*

X

William Cooper, el hombre que predijo el ataque del 9-11 y luego fue muerto por la policía

Política

Por: pijamasurf - 09/11/2009

William Cooper dijo por la radio, meses antes del 11 de septiembre, que se realizaría un ataque terrorista del que se culparía a Osama Bin Laden; en noviembre Cooper murió a manos de la policía.

El 28 de junio de 2001 Milton Wiliam Cooper, transmitiendo por radio de onda corta, dijo que Estados Unidos debía prepararse para un estremecedor ataque del cual sería culpado Osama Bin Laden, pero que en realidad sería orquestado por el mismo gobierno.

El 5 de noviembre la policía decidió arrestarlo, después de que fuera acusado de amenazar con una pistola a unos transeúntes que pasaban cerca de su casa en Eager, Arizona. La policía, que sabía que Cooper estaba armado, hizo que saliera de su casa tocando música a alto volumen. Según la policía, después de que se identificaron, Cooper regresó a su casa por una escopeta y empezó a disparar. El hombre hirió en la cabeza a uno de los oficiales y otro policía le disparó, matándolo.

cooper_m9William Cooper había escrito en su sitio de Internet que cualquier tipo de arresto ilegal sería recibido con una arma mortal y que temía por su vida. Según sus allegados Cooper fue asesinado por el FBI, ya que se había convertido en un líder contracultural, uno de los padres de la teoría de la conspiración moderna que sería mejor acallar.

William Cooper en un principio creía que el gobierno de Estados Unidos había hecho un pacto secreto con una raza de extraterrestres. Cooper sostenía que dentro de la armada de Estados Unidos había trabajado en el proyecto secreto Operation Majority, de donde obtuvo información clasificada sobre la alianza tecnológica del gobierno con los extraterrestres. Más tarde se contradijo y señaló que fue víctima de una manipulación por parte del gobierno secreto de los Iluminati, el cual, dijo, engaña a la milicia y a otros sectores del gobierno con la idea de que están trabajando con o en contra (según sea el caso) de estos extraterrestres.

Aunque las teorías de la conspiración de Cooper puedan ser increíbles, delirios dignos de la ciencia ficción (o no), lo que es indudable, y comprobable, es que predijo el ataque del 11 de septiembre del 2001 con escalofriante precisión, al mencionar que en Osama Bin Laden recaería la culpa del suceso . Cooper, como se puede escuchar en el video, se maravillaba de que un reportero de CNN pudiera entrar a una cueva y entrevistar al hombre más buscado del mundo y, en contraste, todos los servicios de inteligencia no pudieran encontrarlo.

A la luz de la enorme cantidad de evidencia que apunta a que el gobierno de Estados Unidos encubrió el ataque del 9-11, las implicaciones de la predicción y posterior muerte (o asesinato) de Milton William Cooper son sumamente perturbadoras.

Si Estados Unidos y en general el planeta resultó manipulado en un acontecimiento tan notorio y de una forma tan burda, ¿cómo sabemos que no estamos siendo manipulados constantemente de forma menos evidente?

11-s, a 8 años del autoatentado: la más grande manipulación de nuestros días

Milton William Cooper (Wikipedia)

The Hour of Time (sitio de William Cooper)

Majesty Twelve (la conspiración según William Cooper)

Te podría interesar:

Chomsky: La guerra contra las drogas es una ficción narrada para controlar a la sociedad

Política

Por: pijamasurf - 09/11/2009

En conferencia en la UNAM, Noam Chomsky dijo que el TLC es un arma de EU para controlar a México y trazó brillantemente la historia de la política expansionista de su país.

!!!-Noam-Chomsky-México-UNAM

Un llanero solitario en el yermo de la izquierda de Estados Unidos y probablemente el más lúcido bastión de la izquierda mundial visitó México para ofrecer una conferencia magistral en la UNAM.

Noam Chomsky deshebró "la realidad mundial unipolar" que ha construido taimadamente la estrategia política expansionista de Estados Unidos.

