humano puede aspirar a pocos actos más temerarios que montar ciertas olas, te invitamos a ver estas sesiones de surf durante la temporada de olas grades en Nazaré, Portugal. 

El material, que fue documentado por Nuno Dias en el invierno 2016/17, nos muestra minúsculos seres, los surfistas, deslizándose sobre inconmensurables masas de agua que avanzan sin negociar con nada y simplemente van desenvolviéndose a costa de cualquier otra fuerza que pretenda interactuar con ellas:

Grande from Nuno Dias on Vimeo.

Te podría interesar:

Este hermoso cortometraje animado te enseñará a soltar el control (VIDEO)

Buena Vida

Por: PijamaSurf - 04/29/2017

Para ser se requiere aprender a soltar, a perder el control en dominio, a dejar ir mediante el desapego a los objetos

En su libro To Have or To Be? (1976), el psicólogo, psicoanalista y filósofo humanista Erich Fromm habla sobre la diferencia entre el estado de tener y de ser. En el primero, la naturaleza de la existencia se enfoca en la propiedad privada, en tanto obtener como coleccionar objetos y, como tal, se goza del derecho a reclamarlo: “El modo de tener excluye a otros; no requiere ningún otro esfuerzo de mi parte que mantener mi propiedad o hacer uso productivo de él”. En el segundo, “Ser significa renovarse a sí mismo, crecer, dejarse fluir, amar, trascender de la prisión de un ego aislado, interesarse, estar presente, dar”.

Ambos modos de existencia alteran la conducta y la actitud de una persona; en especial cuando se trata de los vínculos emocionales. Por ejemplo, mientras tener una relación implica que la otra persona forma parte de mi propiedad normalizando conductas de celos y envidia, ser o estar en una relación es una “actividad productiva. Implica cuidar, conocer, responder, afirmar, disfrutar a la persona, al árbol, a la pintura, a la idea. Significa traer a la vida su esencia. Es un proceso, de autorrenovación y autocrecimiento”.

Pero para Ser se requiere aprender a soltar, a perder el control en dominio, a dejar ir mediante el desapego a los objetos. Para dejar en claro este mensaje, el diseñador Kaukab Basheer realizó un cortometraje de animación, cuyos protagonistas –un monje tibetano y su aprendiz– enseñan a Ser soltando el control y el apego. 

Te compartimos a continuación Dechen