*

X

Almodóvar VS Netflix: "Me parece una enorme paradoja premiar una película que no pueda verse en gran pantalla"

Arte

Por: pijamasurf - 05/18/2017

Netflix y las plataformas on demand están cambiando la forma en que vemos cine

El consumo de obras y productos cinematográficos experimenta, desde hace unos años, un cambio sustancial. Ir al cine se ha convertido poco a poco en reproducir una película en casa, y la actividad de mirar una cinta –que algo tenía de asombroso, de contemplación artística y de disfrute estético– se realiza ahora sobre todo con meros fines de entretenimiento, para “pasar el rato” y, en última instancia, como una forma más del polimorfo monstruo de la distracción que en nuestra época consume nuestro tiempo.

En este sentido, algunos viejos guardianes del otrora llamado “séptimo arte” no han dejado de expresar su malestar frente a dicha tendencia. Hace unas semanas compartimos la opinión de Martin Scorsese y Ridley Scott, directores hollywoodenses que no dudaron en afirmar que “el cine está muerto”. Ahora es Pedro Almodóvar quien sin esgrimir una posición tan radical, ha expresado su incomprensión de que una película reciba un premio importante sin que haya sido proyectada antes en una sala de cine.

Almodóvar realizó esta declaración en el marco de la presentación de la 70ª edición del Festival de Cannes, sin duda la ceremonia más prestigiada y emblemática del mundo cinematográfico. En esta ocasión, el cineasta español funge como presidente del jurado del festival, mismo que integra junto con los directores Chan-Wook Park, Paolo Sorrentino y Maren Ade, la actriz y directora Agnès Jaoui, los actores Will Smith, Jessica Chastain y Fan Bingbing y el compositor Gabriel Yared.

Para Almodóvar, aunque Netflix ha aportado otra forma de consumir cine y otro tipo de producciones de tipo fílmico, la gran pantalla es insustituible para la experiencia de apreciación cinematográfica. Dijo el director:

Netflix es una nueva plataforma para ofrecer contenido de pago, lo cual en principio es bueno y enriquecedor. Sin embargo, esta nueva forma de consumo no puede tratar de sustituir las ya existentes, como ir al cine, no puede alterar el hábito de los espectadores, y creo que ese el debate ahora mismo. Para mí, la solución es simple: las nuevas plataformas deben de respetar las reglas actuales, como la existencia de ventanas de exhibición, y cumplir las reglas de inversiones que ya regulan a las televisiones. Es la única manera de coexistir. Me parece una enorme paradoja dar una Palma de Oro y cualquier otro premio a una película que no pueda verse en gran pantalla. Respeto las nuevas tecnologías, pero mientras siga vivo defenderé algo que las nuevas generaciones parecen no conocer: la capacidad de hipnosis de una pantalla. Creo que la pantalla en la que vemos una película por primera vez no puede ser parte de nuestro mobiliario, sino que nosotros tenemos que ser diminutos para estar dentro de la película que te captura.

En este sentido, a la pregunta de si prefería que sus películas se vieran en los 190 países en los que Netflix tiene presencia o ganar la Palma de Oro, el máximo reconocimiento en Cannes, Almodóvar fue contundente: “Prefiero que se vean en todos los países posibles en pantalla grande”.

‘Plaza de la soledad’: las mujeres que preferimos ignorar

Arte

Por: Lalo Ortega - 05/18/2017

¿Qué pasa con las prostitutas cuando envejecen? Este documental nos acerca hasta la intimidad de su vida, su dolor y también su capacidad de amar

Al comienzo de este siglo, Susan Sontag escribió que “las fotografías son un medio que dota de ‘realidad’ (o de ‘mayor realidad’) a asuntos que los privilegiados o los meramente indemnes acaso prefieren ignorar”. Si bien en ese fragmento de Ante el dolor de los demás Sontag reflexionaba a partir de las fotografías de la violencia bélica, los cuerpos mutilados y las casas en ruinas, su ensayo plantea una cuestión esencial para comprender cómo nos relacionamos con las imágenes del sufrimiento ajeno: estar exentos de éste necesariamente conlleva prejuicios por el mero hecho de ser observadores desde un mundo distinto.

Si bien los sujetos de Maya Goded —antes fotógrafa que cineasta— no son bélicos, sí encarnan una clase de violencia distinta. El suyo es un proyecto fotográfico de 20 años sobre marginación, sexo, maternidad, abuso y abandono. Retratos del barrio de La Merced, en el centro de la Ciudad de México, y sus mujeres dedicadas a la prostitución.

Ante las circunstancias, quienes están delante y detrás de la lente se vuelven confidentes, pero el documento fotográfico no deja de ser susceptible a la libre interpretación. Desprovisto de voz, el pie de foto queda a la suerte del espectador en turno.

Goded debuta como directora con Plaza de la soledad, documental sobre Carmen, Esther, Lety, Raquel y Ángeles, sexoservidoras de entre 50 y 80 años de edad en La Merced. No es posible un oxímoron más acertado: en el corazón de una inmensa ciudad en un país machista, estas mujeres son parias por mujeres, por viejas y por prostitutas. Tabúes por cuenta triple.

Sin embargo, luego de años de retratarlas, Goded trasciende su rol de mera observadora. Plaza de la soledad es un retrato íntimo y desprovisto de voz narradora que no sea la de sus protagonistas. No podría serlo de otra forma, pues es así como revela la paradoja en las vidas de estas mujeres: añoran el calor de un lazo auténtico para que, tal como lo hacen ante la cámara, puedan abrirse y contar sus tragedias reprimidas.

Son retratos dolorosos que, sin duda, hablan por muchas más mujeres. Pero, con mayor fuerza, se escucha su voluntad de amar y ser amadas. La barrera del tabú es superada por la intimidad y la dignidad de sus historias, casi como si ellas mismas nos las contaran frente a frente, acercándonos un poco más a sus realidades. Después de ello, ¿podemos seguir diciendo que somos indemnes?

 

Plaza de la soledad se proyecta en el Cine Tonalá de la Ciudad de México como parte del ciclo #MásCineMexicano, iniciativa para impulsar la distribución de producciones nacionales independientes. Estará en la cartelera durante todo el mes de mayo; puedes consultar las fechas y horarios de su proyección en este enlace.

 

Twitter del autor: @Lalo_OrtegaRios