*

X
Cuestionado, Jony Ive habló sobre el uso constante del iPhone como un mal uso

Hace unos días el New Yorker entrevistó a Jony Ive, el diseñador en jefe de Apple, creador del producto más famoso del siglo, el iPhone. En la entrevista, Ive dijo que "como cualquier herramienta, se puede ver que hay un uso maravilloso y un mal uso". A esto le preguntó el editor:

Remnick: ¿Cómo se está usando mal? ¿Qué es el mal uso de un iPhone?

Ive: Creo que usarlo constantemente.

Existe una clara tendencia (incluyendo entre los mismos fabricantes, diseñadores, ingenieros y demás) que debemos notar y, en algunos casos, hablar francamente de que el uso de la tecnología digital está siendo excesivo y esto genera ciertos problemas. Uno de los autores más críticos de la tecnología moderna, Nicholas Carr, señala en su blog que si bien es encomiable que Ive admite que hay un problema con el uso compulsivo de los teléfonos, también se podría decir que los fabricantes son un poco cínicos, porque este "mal uso" no es casualidad o no es simplemente un error y responsabilidad de los usuarios. Los smartphones son diseñados para ser adictivos (como puede comprobarse en esta investigación), para hacerse fetiches. El mismo Apple se jacta de haber creado un diseño completamente "inmersivo" con su iPhone X.

Carr dice algo importante: si Apple y los demás gigantes de la tecnología están notando el problema y quieren hacer algo al respecto hay cosas que podrían hacer, simples pero significativas. Por ejemplo, propone que en vez de que los teléfonos por default tengan push-notifications (notificiaciones que te avisan cuando algo nuevo sucede, y hacen ruido), que éstas vengan instaladas en modo No molestar y que el usuario tenga que tomar la decisión de activarlas conscientemente. Con sólo ese paso, se podría generar una cierta conciencia y un cambio interesante. Actualmente, dice Carr, el iPhone por default está en el "modo molestar" ("disturb").

En la misma entrevista, Ive señaló que el objetivo de Apple, según dijo Steve Jobs, no es ganar dinero. Esto está  seriamente en duda por el momento, pero podrían hacer algo al respecto tomando medidas como la que recomienda Carr. Estamos al borde de un punto de inflexión con la tecnología digital, y esperamos ver a algunos de los actores principales priorizar justamente el bienestar de la humanidad y no sus reportes trimestrales con sus accionistas.

Una base de datos con más de 700 millones de correos electrónicos fue descubierta; es importante confirmar que el tuyo no esté incluido

Defender nuestra privacidad como usuarios de Internet es la mínima manifestación de madurez digital que todos tendríamos que ejercer. Ya sea en aplicaciones, redes sociales o demás servicios que minan tu información para luego venderla al mejor postor, gobiernos que espían a sus ciudadanos con el afán de "controlarlos", corporaciones que buscan detectar algorítmicamente tu perfil de consumidor para luego atacarte con nefastas campañas o simples data-mercenarios dispuestos a disparar sobre ti una cantidad insana de spam, a nosotros nos toca revalorar la información que ofrecemos y, sobre todo, defenderla. 

Recién se descubrió una de las bases más grandes de correos electrónicos que se hayan registrado jamás. Más de 700 millones de direcciones integran esta masiva base que fue descubierta por un investigador de seguridad cibernética en París. La información contenida fue recolectada por una máquina llamada Online Spambot, aparentemente originada en Holanda.

A pesar de que el descubrimiento se reportó a la policía para que la base de datos de correos sea desactivada, es importante consultar la lista para confirmar que tu correo electrónico no está incluido y, en especial, que no tienen también tu contraseña –lo cual agravaría la vulnerabilidad. En caso de que aparezca tu dirección en la lista te recomendamos cambiar la contraseña cuanto antes y, en general, habituarte a tomar medidas para defender tu información de todos los data-depredadores que pululan en la Red.

 

Consulta aquí la lista