*

X
#Verificador es una herramienta de la UNAM que apunta a desmentir las noticias falsas que circulan en la red con más fuerza que nunca

Las noticias falsas se han consagrado como uno de los elementos menos deseables de la era digital. La actual capacidad para propagar noticias falsas, en buena medida gracias a las redes sociales, amenaza la fidelidad informativa y el espíritu periodístico. 

Por fortuna, y luego de la "crisis" que se originó durante las elecciones de EEUU, donde aparentemente las noticias falsas influyeron en ciertas tendencias de opinión, hoy se están diseñando mecanismos para contrarrestar los flujos de desinformación estratégica. 

La Universidad Nacional Autónoma de México, a través de su Centro de Ingeniería Avanzada de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, y la agencia DDB México, recién estrenaron la herramienta #Verificador, que permite a los usuarios de Twitter confirmar el contenido de las noticias que circulan en medios de comunicación en línea. 

El canal de acción será Twitter, y todos los medios de comunicación pueden usar esta herramienta. Verificador aparecerá como #VerificaTelevisa #VerificaUniversal #VerificaReforma #VerificaLaRazon  #VerificaMilenio #VerificaJornada, quienes ya han confiado en este hashtag y lo están usando. De este modo, los usuarios de Twitter podrán confirmar si la noticia que buscan se ha publicado en cada uno de estos medios.

La utilidad de este instrumento reside en confirmar la existencia de una noticia usando un hashtag y así, generar tráfico al contenido verificado. Lo único que tiene que hacer el usuario es escribir un tweet y agregar al final del mismo este hashtag. Si #Verificador encuentra la información solicitada, esta herramienta devolverá al usuario la liga al sitio web donde aparece la nota. Si no se encuentra dicha información, se mostrará la leyenda “No verificado”. 

La herramienta se estrenará este próximo 10 de abril, y en caso de que los usuarios se involucren y realmente aprovechen #Verificador, ésta podría convertirse en un importante aliado de la veracidad informativa y el periodismo confiable. 

Las redes sociales nos están volviendo literalmente locos (efectos de la vida digital en nuestra salud mental)

Medios y Tecnología

Por: pijamasurf - 04/20/2017

Cada vez más estudios confirman lo que la mayoría experimentamos día a día: las redes sociales están causando estragos en nuestra psique

Ansiedad, narcisismo o dependencia, son sólo algunos de los fenómenos que hoy son cada vez más comunes que nunca. Y en este escenario las redes sociales, de acuerdo con múltiples estudios, tienen una responsabilidad significativa. ¿Te has puesto a analizar cuántas veces al día checas alguna de tus múltiples redes (ya sea Facebook, Twitter, Instagram, incluso WhatsApp)? ¿Qué emociones o sensaciones te produce este ritual tautológico? 

Hace apenas unos días la American Psychological Association liberó un estudio que practica anualmente y, por primera vez en 10 años, refleja un contundente aumento en los niveles de estrés entre la población. Si bien en el caso de los estadounidenses el "ambiente político" se apuntó como uno de los factores (cortesía del Sr. Trump, suponemos), el reporte hace énfasis en el rol que la tecnología, y en especial de las redes sociales, tienen en este incremento.

En la última década el uso de redes sociales se ha catapultado, y en el caso de Estados Unidos el 43% de la población califica como un "constant checker", es decir, personas que revisan compulsivamente, o al menos con una frecuencia insana, sus correos, chats o cuentas en redes. Estas personas evidenciaron niveles de estrés 20% superiores al resto de la población (5.3, en comparación con el 4.4 promedio). 

El punto es que este aumento significativo de estrés se manifiesta de múltiples y poco deseables maneras, entre ellas niveles más altos de depresión, incontables problemas de salud a nivel físico y conductas nocivas que afectan el tejido social, las relaciones interpersonales y, en pocas palabras, la mente y salud colectivas.

El antídoto es tan obvio como impopular: desconectarse cada vez más, hacer tiempos durante el día, semana o mes para estar completamente desconectados y, mientras chocamos nuestros numerosos canales de "interacción" a distancia, dedicar un instante a observar lo que esta actividad nos genera para luego modular nuestra experiencia.