*

X

Lo más racista, sexista y políticamente incorrecto de la publicidad del siglo XX en fotos

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/12/2017

Algunos de los más grandes tropiezos de la publicidad en el siglo XX

Para vender, la publicidad utiliza todo tipo de técnicas y porfía en esfuerzos variopintos para congraciarse con el público, sin reparar mucho en la moralidad. Cuando imperan la búsqueda del beneficio personal y la ambición, en ocasiones vemos algunas expresiones desafortunadas. Claro, ya que hay tanto dinero de por medio, de repente se producen cosas de alta calidad, aunque generalmente sólo en su forma, superficies estéticamente asombrosas, sin alma ni profundidad.

The Guardian publicó un buen recuento de lo peor de la publicidad del siglo XX en términos se sexismo, racismo, básica ignorancia y confusión que raya en lo inmoral y ciertamente en lo políticamente incorrecto (aunque a veces, a la distancia, algunos de estos descuidos pueden generar ciertas risas, cuando no indignación). Dicho eso, hay que ser conscientes de que algunos de estos anuncios son reflejo del paradigma sociocultural del tiempo en el que se vivía, y no deben desconextualizarse.

Viendo estas imágenes, al menos hay que reconocer -acaso por el fuerte escrutinio contemporáneo- que las cosas han mejorado.

4 de 5 hombres prefieren camisas Van Heusen, "las camisas más inteligentes del mundo".

Love Baby Soft: Porque la inocencia es más sexy de lo que piensas.

 

El juego es PALOS DE ESCOBA.

Lucky Strike contrata a sus hombres de blanco para avalar sus cigarrillos.

"Ve cómo cubre lo negro".

Iver Johnson: un arma que puede matar, pero que es absolutamente segura. "Papá dice que no nos hará daño".

En vez de "reaccionar de más", toma un sedante.

Cómo tomar fotos (épicas) de yoga para Instagram (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/12/2017

La estética del yoga en tiempos de Instagram: atardeceres de fuego y posiciones acrobáticas que excitan los chakras sobre montañas escarpadas o mares paradisíacos

El yoga se ha convertido en una fuerza económica mundial y proliferan innumerables maestros que buscan sobresalir por sus intrépidos asanas que desafían la gravedad en lugares increíbles (ya que la espiritualidad del yoga moderno en Occidente pocas veces viene de la práctica, acaso un buen paisaje puede proveer eso que el consumidor busca adquirir).

Claro que hay también muy buenos maestros de yoga en Occidente a quienes les interesa solamente la práctica y la genuina utilización del cuerpo como camino al ser, a la divinidad, a la trascendencia, etcétera, y no sólo sentirse bien, tener un cuerpo sexy o ganar dinero. Pero probablemente no los veas en Instagram tomándose fotos en una roca en las nubes o frente a olas gigantes. 

Ultra Spiritual Life, un sitio de comedia dedicado fundamentalmente a parodiar la vida espiritual en la sociedad del consumo (lo que Chögyam Trungpa llama "el materialismo espiritual"), ha hecho este video en el que hacen una risueña crítica a la autopromoción y a la banalidad que predomina en el yoga moderno (el cual, en muchos casos, debería de llamarse fitness o algo diferente, pues no tiene mucho que ver con el hatha yoga original y, menos, con el yoga de Patanjali).

Fotos en el atardecer y en el amanecer en paisajes exuberantes o evocadores de una espiritualidad. Saludos al Sol en montañas, riscos y peñascos: el riesgo físico merece pagarse por una buena cantidad de likes. A fin de cuentas, el yoga puede salvar el mundo o al medio ambiente, o algo así. Hashtag #Yoga...

Aunque esta sesión de fotos es broma, increíblemente, existen muchos posts que dan tips justamente para esto: tomar mejores fotos en Instagram. Y las fotos son tan increíbles o ridículas como las que vemos aquí.