*

X
El dataísmo podría ser la gran religión del siglo XXI, en la que se cree que la información es lo único esencial y todos los problemas pueden solucionarse por algoritmos

caption id="" align="alignnone" width="1000"]https://i.imgur.com/uXeUWsv.png Emblema Hacker. ¿Serán los hackers los mejores preparados para identificar las oportunidades y amenazas ante el avance imparable del Dataísmo?[/caption]   . ¿Es el Dataísmo el concepto más importante del siglo XXI quizá? Llega el nuevo paradigma que rinde culto a la Inteligencia Artificial, al Big Data y la IoT.

.

Obama y Mark Zuckerberg han elogiado los libros de Yuval Noah Harari. En el último, “Homo Deus“, recomendado por Bill Gates, Harari habla acerca del Dataísmo que “no venera ni a dioses ni al hombre: adora los datos”. Los dataístas creen que todo lo bueno (incluido el crecimiento económico) depende de la libertad de información. Si queremos crear un mundo mejor, la clave es liberar los datos. El flujo de información es el valor supremo y la libertad de la información es “el mayor bien de todos”.

.

om gate gate paragate parasamgate bodhi svaha

.

Forma es Vacío.

Vacío es Forma.

.

 

  Aaron Swartz, 1986-2013. Programador, emprendedor, escritor, activista político y hacktivista de Internet, quien se suicidó en 2013, es considerado por Yuval Noah Harari como el «primer mártir» dataísta.  .

Definición de dataísmo. Dataísmo es un término que ha sido utilizado para describir la mentalidad, filosofía o religión creada por el significado emergente del Big Data, la Inteligencia Artificial y la Internet de las cosas (IoT). ¿Te imaginas que, tú, querido/a lector/a, sin tú todavía sospecharlo, YA fueses un dataísta? .¿Te imaginas que, por el mero hecho de vivir en este mundo híperconectado de todo con todos, TODOS NOSOTROS ya estuviéramos viviendo en la Era Dataísta? . Bienvenido/a al nuevo y último Paradigma —que NO ideología: la ideología se puede escoger, el Paradigma no— tras el ya obsoleto Posmodernismo, el último avatar del Homo Sapiens: . El Dataísmo. .

Puedes alabarlo, puedes no estar de acuerdo, puedes citarlo, puedes no creer en ello, glorificarlo o vilipendiarlo. Pero la única cosa que no puedes hacer es ignorarlo.

Se trata de uno de los mayores intelectuales de nuestro tiempo, heredero de Sigmund Freud, Walter Benjamin, Carl Schmitt, Richard Sennett, René Girard, Giorgio Agamben, Deleuze/Guattari, Michel Foucault, Michel Serres, Pierre Bourdieu y Martin Heidegger. En 2014 Han publica su libro Psicopolítica. Esto es lo que comenta al respecto del dataísmo: "Cuando hay suficientes datos, la teoría sobra. La segunda Ilustración es el tiempo del saber puramente movido por datos. […] El dataísmo se muestra como un dadaísmo digital. También el dadaísmo renuncia a un entramado de sentido. Se vacía a la lengua totalmente de su sentido: «Los sucesos de la vida no tienen ni comienzo ni fin. Todo transcurre de manera idiota. Por eso todo es igual. La simplicidad se llama dadá»

. Psicopolítica, 2014.

 

El dataísmo es nihilismo. Renuncia totalmente al sentido. Los datos y los números no son narrativos, sino aditivos. El sentido, por el contrario, radica en una narración. Los datos colman el vacío de sentido.[…] En general, el dataísmo adquiere rasgos libidinosos, incluso pornográficos. Los dataístas copulan con datos. Así, se habla de «datosexuales». Son «inexorablemente digitales» y encuentran los datos «sexys».El dígito se aproxima al falo."   . Pues bien, en el año 2016, el Profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Yuval Noah Harari publica en 2016 «Homo Deus: Breve historia del mañana». ¿Qué tienen en común Barack Obama, Angela Merkel, Mark Zuckerberg y Bill Gates? Pues que los cuatro han recomendado Sapiens: De animales a dioses, el anterior libro de Harari, del que se llevan vendidos más de 1 millón de ejemplares en todo el mundo y ahora el mismísimo Bill Gates desde su página web ha hecho esta entusiasmada crítica de Homo Deus: Breve historia del mañana.

Mark Zuckerberg y Bill Gates han elogiado y recomendado los libros de Yuval Noah Harari

Obama (aquí), Mark Zuckerberg (aquí) y Bill Gates (aquí), los 3 han recomendado entusiasmadamente los libros de Harari.

    . Homo Deus: Breve historia del mañana En Homo Deus, Harari argumenta que todas las estructuras políticas o sociales competidoras pueden ser vistas como sistemas de procesamiento de datos: «El dataísmo declara que el universo consiste en flujos de datos y que el valor de cualquier fenómeno o entidad está determinado por su contribución al procesamiento de datos».

