*

X

Retratos de hombres usando la ropa de sus novias (FOTOS)

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/09/2017

Curiosos retratos de hombres vestidos con las prendas de sus mujeres: vulnerabilidad y juego en una sexualidad nueva

El fotógrafo español Jon Uriarte tuvo una genial idea para una fotoserie: retratar a hombres vestidos de sus parejas, como una forma de mostrar cómo están cambiando los roles de género en las últimas generaciones. No obstante que estas parejas son heterosexuales, las imágenes reflejan esa cierta extraña vulnerabilidad, fluidez y confusión que prevalecen en nuestra época. El mismo hecho de que los hombres no tuvieran problemas para vestirse de sus parejas es algo que ya comprueba cómo han cambiado las cosas, pues hace algunas décadas, salvo entre los grupos liberales, habría habido cierta resistencia. Quizás esto es algo que todos deberíamos hacer algún día, ya sea por necesidad, por juego o por terapia (para "ponernos en los zapatos del otro").

La serie se titula Hombres bajo la influencia (esta es la segunda parte) y fue realizada en Estados Unidos y España.  

Este planteamiento nos hace recordar el más radical del artista Genesis P-Orridge, quien ha llevado esta noción de comprender al otro a un extremo alquímico con su manifiesto vivo de la pandrogenia. Junto con su querida Lady Jaye Breyer, P-Orridge inició en el 2003 un experimento artístico en el que ambos llevaron a cabo diversos procedimientos de cirugía plástica, incluyendo en su caso el implante del mismo tamaño de senos, con el fin de convertirse el uno en el otro. El proyecto fue llamado Pandrogenia, palabra que sugiere la unión de lo femenino y lo masculino con todas las cosas, o la unión total de los géneros.

 

"José y Ainara"

"Javi y Gabi"

"Santi y Sabela"

"Matías y Sarah"

"Marcos y Lucía"

"Víctor y Ana"

"Steve y Fonlin"

Este edificio con forma de U invertida podría construirse pronto en Nueva York

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/09/2017

Un proyecto arriesgado e innovador de la arquitectura contemporánea podría aparecer próximamente en el paisaje de Manhattan

La arquitectura, como otras artes, es también el ejercicio de la sorpresa. Prueba de ello son las construcciones que desafían nuestra imaginación y traen a la realidad cotidiana de una ciudad, un país, un paisaje, un elemento que se creería imposible.

Tal es el caso de este edificio que, según fue anunciado hace un par de días, se construirá próximamente en Manhattan, Nueva York, por parte del despacho Oiio, y que al menos de momento ya empieza a conocerse como “The Big Bend” (“La gran vuelta”), en alusión clara al “Big Ben” londinense.

En parte, la idea está animada por la prohibición que existe en ciertas zonas de Nueva York para construir edificios de determinada altura. ¿Y si cambiáramos la altura por la longitud?, se preguntaron los arquitectos de Oiio y, para responder, llegaron a este proyecto.

Al menos en el papel, The Big Bend podría tener una longitud de 4 mil pies, es decir, poco más de 1,200m, con lo cual superaría por mucho la torre Burj Khalifa de Dubái, que mide 829m de altura. Además, en su interior contaría con uno de los primeros elevadores capaces de seguir una ruta curva y de ese modo realizar viajes de transporte ininterrumpidos al interior del edificio.

Ioannis Oikonomou, fundador del despacho, aseguró que de momento este proyecto busca inversores, quienes quizá aparezcan pronto y den a Nueva York, y a la historia de la arquitectura, una nueva obra admirable y portentosa.

 

También en Pijama Surf: Arquitectura más allá de la funcionalidad: el estético puente de la laguna Garzón de Uruguay