*

X
El proceso de selección social en Japón muchas veces es determinado por el tipo de sangre de una persona, siendo los tipo B lo más perjudicados por la llamada Burahara

En Japón, si alguien tiene sangre A, B, O u AB es un tema de conversación muy común (y no se trata de un fetiche entre vampiros). Se cree que que el tipo sanguíneo determina en gran medida la personalidad de una persona, así como su "química" en el amor, y su disposición al trabajo.

Las revistas del corazón japonesas suelen publicar artículos sobre los tipos de sangre como si se tratara de signos astrológicos; este tema también ha generado una serie de libros de autoayuda.

Se dice que los tipo A son confiables, se sacrifican por los demás, pero son reservados y tienden a preocuparse mucho.

Los tipo O son decisivos y con mucha confianza en sí mismos.

Los AB son balanceados, lógicos, tienen una visión clara, pero se mantienen distantes y son difíciles de mantener.

Los que son considerados como las ovejas negras son los tipo B, librepensadores extravagantes y egoistas.

En algunas entrevistas de trabajo se llega a preguntar el tipo de sangre lo que hace que algunas personas se sientan discriminadas, incluso existe el término Bura-Hara, para referirse a la discriminación sanguínea. Empresas, también, llegan a definir las personas que trabajan en un proyecto según su compatibilidad sanguínea.

Incluso se dan sesiones de citas "speed-dating" en las que mujeres atienden sólo a conocer personas de tipo A o AB (algo como los machos Alpha). Una mujer dice a la BBC de Londres que ahora sólo busca personas de sangre A ya que su experiencia pasada con alguien de sangre B fue desastrosa, ya que este era muy desorganizado (el orden es evidentemente uno de los valores más apreciados en Japón).

El ex primer ministro Taro Aso incluso llegó a poner su tipo de sangre A en su perfil en su página de Internet.

Detrás del Bura-Hara ahí un matiz de racismo relacionado a la eugenesia y a la distinción entre la sangre taiwanesa de la sangre Ainu. Aunque también, señalan alguno críticos, es una forma para expresar algo que normalmente suele ser muy difícil en la recatada y discreta sociedad japonesa, es decir, una excusa para hacerle ver a alguien que le disgusta su presencia.

*El redactor de esta nota ni siquiera sabe el tipo de sangre al que pertenece (¿era A u O?), lo cual limitaría mucho su espectro de relaciones en Japón, un país que le atrae tanto como le extraña.

Vía BBC
Te podría interesar:

'Que nunca te arresten': ex policía quema karma y da tips a fumadores de marihuana

Buena Vida

Por: pijamasurf - 04/28/2010

El ex policía Barry Cooper se convirtió en "kopbuster" luego de que probó las mieles de la ganja, del otro lado de la ventana, y ahora se dedica a aconsejar a fumadores de forma que puedan burlar a la ley y hasta a sorprender violaciones de la misma policía in fraganti.

No cabe duda de que Barry Cooper es un gran tipo, como un diamante entre cerdos, no sólo se dedica a un servicio social alternativo, tiene un excelente humor y una inteligencia práctica, que por suerte está a favor de las personas inocentes que consumen drogas sin hacerle daño a nadie y en contra de los policías que como él (antes) se pasan de largo la ley para arrestar a jóvenes que se drogan (y a veces ni siquiera se drogan). Sin embargo, lastimosamente, la misma policía se ha vengado de este gran ciudadano.

Cooper era uno de esos policías rudos (el "bad cop" dentro de la rutina "good-bad cop"), que gustaba del rush de la adrenalina de detener a alguien e imponer su fuerza, muchas veces, en la jungla de metal moderna, saltándose el procedimiento policial. De hecho fue una vez que cateó demasiado a un hombre negro buscando drogas en sus calzones, la que lo hizó salir de la Fuerza. La policía fue demandada y llegó a un arreglo, pero Barry se frustró de que su departmento no lo hubiera defendido cuando fomentaba este tipo de conductas y renunció.

Barry pasó algunos años vagando como vendedor de autos hasta que conoció, por influencia directa de la Buena Policía del Karma, a su esposa Candi y se convirtió en un caso más que comprueba que en la guerra contra las drogas ganan las drogas.

