*

X

28 tareas para los hombres que harán un mejor mundo para las mujeres

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/18/2017

Hombre: atrévete a cuestionar tus privilegios de género

Especialmente en las últimas semanas, el reclamo de las mujeres por vivir en una sociedad verdaderamente equitativa ha tomado una notoriedad importante. 

En Estados Unidos, la indignación desatada por el despreciable comportamiento del productor de cine Harvey Weinstein –quien durante décadas se sirvió de su influencia en Hollywood para abusar de jóvenes actrices y modelos– provocó también otras reacciones en otros lugares del mundo e incluso en esa zona en cierta forma sin fronteras que es la realidad digital, en donde los hashtags #metoo (“yo también”) y #balancetonporc (que podría traducirse como “exhibe a ese puerco”) coincidieron en redes sociales para denunciar situaciones de acoso sexual sufridas en el lugar de trabajo o en otros contextos.

En esta coyuntura, The Guardian publicó una columna en la que Nicole Silverberg, escritora y comediante, enlista 28 acciones que los hombres deberían poner en práctica si de verdad quieren hacer de este un mundo en donde ser mujer no tenga por qué ser una desventaja. 

Las traducimos a continuación. El original puede encontrarse en este enlace.

Imagen: Kaye Blegvad

Habla con ese amigo del trabajo que es "raro" con las mujeres.

No interrumpas a una mujer que está hablando.

Cuando te des cuenta de que otro hombre interrumpe a una mujer que hablaba, señálalo: “¡Oye! Ella estaba diciendo algo”.

Si te piden sumarte a un equipo de trabajo y ves que todos los integrantes son hombres, di algo. ¡Incluso declina participar!

¡Aprende a leer un maldito espacio!

No llames a una mujer “loca” en un ambiente profesional.

No uses tu “feminismo” como una estrategia para hacer que las mujeres confíen en ti. Demuéstralo en tu vida cotidiana, no en la autocomplacencia de tus redes sociales.

No toques a mujeres que no conoces y, honestamente, pregúntate por qué sientes la necesidad de tocar a las mujeres en general.

¿Sientes como si cada mujer en el mundo te debiera algo? No es así. Incluso si eres de los que piensan que “al menos respeto”, pregúntate si tú las respetas de la misma manera.

No envíes fotos de tu pene a menos que la mujer con la que hablas te las pida.

Si una mujer te dice NO a una cita, no le pidas una de nuevo.

Si una mujer no dio un SÍ entusiasta a la idea de tener sexo, ¡no intentes más!

Si una mujer está sumamente alcoholizada, no puede consentir a hacer algo que le propones ni puede consentir ante ese amigo tuyo que intenta hacer algo con ella. Tu amigo también es tu responsabilidad, así que dí o haz algo al respecto.

Si haces lo correcto no esperes elogios, recompensas, una palmada en la espalda y ni siquiera un agradecimiento. Enhorabuena: pudiste mantenerte en la linea de lo decente.

Involucra a mujeres en tus proyectos creativos y permite que participen de manera equitativa.

No repitas chistes misóginos.

No esperes que las mujeres sean “lindas” o “bonitas” y no te sientas defraudado si no son así.

No uses la manera de vestir de una mujer para hacer presunciones sobre su inteligencia, sus capacidades o sus deseos.

Paga a las mujeres tanto como pagarías a un hombre,

Si una mujer te dice que arruinaste algo y te sientes devastado, no intentes desquitarte con ella para sentirte mejor. Discúlpate sin restricciones y vete.

No castigues a una mujer por ser testigo de tu vulnerabilidad.

No te pongas a la defensiva cuando seas señalado.

No tienes que, literalmente, mirar a un hombre ser horrible con una mujer para creer que es así. Confía y cree en las mujeres.

No uses tu posición de poder para obtener atención, compañía, sexo, etc., de las mujeres.

Haz consciente tu posición de poder inherente en ciertas situaciones y úsala para proteger a las mujeres (en especial, hablando con otros hombres).

