*

X

¿Cómo sabe Facebook qué anuncios mostrarte (y cómo evitarlos)?

Por: pijamasurf - 12/12/2015

Todo lo que haces en Facebook es material para promover anuncios, pero afortunadamente existen maneras de entender y reprogramar este funcionamiento
imagen: @AntiFeisbuk

Imagen: @AntiFeisbuk

¿Te has preguntado por qué cuando platicas con un contacto sobre helados (es un decir) te aparecen inmediatamente anuncios de heladerías o promociones relacionadas con postres? Con los años, Facebook ha perfeccionado maneras de convertir tus interacciones en la red social en datos relevantes para los anunciantes. Echar un vistazo a tus preferencias de anuncios puede ser una experiencia extraña, pero personalizarlas puede hacer tu experiencia en FB menos invasiva.

Lo primero es seguir la ruta Configuración>Anuncios>Editar>Ver Preferencias (o dar clic aquí).

Luego verás una lista parecida a esta:

facebook ads

Dentro de cada categoría podrás encontrar cosas, temas, productos o servicios que Facebook considera que te han interesado por una u otra razón, desde artes marciales hasta carreras de perros, y desde marcas hasta intereses espirituales. En dicho panel es posible editar las categorías para evitar que esos molestos anuncios aparezcan (aunque como bien sabemos, la única forma de que la red social no recopile y venda tu información es una desconexión extrema de la misma, porque finalmente, al editar tus preferencias de anuncios, estás depurando el tipo de publicidad que Facebook de todas formas va a ofrecerte).

Te podría interesar:

Jimmy Page y el arte de la composición musical

Por: pijamasurf - 12/12/2015

Led Zeppelin fue una de las agrupaciones más influyentes de los 70, en gran parte debido a la pasión y cuidado que su guitarrista, Jimmy Page, ponía en cada proceso de composición

Screen Shot 2015-12-12 at 7.33.10 PM

Cada canción es un lugar diferente al que se llega de manera distinta cada vez. En el proceso de composición musical de Jimmy Page, el carácter de cada lugar al que quiere llevar al escucha es muy diferente de todos los demás –o al menos ese es el ideal de la variedad de estados emocionales a los cuales logra transportarnos la música de Led Zeppelin.

Desde la obertura orquestal de “The Rain Song” hasta el imaginario céltico de “Stairway to Heaven”, pasando por los rápidos ataques de “Rock and Roll”, cada pieza de Zeppelin es una pequeña arquitectura, una casa en el bosque, una invocación a la lluvia, un frenético baile tribal, en fin; porque a decir de Page “cada una tiene su propio carácter, tanto musicalmente como líricamente”, pues cada canción se crea “de tal manera que la música sea de importancia capital para montar la escena”.

Según afirma el guistarrista en una entrevista con Daniel Rachel, los títulos eran una buena pista: un mapa del lugar al que en ocasiones quería llevar musicalmente a los demás miembros de la banda, además de que en ocasiones servían como recordatorios del proceso mismo. “The Song Remains the Same”, con la cual se abre el álbum Houses of Holy, era en un principio la obertura que desencadenaría “la parte orquestal de ‘The Rain Song’”, pero durante los ensayos Robert Plant comenzó a cantar antes de lo esperado, por lo que se permitieron jugar con la idea y desarrollarla hasta volverla una canción que “se queda como está”, formando una pieza separada.

Page solía trabajar en pequeñas ideas musicales cuando no estaba en el estudio, de manera que al juntarse con el resto de la banda “pudiera pensar, ‘Oh, ya sé qué voy a tocar aquí’, si es que no lo habías tocado ya. Algunas cosas las tenía muy claras, y otras cosas –a medida que avanzaba el grupo-- se hacían en el momento. ‘Ramble On’ y ‘What Is And What Should Never Be’ ya tenían estructuras completas” cuando se las presentó al grupo.

Sin embargo, Page no confiaba demasiado en su capacidad como letrista, por lo que contaba con que “cualquiera con el que fuera a trabajar aportara las letras. No pienso que mis letras fueran suficientemente buenas. Tal vez lo fueron en algunos casos, pero prefería una relación cercana de trabajo con quien fuera que cantara, ya se tratara de Robert Plant, Paul Rodgers o David Coverdale”.

Aunque las letras (y en el caso de Led Zeppelin, el registro vocal de Robert Plant) jugaran un rol importante en la canción, Page prefería que “el punto de inicio siempre viniera de la música, no importando si lo había escrito acústica o eléctricamente.”