*

X

Si quieres que alguien haga lo que dices, díselo al oído derecho (revela estudio)

Sociedad

Por: pijamasurf - 06/29/2009

Científicos italianos descubren que las palabras dichas al oído derecho son procesadas más rápido y tienen mejor acepación emotiva; programa a tus amigos y haz que hagan lo que quieres

1_disocteca_pescara_la_fabbrica

Si alguna vez tienes algo importante que decirle alguien y realmente quieres que acceda, díselo al oído derecho. Más allá de la complicidad que genera un secreto, científicos italianos han descubierto que el cerebro humano procesa el sonido de distintas formas y prefiere emotivamente lo que viene al oído derecho. Las sílabas dichas al oído derecho son procesadas preferentemente en el hemisferio izquierdo del cerebro, hemisferio que encarga mayormente del lenguaje. En un estudio realizado en una discoteca italiana, entre el techno o las maracas electrónicas del italodisco, y los ragazzi de camisa a pecho abierto de medusas bailando como robots que sudan y probablemente una que otra sexy donna devorando la luz y la energía de las personas... las peticiones de cigarro (“Hai una sigaretta?) resultaron mucho más efectivas: de 88 peticiones al oído derecho, 34 clubbers accedieron a regalar un cigarro; las peticiones al oído izquierdo sólo obtuvieron 17 cigarros. Como parte del control, las peticiones fueron hechas por una mujer: suponemos que a al mismo número de hombre y/o mujeres, para cumplir con el control. Claro que la investigación no sólo está basada en una prueba de discoteca, sino confirma, como equilibrio en el mundo cotidiano, lo observado en el laboratorio. No se escogió una discoteca por la afición de los científicos al tecnho o a acosar a bellas mujeres italianas y fumar gratis (queremos creer) sino porque de otra forma, sin el ruido, sería un poco raro que una persona se acercara a decirte un secreto al oído, a la luz del sol y el silencio: Me das un cigarro, te quiero morder la oreja. Una de las causas de la prevalencia de las peticiones al oído derecho parece tener que ver con que éstas son más inteligibles, ya que entran directamente y con mayor rapidez al nodo lingüístico del cerebro. Probablemente, al existir un retraso, aunque mímimo, en la intelección de un mensaje dicho al oído izquierdo, se genera un vacío de confusión que hace que una persona reaccione negativamente, puesto que por un nanosegundo no entiende lo que se le dice y se protege. Este estudio es parte de una serie más amplia de estudios que investigan la expresión natural de asimetrías hemisféricas en la conducta cotidiana de los seres humanos, conducidos por los psicólogos Daniele Marzoli y Luca Tommas de la Universdiad G. d’Annunzio . Y ciertamente saber esto podría tener un efecto práctico muy interesante particularmente para las personas que gustan de programar a los demás o simplemente de dejar un melífluo comentario cautivador, como un cohete en un caracol. Nosotros intentaremos la técnica la próxima vez que veamos a Padma Lakshmi, a Miranda Kerr y a Megan Fox: una pijamada, sí, ahorita, a través del túnel, vengan con nosotros, tenemos un paraíso digital: orquídeas, sandía y un pony de mar, les va fascinar: hipnóticas voces susurrando al oído derecho como mantras que roban la voluntad. Vía Wired: Requests to the Right Ear Are More Succesful Than to the Left Discoteca La Fabbrica de Pescara, donde una chica se te acerca al oído a pedirte un cigarrillo
Te podría interesar:
Tecnología de la vida eterna: históricamente la inmortalidad ha sido un reto para la ciencia médica y en las próximas décadas millones de personas rebasarán la mítica frontera de los 100 años de vida

longevidad_cien años_ tecnomedicina_edad_inmortalidad

Una de las magníficas virtudes atribuidas a la piedra filosofal, manejada por los maestros alquimistas a lo largo de siglos, está relacionado con la inmortalidad, o al menos con una longevidad inalcanzable para "los no adeptos". A lo largo de la historia distintas vertientes de la ciencia han coqueteado con la idea de alcanzar este arquetípico hito para ofrecer sus mieles a la humanidad. La idea de vivir para siempre debe ser uno de los alimentos más repetitivos para el imaginario colectivo, ya que prácticamente toda mente humana ha jugado con esta idea al menos una vez en su vida.

futureasdisruption1

La tecnoinmortalidad, o el vivir eternamente ayudado por la tecnología médica, se volvió muy popular a finales de la década de los setentas. Grandes científicos aseguraban a mediados de los 80´s que para el año 2010 sería inevitable que la ciencia no hubiera domado a la bestia de la mortandad. Y a pesar de que esta posibilidad sigue considerandose parte de la mística, por primera vez en la historia millones de nosotros, de los que leemos esta nota o veremos el próximo mundial de futbol en Sudáfrica, seguramente rebasaremos los cien años de vida.

Actualmente existen registradas alrededor de 340,000 personas que rebasan el centenario vital. A mediados del siglo pasado aquel que rebasaba esta frontera pertenecía a un exclusivo grupo formado por unos mil colegas planetarios que habían presenciado más de cien otoños. Para el año 2050 se calcula que esta cifra rebasará los 6 millones de personas.

Los investigadores atribuyen este fenómenos a los avances tecnomédicos y a un replanteamiento de la dieta alimenticia (algo un poco paradójico en la era del glutamato monosódicos y las hormonas en el alimento). Sin embargo tampoco pueden dejar de considerarse otros factores importantes como la evolución genética, el clima, y en algunos casos el lifestyle. Los países con "mayor desarrollo" tendrán mayor acceso a este nuevo nicho de edad que tiende a masificarse, pero también los países con tradiciones alimenticias más sanas. Tomando en cuenta esto, obviamente Japón encabeza los pronósticos pues para mediados de este siglo captará a más del 10% de la población que rebasa los 100 años de vida. chinese-new-year-symbols-longevity_

Además de la alimentación y el acceso a avanzados servicios médicos, un clima amigable también influirá en la vida del XXI, y en este sentido países mediterráneos de "primer mundo" también gozarán entre su población a muchos ciudadanos de esta edad, naciones como Italia o Singapur tendrían que ir tomando en cuenta esto. La clave de este fenómeno tecnosociogenético está en las adaptaciones necesarias, tanto funcional como culturalmente, que las nuevas sociedades tendrán que implementar para ofrecer una cierta calidad de vida a estas personas. Celebremos pues un nuevo nicho demográfico que además de portar y compartir experimentados conocimientos, seguramente utilizará habitualmente la más grande de las prendas: la pijama.

Entrevista con Ray Kurzweil: Chasing Immortality, The Technology of Eternal Life

Huffington Post: Starting to get crowded in 100-year-olds' club

Science Magazine: Intimations of Immortality