Deja de pensar que porque tú también eres marginado o un sobreviviente no puedes por ello infligir dolor u oprimir a las mujeres.

Si el dolor de las mujeres te hace sentir dolor, no pongas el tuyo por encima del de ellas, ni hagas de tu dolor un problema de ellas.

No leas una lista como esta pensando que la mayoría de los puntos no aplican contigo.

 

Si eres hombre y llegaste al final de esta lista, sólo agregamos una última recomendación: atrévete a interrogar tus privilegios como hombre. Es cierto: no es algo que pediste, sino que simplemente se te da. Pero es algo que puedes rechazar o, como dice Silverberg en uno de sus puntos, recalibrar para ponerlo al servicio de la equidad. Y, por una vez en tu vida, no esperes que esa actitud te sea reconocida.

Arqueólogos descifran inscripción sobre la “gente del mar” que devastó las civilizaciones del Mediterráneo

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/18/2017

Con ecos de misterio y leyenda, una antigua inscripción recién descifrada señala a "la gente del mar" como la causa más probable del declive de poderosas civilizaciones que florecieron en Asia Menor

Uno de los grandes misterios en la historia de las civilizaciones del Mediterráneo es la desaparición intempestiva de culturas que se sabe que fueron florecientes durante la Edad de Bronce, como los hititas en Anatolia o los minoicos de la isla de Creta, de los cuales no quedaron sino ruinas y testimonios sueltos. Los hechos que cuenta la Ilíada, por ejemplo, que ya en el momento de su composición eran antiguos, forman parte de los remanentes de la Edad de Bronce que sobrevivieron a la ruina de esos pueblos.

Sin embargo, este enigma podría tener pronto una respuesta, luego del admirable trabajo que realizó un equipo interdisciplinario de arqueólogos, historiadores y otros científicos de universidades suizas y holandesas, quienes acometieron la nada sencilla tarea de descifrar la inscripción más extensa que se conserva de la Edad de Bronce y la cual está tallada en una piedra maciza de 3 mil 200 años de antigüedad, descubierta en 1878 y que actualmente se resguardada en Turquía.

El mensaje está escrito en idioma luvita (también conocido como luvio), una lengua indoeuropea ahora extinta que se habló en una zona amplia de Asia Menor, particularmente la que alguna vez comprendió el imperio hitita y que, según se conjetura, pudo ser también el idioma de los troyanos.

Después de numerosos estudios en torno al mensaje, el doctor Fred Woudhuizen y otros colegas suyos han podido descifrar sus signos. De acuerdo con este trabajo, la inscripción cuenta la historia de las invasiones que el reino de Mira y otros estados sufrieron a manos de “la gente del mar”, al parecer una alianza de distintos pueblos que llegaron de súbito a las costas del Mediterráneo, tanto en el Asia Menor como en las zonas aledañas, llegando incluso a asolar algunas regiones de Egipto.

Según se sabe, la inscripción se realizó en el año 1190 antes de nuestra era a instancias de Kupanta-Kura, entonces dirigente de Mira, un reino situado en la Anatolia y, de lo que puede colegirse por este mensaje, una de las primeras víctimas de las incursiones de “la gente del mar”, por quienes es posible que el comercio de la zona haya decaído notablemente y, con ello, el esplendor de algunas civilizaciones.

Por otro lado, aunque la piedra se descubrió hace más de 100 años, la traducción de su mensaje ocurrió hasta ahora porque fue usada como material de construcción en una mezquita más o menos en esa misma época, y aunque su inscripción fue copiada exactamente por el primer arqueólogo que la encontró, el francés George Perrot, dicha copia se redescubrió hace apenas 5 años, en el 2012, en los archivos póstumos del historiador James Mellaart, cuyo hijo la entregó al doctor Eberhard Zangger, presidente de la Fundación de Estudios Luvitas y una de las escasas 20 personas que han estudiado y conocen ese idioma antiquísimo.

Los resultados de esta investigación podrán consultarse in extenso en diciembre, cuando el artículo alusivo aparezca en la revista especializada Proceedings of the Dutch Archaeological and Historical Society.