Yuval Noah Harari, filósofo del dataísmo

 

Harari plantea que «podemos interpretar que toda la especie humana es un sólo sistema de procesamiento de datos, siendo cada uno de los seres humanos un chip». Harari expone que el conjunto total de la historia del ser humano puede leerse como un proceso de de mejora de la eficiencia de este sistema incrementando el número y variedad de procesadores/chips del sistema, incrementando el número de conexiones entre procesadores e incrementando la libertad de movimiento junto con las conexiones existentes. Se puede leer una forma resumida de este argumento en el artículo de Harari en la revista Wired en 2016

Homo Deus: Breve historia del mañana de Yuval Noah Harari, recomendado por Bill Gates

 

Una vez que los sistemas Big Data me conozcan mejor de lo que yo me conozco a mí mismo, la autoridad se desplazará de los humanos a los algoritmos». Harari predice que la conclusión lógica de este proceso es que con el tiempo los humanos otorgarán a los algoritmos la autoridad para tomar las decisiones más importantes de su vida, como con quién casarse, por ejemplo.  

 

  ¿Qué va a pasar con el mercado de trabajo cuando la Inteligencia Artificial supere a los humanos en la mayoría de las tareas? ¿Qué vamos a hacer con esa nueva clase formada por cientos de millones de personas sin empleo que van a ser económicamente irrelevantes? . Según Harari,

  • Después de cuatro mil millones de años de vida orgánica, la era de la vida inorgánica está comenzando.
  • Los principales productos de la economía del siglo XXI no serán los textiles, los vehículos y las armas, sino los cuerpos, los cerebros y las mentes.
  • Mientras que la Revolución Industrial creó a la clase obrera, la próxima gran revolución creará la “clase innecesaria”.
  • La forma en que los seres humanos han tratado a los animales es un buen indicador de cómo los seres humanos mejorados tratarán al resto.
  • El islamismo radical supone un reto imponiendo su resistencia, pero las religiones verdaderamente impactantes saldrán de Silicon Valley, no de Oriente Medio.
  • La democracia y el mercado libre se derrumbarán una vez que Google y Facebook nos conozcan mejor de lo que nos conocemos nosotros mismos. La autoridad cambiará de manos: pasará de estar bajo el control de los individuos para ser propiedad de los algoritmos de la red.
  • Renunciaremos conscientemente a la privacidad en la búsqueda de una mejor salud.
  • Los humanos no lucharán contra las máquinas, se fusionarán con ellas. Nos dirigimos hacia el matrimonio más que a la guerra.
  • La mayoría de nosotros no llegará a decidir cómo la tecnología afectará a nuestras vidas porque la mayoría de nosotros no entiende esta tecnología. ¿Cuántos de nosotros, de hecho, votaron sobre cómo funcionaría Internet?

. . Además, Harari dice que “desde una perspectiva dataísta, podríamos interpretar a toda la especie humana como un único sistema de procesamiento de datos en el que los individuos hacen las veces de chips. En tal caso, también podríamos entender toda la historia como un proceso de mejora de la eficiencia de este sistema, mediante cuatro métodos básicos:

  • Aumento del número de procesadores.

Una ciudad de 100.000 habitantes tiene más potencia de cómputo que un pueblo de 1.000 habitantes.

  • Aumento de la variedad de procesadores.

Diferentes procesadores podrían emplear maneras diversas de calcular y analizar datos. Por lo tanto, emplear varios tipos de procesadores en un único sistema podría aumentar su dinamismo y creatividad: una conversación entre un campesino, un sacerdote y un médico podría producir ideas nuevas que nunca aparecerían en una conversación entre tres cazadores-recolectores.

  • Aumento del número de conexiones entre procesadores.

Tiene poco sentido aumentar únicamente el número y la variedad de procesadores si están poco conectados entre sí. Es probable que una red comercial que conecte diez ciudades produzca más innovaciones económicas, tecnológicas y sociales que diez ciudades aisladas.

  • Aumento de la libertad de movimientos a lo largo de las conexiones existentes.

Conectar procesadores apenas es útil si los datos no pueden fluir libremente. Construir carreteras entre diez ciudades no será muy útil si están plagadas de ladrones o si algún déspota autócrata no permite que comerciantes y viajeros se muevan como deseen. . . Tecnologías .

Big data, macrodatos, datos masivos, inteligencia de datos o datos a gran escala.

