*

X

Hombre muere al correr a través del fuego en ceremonia de Burning Man

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/04/2017

Un hombre corrió a las llamas en el tradicional incendio de un hombre gigante de madera en el festival Burning; murió poco después

El festival Burning Man, que se celebra estos días en el desierto de Nevada, en Estados Unidos, se caracteriza por impresionantes instalaciones, algunas de las cuales son tradicionalmente incendiadas, incluyendo, obviamente, un hombre de fuego, símbolo de la transformación y el renacimiento.

Este año un hombre identificado como Aaron Joel Mitchell, de 41 años, murió luego de que se metió al fuego, superando un perímetro de seguridad. Mitchell fue rescatado por bomberos y llevado al hospital por quemaduras y murió poco después. No se sabe si fue un suicidio, un acto bajo la influencia de las drogas o simplemente quiso atravesar el fuego, algo que algunos tradicionalmente hacen de manera desafiante en este festival. Burning Man anunció que cancelaría algunos otros eventos de fuego pero llevaría a cabo el incendio del templo, el evento con el cual se cierra el festival al cual asisten más de 70 mil personas.

El festival concluye este lunes después de 9 días de música electrónica en el desierto, instalaciones de arte psicodélico, tecnología de punta y un creciente grupo de asistentes del jet set y de millonarios de Silicon Valley. Anteriormente otros asistentes han sufrido quemaduras por correr a través de las llamas, por lo cual se había colocado un perímetro de seguridad, pero fue violado.

El sheriff Allen dijo:

las personas intentan correr a través del fuego como parte de su porción espiritual en el festival. El significado del hombre quemándose es una forma de renacimiento, queman al hombre y un nuevo capítulo comienza. Es parte de su autoexpresión radical.

Algunas culturas paganas realizaban ceremonias de fuego similares, algo que puede verse en la película El hombre de mimbre, donde queman a un policía en el mismo fuego en el que queman al "hombre de mimbre".

El hombre que prefirió la cárcel a la vida monástica

Sociedad

Por: PijamaSurf - 09/04/2017

La vida moderna nunca nos prepara para adoptar otros estilos de vida más rigurosos, como en el caso de este criminal italiano.

Por segunda ocasión, David Catalano, de 31 años decidió huir. A tan sólo seis semanas de su último escape, el criminal italiano no soportó un segundo más de su vida junto a los monjes capuchinos en el monasterio de Santa Maria Degli Angeli ubicado en la isla de Sicilia.

Los agentes que lo recibieron en la estación de policía a la que fue a entregarse no daban crédito a lo que veían. La dura, sencilla y disciplinada vida del monasterio fue demasiado para aquel hombre que rogó por que lo regresaran a una cárcel regular.

La comunidad monástica ha acogido durante los pasados doce años a alrededor de 60 prisioneros que aceptan pasar los últimos años de sus condenas junto a ellos, dedicados a ejercicios de oración. Los monjes capuchinos, conocidos así por su característico hábito puntiagudo creen en una vida austera y simple.

Esta orden religiosa se formó en el siglo XVI luego de separarse de los franciscanos; se caracteriza por el rechazo de cualquier posesión o lujo. Para cumplir sus tareas y tener sustento, dependen enteramente de la caridad y no aceptan ni almacenan más comida que la que les permita sostenerse por algunos días.

Parece que algunos simplemente enloquecen al enfrentarse con las jornadas de duro trabajo y frugalidad que impone un estilo de vida religioso como éste. Ningún monje quiso comentar más al respecto.