*

X
El reporte sobre consumo de medios de Matthew Robson para Morgan Stanley revela nuevas tendencias entre los adolescentes y llama la atención de buena parte del Internet y las empresas: los adolescentes no leen diarios, ignoran la publicidad y quieren escoger lo que ven a la hora que quieren, etc...
kidstreamingmusic040109-077x077Matthew Robson, un interno de 15 años en Morgan Stanley, escribió un reporte de investigación sobre los hábitos de consumo de los medios entre adolescentes que ha circulado por gran parte de los medios más importantes de Internet, viralizándose (curiosamente Matthew dice que a los adolescentes les gusta el marketing viral y odian la publicidad tradicional). En su reporte "Cómo consumen los medios los adolescentes", Matthew Robson considera que los adolescentes están consumiendo más medios, pero de formas diferentes y no están preparados para pagar por ellos, en especial por la música que escuchan, no utilizan Twitter, consumen noticias en pequeños bits y no están tan interesados en la televisión pues no pueden ver lo que ellos quieren cuando ellos lo quieren. Matthew dice que los adolescentes tienen que ser pacientes pues no pueden cambiar su teléfono móvil sino hasta su próximo cumpleaños. En general se desprende del reporte que los adolescentes quieren escoger el contenido y el momento en el que lo consumen, para que la publicidad les llegue tiene que estar presentada de una manera original y dirigida específicamente hacia ellos y están condicionados por la cantidad de dinero que reciben. Les presentamos un resumen de las conclusiones de Matthew Robson, su reporte fue escrito para la oficina de Morgan Stanley en Londres. RADIO Los adolescentes no están tan interesados por la radio, cuando la sintonizan es para escuchar música y no oyen programas en particular, en realidad prefieren el streaming en línea, sin publicidad y pudiendo escuchar la canción que quieren. TELEVISIÓN Aunque los adolescentes siguen estando interesados en la televisión, suelen hacerlo según la temporada (ya sean series o deportes) y cuando esta termina disminuye el tiempo que ven televisión. Muchos adolescentes se inclinan por servicios como BBC iPlayer, que les permite ver los programas que ellos quieren a la hora que quieren. Cuando entran los anuncios suelen cambiar de canal o hacer otra cosa. DIARIOS Matthew no conoce a ningún adolescente que pague por periódicos, ya que no tienen tiempo para molestarse leyendo las páginas y prefieren ver las noticias resumidas en la tele o en el Internet. Los únicos diarios que leen son los tabloides, los cuales son distribuidos gratuitamente en la calle o en el trasnporte, o tienen un costo muy bajo. VIDEOJUEGOS Aunque los adolescentes son el estereotipo de los gamers, el surgimiento de consolas como Wii ha hecho que surgan un gran número de jugadoras femeninas y un creciente grupo de jugadores de videojuegos menores a 6 años. Wii es la consola más popular, seguida del XBOX 360 y el PS3. Con la posibilidad de conectar las consolas a Internet y chatear vía voz, muchos adolescentes se rehúsan a pagar un telefóno ya que pueden hacerlo gratis a través de las consolas. Los videojuegos de PC tienen un lugar muy marginal en el mercado de los adolescentes ya que estos son lanzados en todas las plataformas y cuesta una cantidad adicional hacer un setup para poder jugar estos juegos de una forma fluída en una PC. Además estos juegos son sumamente fáciles de descargar o piratear, algo que no es igual para los juegos de otras consolas. INTERNET Todos los adolescentes (en Inglaterra) tienen acceso al Internet, ya sea en la escuela y/o en la casa. El uso del Internet en la casa es generalmente recreacional, se pasa mucho tiempo en redes sociales, la preferida de los adolescentes es Facebook. (curiosamente también lo es de los adultos de más de 35 años). No usan Twitter, aunque muchos se han dado de alta, en parte porque les cuesta twittear desde sus teléfonos y prefieren guardarse ese dinero para mensajear a sus amigos, además de que se dan cuenta de que nadie ve sus perfiles así que sus tweets no tienen sentido. Muchos adolescentes usan YouTube para ver anime y también para oír música. Google es el buscador más usado debido a que es fácil de usar. Los adolescentes no usan los directorios MARKETING VIRAL/ Y EN EL ESPACIO PÚBLICO Muchos adolescentes disfrutan del marketing viral ya que suele tener un contenido divertido y cómico. Ven los anuncios en los sitios de internet (pop-ups y banners) como totalmente sin sentido y nunca les han prestado mucha atención ya que son identificados bajo una luz negativa. La mayor parte de la publicidad en la calle no le produce ninguna reacción a los adolescentes ya que están acostumbrados a ella desde que nacieron y generalmente no está hecha para ellos; en algunos casos su única reacción es oponerse. La excecpión son ciertas películas que si están dirigidas a ellos. MÚSICA Los adolescentes oyen mucha música, la mayor parte del tiempo mientras hacen otra cosa (navegar por Internet o trasladarse de un sitio a otro). Muy pocos adolescente compran un CD, la mayor parte de la música que escuchan la bajan de Internet de manera ilegal (8/10). Los adolsecentes que tienen más dinero utilizan iPods para escuchar música, los que tienen menos usan sus teléfonos celulares. ¿Qué está "in"? • Cualquier cosa con una pantalla táctil • Teléfonos móviles con gran capacidad para almacenar música • Dispositivos portátiles que se conecten a Internet • Televisiones muy grandes Qué está out? • Cualquier cosa con cables • Teléfonos con pantallas en blanco y negro • Telefónos muy grandes ("tabiques") • Dispositivos con menos de 10 horas de batería Media&Internet How Teenagers Consume Media
Te podría interesar:
Quinceañero que hizo reporte sobre tendencias de consumo en medios para Morgan Stanley se ha convertido en una celebridad