El lingüista y politólogo dijo que el TLC fue ideado como una arma para controlar a México en taller de desarrollo de estrategias para América Latina, celebrado en el Pentágono en 1990, propuesto como una forma de impedir los riesgos de una eventual democratización que osara desafiar a Estados Unidos. Esto se solucionó al imponer reformas neoliberales que ataran al gobierno mexicano. Al socavar la agricultura mexicana, que competiría con las grandes corporaciones estadounidenses subsidiadas, se crearía una migración hacia el norte, lo cual permitiría militarizar las fronteras.

(Similarmente el Proyect for the New American Century en en el año 2000 marcó los lineamientos a seguir para el gobierno de Bush, la invasión a Irak y el atentado a las Torres Gemelas).

Chomsky también habló sobre cómo Obama es un producto de mercadotecnia, tomando como referencia el hecho de que su campaña presidencial  superó a Apple como la mejor campaña promocional según la industria de la publicidad. "Las elecciones en Estados Unidos son montajes espectaculares (extravaganzas)", dijo Chomsky. Recordó además que los máximos donantes de la campaña de Obama fueron las instituciones finnacieras que luego rescató. Un guiño a Goldman Sachs, cuyos ex directivos son ahora los directivos de la economía de EU. "Los principales arquitectos de las políticas públicas no son los comerciantes y los fabricantes, sino las instituciones financieras y las corporaciones trasnacionales", dijo.

Curiosamente la definición de Mussolini de fascismo era la fusión del Estado con las empresas.

Por otro lado, Chomsky aseguró que la política expansionista de su país opera bajo las normas de la mafia que protege su territorio:

"Que alguien  logre desafiar al Amo puede volverse un virus que disemine el contagio, tomando prestado el término usado por Kissinger cuando se preparaba para derrocar el gobierno de Allende".

Chomsky incluso trazó el camino político del nuevo orden mundial:

"[...] las políticas se conforman muy cerca de las doctrinas del orden mundial formuladas por los planificadores estadounidenses de alto nivel durante la Segunda Guerra Mundial. A partir de 1939 reconocieron que, fuera cual fuese el resultado de la guerra, Estados Unidos se convertiría en una potencia global y desplazaría a Gran Bretaña".

Con su característica inteligencia penetrante, desenmascaró "la ficción de la guerra contra las drogas" como una agenda oculta para crear un nuevo enemigo necesario. Justo cuando caía el muro de Berlín y el enemigo del comunismo se desinflaba, Estados Unidos invadía Panamá. Bajo el nuevo mapa geopolítico se hizo necesario "contar con un nuevo pretexto, y este llegó rápido: la amenaza de narcotraficantes de origen latino", lo cual permitió incrementar la intervención policiaca tanto al interior de Estados Unidos como en el resto del mundo (Afganistán, Colombia, México).

(Ya en la década de los 50 el escritor beat William Burroughs había percibido la utilización de la guerra de las drogas para crear una sociedad de control, un Estado policial).

"El hecho de que se privilegien consistentemente los métodos menos eficaces y más costosos sobre los mejores es suficiente para mostrarnos que los objetivos de la guerra contra las drogas no son los que se anuncian".

"El entrenamiento de oficiales latinoamericanos se ha incrementado abruptamente en los últimos 10 años, mucho más allá de los niveles de la guerra fría. El pretexto es la guerra contra las drogas".

(Quien quiera investigar más sobre este tema debería de buscar el trabajo de George H. W. Bush como director de la CIA y su relación con el opio en Afganistán).

Chomsky advierte que Estados Unidos busca montar una base en Palanquero, Colombia, desde donde podría monitorear todo el sur del continente americano.

La única alternativa optimista que ve Chomsky ante esta macabra elucubración de dominación planetaria es la formación de movimientos populares independientes que desafíen la visión unipolar del mundo. O, en términos de Hakim Bey, comunidades intencionales de resistencia (utopías neopiratas).

Recomendamos a nuestros lectores consultar el texto completo de Chomsky en el periódico mexicano La Jornada.