*

X

Tu boleto de entrada a este festival en Santiago… ¡es tu propia basura!

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 05/12/2017

Una ingeniosa forma de hacernos ver que nuestros desechos no son basura si aprendemos a darles otro uso

Todos sabemos que la generación de basura se ha convertido en un problema insoslayable. Por nuestra manera contemporánea de vivir, asociada sobre todo con el consumo desmesurado y la producción de mercancías de uso fugaz, la generación de basura se ha multiplicado hasta niveles que amenazan el equilibrio ecológico del planeta y, en última instancia, nuestra propia sobrevivencia.

Con todo, es posible que buena parte de este “problema” no sería tal si cambiáramos nuestra idea de ciertos conceptos fundamentales: consumo, desecho, vida útil y quizá incluso otros más amplios como creatividad o entorno.

Este fin de semana la capital de Chile, Santiago, albergará un festival que intenta sembrar la transformación de ese modo de vida: Menos es más, el cual se presenta con la divisa de ser “el primer festival financiado gracias a tu basura”.

¿A qué se refiere esto? A un hecho sencillo: para entrar al festival, tu “boleto” es algo de la basura que generas cotidianamente, la cual a su vez se convertirá en el pago para las personas y organizaciones que impartirán las actividades del evento.

Clases de yoga, talleres de huertos, clases de observación de aves y bichos, charlas, música en vivo (hip hop, electrónica, rock experimental) y actividades para niños es algo de lo que Menos es más es ofrece a cambio de tu “basura”. Suena bien, ¿no crees? Y lo mejor de todo es que, sutilmente, aprendemos que la basura no es tal cuando podemos encontrarle un uso.

La cita es este 13 de mayo en Infante 1415, Providencia. Si necesitas más información puedes acudir a las redes sociales del festival:

facebook.com/menosesmasfestival

@menosesmasfestival (en Instagram) 

Esta es la forma más poética de seducción: pez construye palacio geométrico para su pareja (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 05/12/2017

Este pez japonés realiza una hazaña jamás vista antes: construye un intrincado mandala submarino para consumar su amor

Cuando en 1995 se descubrieron estas formas geométricas en el fondo del mar en Japón, algunos pensaron que se trataba de crop circles submarinos. Sin creer esto, de todas maneras los científicos los llamaron "círculos misteriosos". Unos años después, en el 2011, se descubrió que el arquitecto de estas intrincadas construcciones era un pequeño pez de la familia de los peces globo y perteneciente al género torquigener.

Este pez, que no tiene colores llamativos ni una apariencia muy atractiva, hace quizás el acto más sublime que puede observarse en la naturaleza para llamar la atención de una hembra y consumar su cometido de reproducirse. El pez concibe un magno plan de perfección matemática y, con las únicas herramientas de sus aletas y pequeñas conchas que usa para limar ciertas estructuras y decorar el armado general, logra construir una especie de mandala que es la vez un palacio (en el budismo, el mandala tiene la connotación de ser también un palacio). Aunque él sólo mide 12cm, construye una estructura de 2m de diámetro. Después la hembra examina este aposento de amor geométrico colocándose en el centro del mandala, mientras el macho la rodea en la periferia; si lo aprueba se reproducirán ahí, dejando ella sus huevos en el centro, en el nido-trono de la construcción.

No se sabe cuáles son las características de la construcción que convencen a la hembra, si se trata de una suerte de formación afrodisíaca o si la hembra revisa la arquitectura de la construcción contemplando que sirva como un nido seguro para reproducirse. De cualquier manera esta hazaña es de una belleza asombrosa, ya sea como una programación estética de la evolución o como la belleza accidental de la función reproductiva. Como dice el narrador en el video, si hacer esto no logra llamar la atención de una hembra, nada lo hará.