*

X

28 tareas para los hombres que harán un mejor mundo para las mujeres

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/18/2017

Hombre: atrévete a cuestionar tus privilegios de género

Especialmente en las últimas semanas, el reclamo de las mujeres por vivir en una sociedad verdaderamente equitativa ha tomado una notoriedad importante. 

En Estados Unidos, la indignación desatada por el despreciable comportamiento del productor de cine Harvey Weinstein –quien durante décadas se sirvió de su influencia en Hollywood para abusar de jóvenes actrices y modelos– provocó también otras reacciones en otros lugares del mundo e incluso en esa zona en cierta forma sin fronteras que es la realidad digital, en donde los hashtags #metoo (“yo también”) y #balancetonporc (que podría traducirse como “exhibe a ese puerco”) coincidieron en redes sociales para denunciar situaciones de acoso sexual sufridas en el lugar de trabajo o en otros contextos.

En esta coyuntura, The Guardian publicó una columna en la que Nicole Silverberg, escritora y comediante, enlista 28 acciones que los hombres deberían poner en práctica si de verdad quieren hacer de este un mundo en donde ser mujer no tenga por qué ser una desventaja. 

Las traducimos a continuación. El original puede encontrarse en este enlace.

Imagen: Kaye Blegvad

Habla con ese amigo del trabajo que es "raro" con las mujeres.

No interrumpas a una mujer que está hablando.

Cuando te des cuenta de que otro hombre interrumpe a una mujer que hablaba, señálalo: “¡Oye! Ella estaba diciendo algo”.

Si te piden sumarte a un equipo de trabajo y ves que todos los integrantes son hombres, di algo. ¡Incluso declina participar!

¡Aprende a leer un maldito espacio!

No llames a una mujer “loca” en un ambiente profesional.

No uses tu “feminismo” como una estrategia para hacer que las mujeres confíen en ti. Demuéstralo en tu vida cotidiana, no en la autocomplacencia de tus redes sociales.

No toques a mujeres que no conoces y, honestamente, pregúntate por qué sientes la necesidad de tocar a las mujeres en general.

¿Sientes como si cada mujer en el mundo te debiera algo? No es así. Incluso si eres de los que piensan que “al menos respeto”, pregúntate si tú las respetas de la misma manera.

No envíes fotos de tu pene a menos que la mujer con la que hablas te las pida.

Si una mujer te dice NO a una cita, no le pidas una de nuevo.

Si una mujer no dio un SÍ entusiasta a la idea de tener sexo, ¡no intentes más!

Si una mujer está sumamente alcoholizada, no puede consentir a hacer algo que le propones ni puede consentir ante ese amigo tuyo que intenta hacer algo con ella. Tu amigo también es tu responsabilidad, así que dí o haz algo al respecto.

Si haces lo correcto no esperes elogios, recompensas, una palmada en la espalda y ni siquiera un agradecimiento. Enhorabuena: pudiste mantenerte en la linea de lo decente.

Involucra a mujeres en tus proyectos creativos y permite que participen de manera equitativa.

No repitas chistes misóginos.

No esperes que las mujeres sean “lindas” o “bonitas” y no te sientas defraudado si no son así.

No uses la manera de vestir de una mujer para hacer presunciones sobre su inteligencia, sus capacidades o sus deseos.

Paga a las mujeres tanto como pagarías a un hombre,

Si una mujer te dice que arruinaste algo y te sientes devastado, no intentes desquitarte con ella para sentirte mejor. Discúlpate sin restricciones y vete.

No castigues a una mujer por ser testigo de tu vulnerabilidad.

No te pongas a la defensiva cuando seas señalado.

No tienes que, literalmente, mirar a un hombre ser horrible con una mujer para creer que es así. Confía y cree en las mujeres.

No uses tu posición de poder para obtener atención, compañía, sexo, etc., de las mujeres.

Haz consciente tu posición de poder inherente en ciertas situaciones y úsala para proteger a las mujeres (en especial, hablando con otros hombres).

Deja de pensar que porque tú también eres marginado o un sobreviviente no puedes por ello infligir dolor u oprimir a las mujeres.

Si el dolor de las mujeres te hace sentir dolor, no pongas el tuyo por encima del de ellas, ni hagas de tu dolor un problema de ellas.

No leas una lista como esta pensando que la mayoría de los puntos no aplican contigo.

 

Si eres hombre y llegaste al final de esta lista, sólo agregamos una última recomendación: atrévete a interrogar tus privilegios como hombre. Es cierto: no es algo que pediste, sino que simplemente se te da. Pero es algo que puedes rechazar o, como dice Silverberg en uno de sus puntos, recalibrar para ponerlo al servicio de la equidad. Y, por una vez en tu vida, no esperes que esa actitud te sea reconocida.

