*

X

Estas son las canciones que Daft Punk tomó para samplear y remixear (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 03/20/2017

¿Plagio o creatividad? Este video reúne las canciones originales que el dúo francés Daft Punk tomó para algunos de sus remixes más conocidos

Desde cierta perspectiva, podría decirse que la historia de la creatividad es la historia del plagio. Aquello que consideramos una obra genial, un pensamiento inesperado, un pieza de talento indiscutible, con cierta frecuencia es la reinterpretación de ideas anteriores, de obras desconocidas, de piezas que alguien más elaboró pero sin alcanzar las mieles de la fama y el reconocimiento público.

En nuestra época esa apropiación ha alcanzado el estatus de técnica artística, y cada cierto tiempo surge el escándalo en torno a una obra que se debate entre el uso de la misma o el franco plagio del trabajo de otros.

Uno de los ejemplos más conocidos a este respecto es la música de Daft Punk, el dúo de DJs de origen francés que ha cautivado con sus mezclas a millones de personas en todo el mundo.

No es sencillo decir que con “su música”, pues a la luz del video que ahora compartimos, el adjetivo posesivo parece ser un tanto impreciso. ¿Tomar y combinar samples, muestras, de canciones ya existentes hace a alguien compositor o músico en toda forma?

La pregunta puede ser polémica, y sin duda para responder podríamos partir del hecho de que la elaboración artística y creativa también cambia a lo largo del tiempo, se realiza bajo distintas reglas y en contextos diferentes, también con propósitos que no son siempre los mismos. ¿Por qué juzgar a Daft Punk con categorías del pasado? ¿Por qué no considerar que el sampleo y el remix son también otras formas de ejercer la creatividad? 

Te podría interesar:

Hombre corre desnudo en compañía de caballos salvajes por los campos de Islandia (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 03/20/2017

Nick Turner presenta este diálogo entre la naturaleza y el hombre, entre lo indómito del entorno y el deseo de retornar a ese paraíso perdido

La fantasía de vivir en contacto con la naturaleza es una de las más poderosas e intensas que anidan en la mente del ser humano, prácticamente desde siempre, como si en nuestra memoria tanto personal como colectiva perviviera un deseo intenso de volver a una época, acaso inexistente, en que nuestra especie era una con su entorno, una suerte de paraíso perdido en el cual no teníamos necesidades pues éstas tenían satisfacción en el momento mismo en que surgían, gracias a la inagotable generosidad del mundo.

Quizá por ello, porque ese supuesto retorno ha sido inspiración lo mismo de poetas y artistas que de políticos e incluso científicos, de tanto en tanto aparecen personajes que reviven el deseo de vivir en comunión con lo natural tanto como sea posible.

Un ejemplo de ello es Nick Turner, fotógrafo de profesión que en su proyecto más reciente se capturó a sí mismo entre los paisajes naturales de Islandia, asombrosos por sí mismos y sin duda objeto de muchos otros ensayos fotográficos y aun recuerdos de paseantes ocasionales.

En el caso de Turner, sin embargo, los impresionantes paisajes islandeses son sólo el marco para su verdadero objetivo: la carrera que él mismo emprendió, desnudo, al lado de caballos salvajes. Al respecto, el fotógrafo dice:

No es que sea yo corriendo a lo loco y desnudo con caballos. Nada de eso. Intento mostrar la idea de que corro con ellos y estoy en ese mundo a causa del diálogo que estoy sosteniendo. Pienso que el ser humano tiene muchos instintos primarios, similares a los de los animales.

Si bien la premisa teórica puede ser discutible el resultado artístico es notable, pues la naturaleza indómita de los equinos parece contagiar algo de su potencia a ese ser humano indefenso y frágil que, de no ser por el desarrollo evolutivo de su cultura, hubiera sido aplastado por el peso implacable del mundo natural.