*

X

Descubren masivo agujero negro en el corazón de la Vía Láctea

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/04/2017

El segundo agujero negro más grande jamás hallado en nuestra galaxia

Los astrónomos han descubierto un nuevo agujero negro cerca del centro de nuestra galaxia, de un tamaño 100 mil veces superior a nuestro sol. Este supermasivo objeto se encuentra dentro de una nube de gas tóxico y sería el segundo agujero negro más grande jamás descubierto en la Vía Láctea, después de su vecino, el agujero negro Sagittarius A que se encuentra justo en el núcleo del centro de la galaxia, desde donde ejerce su atracción gravitacional.

El descubrimiento fue realizado utilizando uno de los poderosos telescopios del desierto de Atacama en Chile. Se analizó la nube interestelar de gases y se encontraron anomalías en la velocidad con la que se mueve. Luego se determinó que las moléculas de esta nube estarían siendo atraídas por fuerzas gravitacionales. Según el modelo computacional, un agujero negro debería estar en un área circundante de 1.4 billones de kilómetros. Este sería el primer hallazgo de un agujero negro de masa intermedia en la Vía Láctea

Los agujeros negros pequeños se forman cuando ciertas estrellas estallan. De este tipo de agujeros hay una gran abundancia en la galaxia. Luego existe otro tipo, los agujeros negros supermasivos, los cuales se cree que se encuentran en el centro de las galaxias de gran tamaño. No se sabe, sin embargo, cómo  se llegan a formar estos agujeros negros, pero una teoría sugiere que ello ocurre cuando, a lo largo del tiempo, van juntándose y fusionándose varios agujeros negros más pequeños. Así, los agujeros negros supermasivos se formarían de estas semillas de estrellas muertas y masa estelar circundante.

La detección de este nuevo agujero negro podría ser un eslabón que apunte a esta teoría. Se cree que este tipo de agujeros negros podrían ser los restantes de galaxias enanas que fueron canibalizadas en los albores de la Vía Láctea. Eventualmente este agujero negro será devorado por Sagittarius A, haciendo que el agujero negro del núcleo galáctico se vuelva aún más masivo.

 

Con información de The Guardian

Las personas muy religiosas son menos analíticas, según estudio

Ciencia

Por: Pijama Surf - 09/04/2017

Lo anterior también aplica para las personas radicalmente ateas; los dos extremos acogen a personas más emocionales que analíticas

Hace poco, un estudio encontró que las personas de ideología de derecha más radicales suelen ser menos inteligentes. De hecho, al parecer la inteligencia está vinculada a un pensamiento más progresista y liberal.

En cuanto al campo de la religión, una nueva investigación de la Universidad Case Western Reserve se acerca a las mismas conclusiones. Cabe hacer énfasis en que este análisis encontró que el resultado aplica tanto para los muy religiosos como para los muy ateos; es decir, para los radicales religiosos.

Los participantes fueron analizados con resonancia magnética, a partir de estímulos con preguntas o información diversa. Formaron parte de este estudio 209 cristianos, 152 personas no religiosas, nueve judíos, cinco budistas, cuatro hindúes, un musulmán y 24 de otras religiones.

Según los investigadores, la gente podría dividirse en 2 tipos: emocionales y analíticas. Los radicales religiosos (o los radicales ateos) son personas que embonan más en el tipo emocional (he ahí por qué algunos políticos tocan las fibras emocionales de los radicales, como en el caso de Trump). Por su parte, los individuos menos radicales en lo religioso son más analíticos.

De acuerdo con Anthony Jack, investigador de este estudio:

La resonancia emocional ayuda a las personas muy religiosas a sentirse más convencidas. Mientras más correctas moralmente son las cosas que ven, más se afianza su convencimiento.

Los terroristas, dentro de su burbuja, creen que lo que hacen es moralmente correcto. Creen que están combatiendo algo malo y proyectando una acción sagrada.

Con todo el tema de las noticias falsas (Fake News), la administración de Trump, por medio de resonancia emocional con las personas, apela a los miembros de su base, ignorando los hechos.