*

X

Científicos estudian misterioso objeto interestelar, el primero jamás observado en nuestro sistema solar

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/02/2017

El objeto A/2017/U1, el primer visitante interestelar jamás detectado por astrónomos, está siendo observado atentamente

Los astrónomos se encuentran en un estado de perplejidad y excitación, al tiempo que intentan estudiar un misterioso objeto que ha aparecido en nuestro sistema solar en las últimas semanas.

El objeto en cuestión es una pequeña roca por ahora llamada A/2017/U1, la cual tiene una dimensión de poco más de 1/3 de km de largo. Lo notable de este objeto es que es, hasta la fecha, el primer visitante interestelar en nuestro sistema solar que los científicos han logrado detectar. (Todos los supuestos avistamientos de OVNIs no califican).   

Rob Weryk, astrónomo de la Universidad de Hawái, descubrió hace unos días este objeto, al notar que su movimiento no hacía sentido: era mucho más rápido que un asteroide o un cometa conocido, por lo cual se debía de tratar de un objeto de otro sistema solar. Y es que su velocidad es tal que el Sol no lo logra capturar en su órbita.   

Los astrónomos habían predicho algo similar, pero esta es la primera vez que se detecta un objeto hiperbólico, como le llaman (lo cual significa que no tiene una órbita elíptica).

El 9 de septiembre el objeto habría llegado a una distancia de 23 millones de millas del Sol, y con un empujón de la gravedad de nuestra estrella, alcanzó una velocidad de 55 millas por segundo. El 14 de octubre se acercó a 15 millones de millas de la Tierra, a una velocidad relativa de 37 millas por segundo. Esta velocidad es más de tres veces la velocidad de escape de la nave espacial New Horizons.

Por el momento, los astrónomos intentan recopilar la mayor cantidad de información posible del objeto para entender su composición y su origen. Numerosos telescopios en el mundo están siguiendo su trayectoria y pronto quizás podremos entender cómo este objeto, el cual es un asteroide interestelar, ha entrado a nuestro sistema solar. 

Los humanos sienten más empatía por los perros que por otros seres de su misma especie

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/02/2017

Esta situación puede explicarse tomando en consideración que los sujetos visualizan a los perros no como animales, sino como unos “bebés peludos” u otros miembros de su propia familia humana

En caso de ser necesario, los perros fungen como herramientas terapéuticas en personas que requieren elaborar un duelo, incrementar herramientas afectivas como la empatía, o simplemente enfrentar el miedo a la soledad. Desgraciadamente, hasta ahora se se sabía poco sobre los efectos terapéuticos de orden psicoperceptivo que estas mascotas son capaces de brindar a sus dueños.

De acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la Universidad Northeastern, de Boston, publicado en Society & Animal Journal, los humanos son capaces de experimentar más empatía por los perros que por otros humanos. Para llegar a esta conclusión se realizaron análisis a 256 estudiantes, a quienes se les presentaban dos casos: un humano y un perro siendo golpeados con un bate de béisbol por un personaje desconocido. Las víctimas, que podían variar entre un niño de 1 año, un señor de 30 años, un cachorro o un perro adulto, se encontraban con múltiples daños, una pierna/pata rota y en estado inconsciente.

Como resultado, los estudiantes realizaron un baremo del nivel de empatía en relación con cada una de las víctimas, y mostraron sentirse menos impactados cuando los adultos humanos eran las víctimas y más conmovidos cuando se trataba de bebés, cachorros y perros adultos. Según los investigadores, sólo uno de los estudiantes mostró bajos niveles de empatía cuando las víctimas eran bebés humanos y perros adultos.

Esta situación puede explicarse tomando en consideración que los sujetos visualizan a los perros no como animales, sino como unos “bebés peludos” u otros miembros de su propia familia humana. Es decir, el factor de la edad se encuentra presente y de manera significativa en relación a la especie: “Encontramos que hay un mayor nivel de empatía por las víctimas que eran niños humanos, cachorros o perros mayores que por aquellas víctimas que eran adultos humanos”.

Este factor es indispensable a la hora de transmitir la empatía hacia otros seres humanos: más allá de tan sólo una cuestión evolutiva, se trata de un método indispensable para la salud mental tanto de un individuo como de una sociedad entera, pues mientras mayor desarrollo empático y asertivo se genere en sistemas pequeños, como un hogar, una escuela o una colonia, mayor será el funcionamiento a nivel nacional.