5 cosas que hacen que una persona se enamore de ti, según la ciencia

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/18/2017

5 conductas o rasgos que, de acuerdo con estudios científicos, hacen que una persona sea más atractiva

El ser humano tiene la necesidad de sentirse deseado, y nuestra cultura ha construido la idea de bienestar sobre la base de que una relación amorosa de pareja es la clave de la felicidad. Por ello, no es extraño que nos obsesione tanto lograr hacernos deseables y atractivos. Esto incluso ha llegado al punto de ser estudiado por la ciencia, la biología y la psicología. 

Eric Barker, blogger del sitio Baka de suyo, que se dedica a recopilar estudios científicos interesantes, ha escrito un interesante metaanálisis sobre qué es lo que hace a una persona sexy o atractiva y le permite enamorar a los demás.

 

1. El humor es sexy   

Tanto los hombres como las mujeres se sienten atraídos por un buen sentido del humor. En el caso de las mujeres, éstas tienden a elegir a hombres que las hacen reír. Narcisistas o no, los hombres prefieren mujeres que se ríen de sus bromas. El humor, por otro lado, es un predictor de alta inteligencia. El investigador Gil Greengross incluso mantiene que el humor ha evolucionado como un mecanismo de selección sexual que da una señal de inteligencia para una posible descendencia. 

 

2. Saber que le gustas a alguien puede hacer que te enamores de él   

Esta es una cosa curiosa: un estudio citado por Barker revela que cuando una persona sabe que le parece atractiva a otra, esto hace que sea más fácil enamorarse. De hecho, el 90% de los individuos dijeron que en su experiencia de enamoramiento un factor decisivo fue saber que le gustaban al otro. En gran medida esto parece sugerir un enorme miedo al rechazo y a la vez un gran deseo de pertenecer, de sentirse deseado. Así que nunca subestimes el poder que tiene simplemente decirle a alguien que te gusta.

Estos puede ser infalible si se combina con la famosa técnica de "hacerse el difícil". Otro estudio mostró que los mejores resultados de una cita suelen ocurrir entre aquellas personas que dan la impresión de que no se enamoran fácilmente de alguien pero que, en esta ocasión, la persona involucrada les parece sumamente especial. Es decir, hacer pensar a otro que tú eres alguien muy difícil de conquistar pero que en este caso te sientes inusualmente atraído es el más alto predictor de éxito, puesto que combina el deseo de ser deseado con la noción de ser especial. Hoy en día, todos quieren ser "especiales". 

 

3. Hablar de cosas profundas lleva al enamoramiento   

Si lo que te interesa es entablar una conexión profunda con alguien que posiblemente lleve al amor, no debes perder el tiempo hablando de pequeñeces. El psicólogo Arthur Aron ha investigado sobre la importancia que tiene la información altamente personal y emocional en formar lazos profundos e incluso ha diseñado un cuestionario especializado de 36 preguntas que permiten a dos individuos enamorarse o, al menos, crear un nivel de profunda intimidad en una sola sentada. Diversas sesiones de estas 36 preguntas de 45 minutos revelaron una sensación de cercanía superior a cualquier otra relación en el 30% de los participantes. 

 

4. Tu personalidad es lo que te hace sexy 

Aquí hay dos estilos. Si lo que quieres es ser atractivo sexualmente, las personas con una personalidad discordante, que no hacen concesiones solamente por ser amables y demás son consideradas sexy y suelen tener más parejas sexuales -el "no" es sexy. Los individuos comprensivos, con personalidades que buscan estar de acuerdo con la otra persona y no crear fricción, suelen ser mejores para un matrimonio o para tener hijos. 

 

5. Lo importante es cómo haces sentir a la otra persona   

Eric Barker señala que "en realidad no nos enamoramos de una persona -nos enamoramos de cómo nos hace sentir cuando estamos con ella-" y de cómo la recordamos. Es decir, no nos enamoramos de alguien de manera estrictamente racional, a partir de los puros hechos de lo que es -puesto que siempre mezclamos emociones y sentimientos en nuestros juicios. Esto ha sido demostrado en investigaciones que revelan que vivir experiencias extremas o altamente estimulantes con una persona hace que ésta nos parezca más atractiva -es decir, asociamos la excitación de la experiencia con el individuo. Esto puede ser utilizado para revivir relaciones; por ejemplo, invitar a una persona a una sesión de paracaídas o algo que realmente le guste y la emocione, puede hacer que asocie esas emociones con nosotros, y de esta manera procese la relación como más excitante.