*

X

Los 5 proverbios del hombre paranoico

Arte

Por: pijamasurf - 12/28/2017

Paranoia: cuando todo está conectado

Thomas Pynchon escribe en su clásico paranoico "Gravity's Rainbow": "Si es que existe algo reconfortante -religioso, si se quiere- en la paranoia, también está la antiparanoia, donde nada conecta con nada, una condición que no muchos pueden soportar por mucho tiempo". William Burroughs había dicho famosamente que "un paranoico es alguien que sabe un poco de lo que está pasando", sugiriendo que en realidad el mundo sí está ligado por hilos invisibles, conspiraciones y conexiones extrañas.

La paranoia, por supuesto, médicamente es definida como un estado mental patológico en el que se perciben o creen cosas que no son realmente ciertas, por ejemplo que uno está siendo perseguido o es víctima de una conspiración invisible. Pero literalmente el término significa percepción irregular o percepción más allá o por un lado de. El paranoico es quien percibe de manera no ordinaria. De cualquier manera hay un extraño placer en este estado mental delirante, al menos en el caso de algunos grandes paranoicos que se alimentan de su propia hiperconectividad. Particularmente esto es cierto de la literatura de Pynchon, la cual contiene varios clásicos stoners. La marihuana y el LSD son sin duda las sustancias por excelencia para hilvanar redes paranoicas.

A continuación "Los Proverbios para Paranoides" de Thomas Pynchon según fueron canalizados en "Arcoiris de Gravedad":

 

1. Probablemente nunca podrás tocar al Maestro, pero puedes hacerle cosquillas a sus criaturas.

2. La inocencia de las criaturas es inversamente proporcional a la inmortalidad del Maestro.

3. Si pueden lograr que hagas las preguntas equivocadas, no tienen que preocuparse por las respuestas.

4. Tú te escondes, ellos buscan.

5. Loa paranoicos no son paranoicos porque están paranoicos, sino porque no dejan de meterse, malditos idiotas, deliberadamente en situaciones paranoicas.

Lee también: Inherent Vice, la claridad del cannabis, las bondades de la marihuana

Esta mujer crea hermosos diseños con las hojas de los árboles que caen en el otoño (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 12/28/2017

Aunque la vida puede ser en sí misma estética, a veces necesitamos pequeños recordatorios que nos ayuden a darnos cuenta de ello.

Cada otoño, desde hace al menos cuatro años, es posible ver a una mujer en el campus de la Universidad Estatal de Sacramento barriendo las hojas que se desprenden de los árboles ahí plantados. 

Se dirá que esta es una labor común y corriente, y en cierto modo lo es, pero en el caso de Joanna Hedrick, está acompañada de una intención entre estética y metafísica. 

Su barrido no es simple, sino dirigido: con las hojas elabora preciosos y, en algunos casos, intrincados diseños. Espirales, laberintos, modestos fractales, combinaciones geométricas… 

Bajo la inspiración de Andy Goldsworthy (artista británico conocido por el uso de elementos naturales en sus piezas), Hedrick realiza estas figuras a manera de regalo para los estudiantes que, en esta temporada, suelen encontrarse en exámenes y ya que ella trabaja como consejera en la Universidad, seguramente sabe de la tensión que éstos provocan en los jóvenes.

“Tomo algo que ya es hermoso y lo hago único, algo ante lo cual no puedes simplemente pasar y ya”, dice.

El ejercicio evoca, inevitablemente, los mandalas de arena que realizan los monjes del Tíbet, paciente y laboriosamente, a lo largo de muchos días y aun meses, para al final barrerlos y aprender así que todas las obras son frágiles y momentáneas, que el ego es menos que una brizna para la esencia del tiempo y que todo, al final, desaparece, a veces amablemente, como las hojas de esos árboles, dispersadas por el viento o consumidas poco a poco por la misma tierra de la que surgieron.

 

También en Pijama Surf: Imágenes microscópicas revelan paisajes inmersos en nuestras lágrimas