*

X

Envolviendo el dolor en dignidad: retratos de víctimas de abusos sexuales (FOTOS)

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/09/2014

Con su valiente serie Trigger Warning, la fotógrafa Lydia Billings procura “construir una voz colectiva” para sobrevivientes de violación y abuso sexual, y al hacerlo crea un complejo mapa narrativo de experiencias que se trasparentan por los ojos de los sujetos que fotografía. Billings evita cualquier impulso a revictimizar a sus personajes, y en lugar de ello les da el poder de hablar por sí mismos. Aborda el tema de una manera elegante -si se le puede llamar así- cosa que no es nada fácil por obvias razones. 

Primero conoce a cada persona sin una cámara, permitiendo que surja una conversación orgánica y, habiendo generado una suerte de espacio de confianza, regresa días después con la cámara y en menos de diez minutos toma la fotografía. Sus imágenes hablan por sí solas, pero además tienen una pequeña declaración de cada uno de los sujetos, que explica su posición ante el acontecimiento violento y cómo este ha cambiado sus vidas por completo.

Trigger Warning también presenta una serie complementaria de historias visuales de violación en tercera persona. Éstas son capturas de lugares donde podría, concebiblemente, ocurrir un abuso (ninguna de estas locaciones son sitios reportados de violación o abuso). Así, la foto de un bosque o de un auto estacionado evocan una historia específica en la mente del observador. El poder de estas series reside en la sutileza entre el hecho y la posibilidad. Los lugares que retrata son bastante familiares para todos nosotros –una tienda de video, una casa- pero están contextualizadas de manera que aludan al gran demonio del abuso sexual, que nunca discrimina sitios ni topografías.

Recorrer la serie es entrar en un diálogo doloroso, es verdad, pero también admirablemente valiente.

 

Te podría interesar:

¿Qué se siente ser mujer y pasearte con pantalones entallados en una universidad de Egipto? (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/09/2014

Un impactante video muestra a una estudiante. que viste un top rosa y jeans entallados, siendo acosada por un grupo de hombres mientras camina a través del campus de la Universidad de El Cairo, en Egipto.

cairo u

Un impactante video muestra a una estudiante siendo acosada sexualmente mientras camina a través del campus de la Universidad de El Cairo, en Egipto. Usando un top rosa y jeans entallados, la joven mujer es víctima de gritos y chiflidos mientras avanza a través del lugar entre un grupo creciente de hombres que la siguen.

Se puede ver a los guardias universitarios en el video, el cual se ha vuelto viral en las redes sociales, escoltándola fuera de las instalaciones después de que se escondiera en un baño para escapar del grupo, que presuntamente estaba intentando quitarle la ropa.

El decano de la Escuela de Leyes de la Universidad, Gaber Nasser, ha encendido las reacciones después de que pareciera culpar a la chica diciendo que su indumentaria era “un poco fuera de lo convencional”. Declaró al canal egipcio ONTV: “Esta chica entró a la universidad portando una abaya [una capa holgada] y luego se la quitó en la facultad y apareció con esa ropa, lo que causó —aunque no es para nada justificable— [el incidente]”.

Mariam Kirollos, una activista de los derechos de la mujer, dijo en Twitter que el decano debería ser “interrogado y  expulsado” y que “las investigaciones sobre el incidente deberían iniciarse inmediatamente”.

Pero el Sr. Nasser reclama haber sido malinterpretado y dice disculparse por el malentendido. "Les aseguro que esto no es verdad y me disculpo por el malentendido y repito que aquellos [que acosaron a la chica] serán severamente castigados”, escribió en Twitter.

El incidente fue cubierto también por varios talk shows. En el canal Orbit Channel, el anfitrión Amr Adib preguntó: "Si una chica está desnuda, ¿eso significa que alguien debe brincar sobre ella?"

La mayoría de las estudiantes de la  Universidad de El Cairo usan tops y jeans y evitan la ropa reveladora, como muchas mujeres en Egipto. Un reporte realizado por las Naciones Unidas el año pasado encontró que 99.3% de las mujeres y las niñas en Egipto habían sido acosadas sexualmente en algún momento. El problema parece empeorar por el hecho de que Egipto no señala el acoso sexual como una ofensa. Al menos dos diferentes proyectos de ley han sido suscritos al parlamento egipcio desde 2012 para criminalizar el acoso sexual, pero ninguno ha logrado tener el apoyo suficiente.

En 2013 hubo reportes de ataques sexuales premeditados contra mujeres que protestaban en la plaza Tahrir. La Operación Anti-Acoso Sexual (OpAntiSh), dispuesta para rescatar a las víctimas de la plaza recibió 19 reportes de acoso sexual grupal, seis de los cuales terminaron en hospitalización, siendo el peor un caso que involucró la mutilación de de los genitales de una mujer con un cuchillo. 

[The Independent]