1__matthew_robsonNo cabe duda que en el siglo XXI la brecha generacional se ha convertido en un abismo, la vertiginosa revolución tecnológica ha hecho que los jóvenes y los adultos hablemos lenguajes diferentes y opuestos, y que veamos al mundo con lógicas que no se entienden entre ellas.

Me dirán que siempre ha sido así, que la llegada del rock hizo que los padres de esos jóvenes que deliraban con tan alocado baile no comprendían el éxtasis que provocaban aquellas contorsiones, que el cabello largo de los Beatles sacudió a la conservadora sociedad británica y que todas las modas que les siguieron (punks, raperos, darketas, góticos...) no eran más que señas de algo tan viejo como el tiempo: que los jóvenes buscan distinguirse de los adultos a través de estilos extravagantes que marcaran quien es quien.

Lo diferente en este caso es que antes los padres y los hijos accedían a medios de comunicación semejantes como el tocadiscos, la radio, la televisión o los medios impresos como periódicos y revistas, pero ahora ya no. Hoy por hoy los jóvenes tienen al internet como su principal medio de información y de conexión con el mundo, o al menos así lo considera el chico británico de 15 años que ha armado todo un follón con el informe que hizo para la conocida firma financiera Morgan Stanley.

Me imagino que cuando el analista de esa firma decidió encargar a Mathew un sondeo de la manera en que los jóvenes conciben a los medios de comunicación lo hizo con el objeto de ofrecer al chico algo con que entretenerse en su corta estancia de trabajo. Y le dio al clavo, ahora el famoso adolecente concede numerosas entrevistas en relación con su famoso informe que no hace más que poner en blanco y negro lo que se practica desde hace tiempo a través del ciberespacio.

Ya que compartimos este espacio que justamente nos permite intercambiar puntos de vista, propongo verificar algunos de los "hallazgos" de este tiburón financiero en potencia. Lo primero es que lo que se consume debe ser gratis: la música, la información, todo lo que se relacione con entretenimiento; lo segundo es que se prefiere lo que tiene que ver con intercambios de opinión entre personas que no se conocen en carne y hueso, por ejemplo, que la mayoría pertenece a alguna o varias redes sociales por internet, comenzando por facebook. Otra de las conclusiones es que hay cosas que simplemente no existen dentro de los códigos de las nuevas generaciones, leer un periódico de papel o comprar un CD o usar el móvil para algo más que no sea enviar mensajes.

Es evidente que la consulta entre amigos y colegas no le puede dar al "Informe Matthew" ninguna validez de generalización, pero lo que si pone una vez más en claro es que estamos viviendo el fin de una era en la que la cultura y los recursos materiales eran condiciones importantes para acceder a una lógica de comunicación limitada y excluyente, y que ahora lo único que nos puede dejar fuera es la poca pericia para surfear en internet en busca de todo tipo de aventuras.

Ver análisis del informe y el informe completo de Matthew

Yolanda Meyenberg Leycegui es columnista invitada de Pijamasurf. Es investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

Más artículos de Yolanda Meyenberg en Pijamasurf