"Literalmente me pase el año siguiente en su recámara, ella y yo conociéndonos, platicando y fumando marihuana. Nunca había comido pizza en la cama antes. Pedíamos pizza y fumabamos ganja, y la primera cosa que hacía era reírme y reírme. No podía creer la alegría que estaba sintiendo. Luego se volvía llanto. Candi sabía que tenía mucha culpa en mí. Empezaba a hablar con ella de que como me sentía pésimo por las cosas que les había hecho a las personas que tenían esta marihuana que ahora estaba disfrutando y me estaba curando".

La sexy esposa de Barry Cooper (quien lleva el legendario apellido del detective psicodélico Dale Cooper) le dijo que lo importante era cambiar y que lo perdonarían. Eso fue exactamente lo que hizo el buen Barry.

En el 2007 lanzó su DVD Never Get Busted Again (Que nunca te arrestren otra vez). En este clásico underground, autoproducido, Barry le muestra a los fumadores de marihuana cómo ser más listos que los policías y sus perros. Aunque evidentemente muchos de estos consejos son parte de la idiosincracia de la policía de Estados Unidos, otros seguramente aplican más allá de las fronteras.

Entres los consejos que da Barry están nunca tocarse la cara porque esto es recibido por los policías como un rasgo de que se oculta algo. Es una buena idea traer un gato para distraer a los perros de la policía y a la policía misma, incluso si se remueve el gato los perros estarán obsesionados por el olor de un gato. Es una buena idea utilizar orina de venado también para distraer a los perros.

En sus videos Barry utiliza imágenes grabadas en los 90s con la cámara de su patrulla y congela la imagen para explicar ciertos puntos, es una belleza ver como Barry, el prototipo de un policía en ese entonces, ha cambiado después de algunos años "free-lanceando" y fumando ganja.

Por si esto no fuera suficiente Barry decidió exponer las violatorias prácticas policiales en las que había participado cuando era policía. De esta forma encontró el caso de Yolanda Madden, una joven que fue arrestada en Odessa, Texas, por tener 1 gramo de metanfetamina y condenada a 8 años.

Barry se juntó con el padre de Yolanda, quien tenía evidencia de que la policía le había plantado la droga a su hija y con este caso inauguró su show "Kopbusters".

El plan de Cooper consistía en crear una falsa casa de cultivo de marihuana para que la policía hicera una redada ilegal. Cooper envío una carta a una iglesia local, que sabía alertaría a la policía diciendo que se crecía marihuana en la casa y que habían visto grandes cantidades de dinero (algo que los haría picar el anzuelo). Adentro de la casa sólo pondría una luz sobre un par de árboles de navidad y equipo de grabación. Un tip anónimo no es suficiente razón para que la policía entre y resgistre una casa.

Cooper y su crew recibieron a la policía con camisetas de "Free Yolanda" y cusetionándolos por qué habían entrado a su casa. Cooper logró la atención de los medios locales y durante la grabación dio a conocer el caso de Yolanda. Un añodespués Yolanda salió de prisión bajo la noción de la policía había ocultado evidencia que podrían haber ayudado a su defensa.

Barry sigió haciendo shows de "Kopbusters" exponiendo a la policía hasta que después de subir el siguiente video a YouTube, la policía del condado de Williamson arrestó a Cooper y registró su casa con sólo un cargo de "falso reporte dado a un oficial de policía" algo que generalmente no amerita ninguna búsqueda adicional de elementos incriminatorios. La policía encontró una pequeña cantidad de marihuana; Barry pasó dos días en la cárcel, pero lo peor de todo es que la policía llamó a los servicios de protección infantil alegando que habían encontrado una foto de su hija de diecisiete años fumando marihuana; Barry alegó que su hija ni siquiera vive en casa, estudia en la universidad y logró que fuera desestimado; sin embargo, esto hizo que el padre del hijo de su esposa Candi, pidiera custodia del menor, y éste no ha regresado a vivir con ellos.

Barry ha dejado de atrapar a los policías en situaciones comprometedoras para que su familia no corra peligro, pero sigue haciendo podcasts y webcasts junto con su esposa, los cuales pueden ser vistos en Youtube, algunos incluso subtitulados en español (aunque recientemente al parecer Barry, un moderno heroe americano, ha vuelto a atrapar policías).

Vía Alternet

Canal de YouTube de "Never Get Busted"