*

X
El proceso de selección social en Japón muchas veces es determinado por el tipo de sangre de una persona, siendo los tipo B lo más perjudicados por la llamada Burahara

En Japón, si alguien tiene sangre A, B, O u AB es un tema de conversación muy común (y no se trata de un fetiche entre vampiros). Se cree que que el tipo sanguíneo determina en gran medida la personalidad de una persona, así como su "química" en el amor, y su disposición al trabajo.

Las revistas del corazón japonesas suelen publicar artículos sobre los tipos de sangre como si se tratara de signos astrológicos; este tema también ha generado una serie de libros de autoayuda.

Se dice que los tipo A son confiables, se sacrifican por los demás, pero son reservados y tienden a preocuparse mucho.

Los tipo O son decisivos y con mucha confianza en sí mismos.

Los AB son balanceados, lógicos, tienen una visión clara, pero se mantienen distantes y son difíciles de mantener.

Los que son considerados como las ovejas negras son los tipo B, librepensadores extravagantes y egoistas.

En algunas entrevistas de trabajo se llega a preguntar el tipo de sangre lo que hace que algunas personas se sientan discriminadas, incluso existe el término Bura-Hara, para referirse a la discriminación sanguínea. Empresas, también, llegan a definir las personas que trabajan en un proyecto según su compatibilidad sanguínea.

Incluso se dan sesiones de citas "speed-dating" en las que mujeres atienden sólo a conocer personas de tipo A o AB (algo como los machos Alpha). Una mujer dice a la BBC de Londres que ahora sólo busca personas de sangre A ya que su experiencia pasada con alguien de sangre B fue desastrosa, ya que este era muy desorganizado (el orden es evidentemente uno de los valores más apreciados en Japón).

El ex primer ministro Taro Aso incluso llegó a poner su tipo de sangre A en su perfil en su página de Internet.

Detrás del Bura-Hara ahí un matiz de racismo relacionado a la eugenesia y a la distinción entre la sangre taiwanesa de la sangre Ainu. Aunque también, señalan alguno críticos, es una forma para expresar algo que normalmente suele ser muy difícil en la recatada y discreta sociedad japonesa, es decir, una excusa para hacerle ver a alguien que le disgusta su presencia.

*El redactor de esta nota ni siquiera sabe el tipo de sangre al que pertenece (¿era A u O?), lo cual limitaría mucho su espectro de relaciones en Japón, un país que le atrae tanto como le extraña.

Vía BBC
Te podría interesar:
Publican lista de mil ex miembros de la iglesia de la cienciología o cientología que denuncian las nocivas prácticas de esta agrupación

En un comunicado de prensa enviado al sitio alternativo de noticias Disinfo, por un misterioso personaje que firma como “El Anónimo”, se anuncia la publicación de una lista con mil ex integrantes de la famosa Iglesia de la cienciología, polémica doctrina fundada por Ron Hubbard, que además de haber recibido cientos de acusaciones por actividades fraudulentas, manipulación, y acopio voraz de riquezas materiales, incluye entre sus filas a personalidades como Tom Cruise y John Travolta.

Aquí el comunicado:

Más de mil ex miembros de la Iglesia de la cienciología, han declarado públicamente en contra de la llamada iglesia, de acuerdo con una lista investigada y compilada por Anónimo durante el ultimo año y anunciada el pasado 11 de abril de 2010.

Los individuos que integran la lista han hablado, utilizando sus verdaderas identidades, en contra de los abusos observados y experimentados al interior de la pseudo iglesia, ignorando el peligro de la política del “juego justo” que aplica la cienciología, la cual consiste en que sus miembros tienen la libertad de destruir a aquellos que critican la organización. La mayoría de ex miembros guardan silencio debido a esta conocida política.

Las historias que narran estos ex miembros son similares a las revelaciones que han publicado medios como el New York Times, el St. Petersburg Time, y más recientemente, por el reportaje de cinco episodios que transmitió CNN en su programa Anderson Cooper 360. De acuerdo con la Iglesia de la cienciología, estos antiguos miembros son mentirosos que mantienen una agenda para destruir la agrupación. Anónimo se pregunta hoy si los cientólogos también calificaran de mentirosos los mil testimonios de estos ex integrantes.

La lista, que cada día crece, contiene nombres de individuos que ya no practican la cienciología así como de muchos otros que aún lo hacen. Lo que tienen en común es que cada uno de ellos ha decidido dar la cara y contra al mundo sus experiencias con la organización. Mientras que sus circunstancias varían, las historias son similares y giran en torno a temáticas compartidas: rígido control de la información, desconexión forzada de sus seres queridos que no aprueban al grupo, mordaces campañas para extraer dinero de sus miembros, abuso físico y emocional, campos con dinámicas esclavizantes que buscan reforzar el endoctrinamiento, y muchas otras prácticas cuestionables. El problema no es exclusivo de un país en particular. Estas historias emergen en países alrededor del mundo durante las décadas recientes.

Anónimo celebra hoy la compilación y publicación con la fuerza de mil voces humanas que ya no permanecen silenciadas, y jamás volverán a callarse. Todas las víctimas y testigos de abusos al interior de la organización son invitados a compartir sus denuncias.

Esperamos que el valor demostrado por estas personas motive a más gente a compartir sus denuncias y sus experiencias, para con ello prevenir que sigan sucediendo. Desde febrero de 2008 Anónimo ha protestado y denunciado en contra de los crímenes y abusos perpetuados por la “Iglesia de la Cienciología” y sus múltiples agrupaciones. Estas protestas continuarán.

Somos Anónimos

Somos una Legión

No Perdonamos

No olvidamos

Espérenos

Ver lista completa aquí