Big Data o Macrodatos Big data, macrodatos, datos masivos, inteligencia de datos o datos a gran escala es un concepto que hace referencia a un conjuntos de datos tan grandes que aplicaciones informáticas tradicionales de procesamiento de datos no son suficientes para tratar con ellos y los procedimientos usados para encontrar patrones repetitivos dentro de esos datos. El límite superior de procesamiento ha ido creciendo a lo largo de los años. Se estima que el mundo almacenó unos 5 zettabytes en 2014.Se estima que en 2012 cada día fueron creados cerca de 2.5 trillones de bytes de datos.”   .   Biología molecular y nanomáquinas Tras observar los científicos en las últimas décadas el comportamiento del ADN, ¿podría decirse que su estructura y su funcionamiento se asemeja al de una máquina? ¿Todo reducido en última instancia a una maravillosa combinación de datos y algoritmos? https://www.youtube.com/watch?v=4jtmOZaIvS0 Será posible construir moléculas sobre pedido, tal idea se le llama nanotecnología molecular. La nanotecnología molecular (NTM) es una tecnología basada en la capacidad de construir estructuras complejas, con especificaciones atómicas mediante la mecanosíntesis.​

Vehículo molecular en movimiento (nature.com), Premio Nobel 2016.

. Materiales inteligentes y nanosensores Una aplicación propuesta de la NTM son los llamados materiales inteligentes. Este término se refiere a cualquier tipo de material diseñado y fabricado a escala nanométrica para una tarea específica. ¿Es esta simulación biológica uno de los vídeos más impresionantes que se han visto?: Ejemplo de una máquina autorreplicante

 

. ¿Escenarios de Ciencia Ficción? Los creadores de máquinas moleculares ganaron el Premio Nobel de Química 2016. Scientific American ha informado recientemente de nano-robots que se pueden enviar a través de los vasos sanguíneos y nanomateriales que pueden monitorear la salud de los órganos vitales. . ¿Conoces qué es el Internet de las Cosas (IoT)? El Internet de las cosas debería codificar de 50 a 100 000 mil millones de objetos y seguir el movimiento de estos. Se calcula que todo ser humano está rodeado, al menos, de entre 1000 a 5000 objetos.​ Según la empresa Gartner, en 2020 habrá en el mundo aproximadamente 26 mil millones de dispositivos con un sistema de conexión al Internet de las cosas.​ .

Polvo Inteligente o Smartdust.

 

¿Conoces qué es el Polvo Inteligente (Smartdust)? ¿Te imaginas que espolvoreásemos billones (sí, con b de billones, los norteamericanos trillions) de microchips del tamaño de μicrómetros por la “Realidad”? ¿Te imaginas que en un futuro surgiera la tecnología lo suficientemente avanzada como para equipar con capacidad de GPS a esas motas de polvo inteligente? ¿Te imaginas que, con ese inmenso poder tecnológico mapeamos la Realidad a escala 1 a 1, enviando todos los datos de geoposicionamiento de cada una de esas motas a una Inteligencia Artificial capaz de procesar ¿billones? de direcciones IP en cada momento, sabiendo la ubicación de cada nanomota en el espacio-tiempo? ¿Pudiera ser que eso nos permitiera tener una visión omniabarcante de la Realidad en tiempo real?

Chips junto a un cabello humano. Con 7.5 μm, el microchip de identificación por radiofrecuencia o RFID más pequeño del mundo, anunciado por Hitachi en 2006. En 2007 anunció otro, 60 veces más pequeño. Desde entonces ya no ha anunciado más…

El polvo inteligente (en inglés, smartdust) es una red inalámbrica de minúsculos sensores microelectromecánicos (MEMS), robots o dispositivos que pueden detectar señales de luz, temperatura, vibraciones, etc.

Sistemas de reconocimiento facial almacenando datos sobre miles de millones de personas por nuestra seguridad.[/caption] . ¿Te imaginas que cualquiera pudiera saber todo el historial delictivo, de salud, laboral, afectivo… de cualquier persona con la que se cruce por la calle tan sólo con mirarle con unas gafas —o lentillas— de realidad aumentada conectadas a una base de datos ilegalmente descargada —o comprada— de una Darknet? . Privacidad y Filtraciones ¿Has pensado qué sucedería si toda esa ¿privacidad? que tan alegremente entregas a esa Inteligencia Artificial GLOBAL fuese vulnerable pudiendo ser hackeada o incluso filtrada? Pues bien, ahora echémosle un vistazo por encima a https://vigilante.pw 

Edward Snowden filtró la existencia de XKeyscore o PRISM de la NSA y muchas revelaciones más. ¿Resultado?: a nadie le importa, cedemos gustosamente nuestra privacidad a cambio de tener el privilegio de meternos chutes de dopamina con nuestros smartphones y redes sociales. ¿ O no?

 

Efectivamente, es una relación de las más de 3.000 brechas de seguridad registradas en bases de datos de todo el mundo. Estamos hablando de MILES DE MILLONES de personas afectadas por estos hackeos. [Fuente: “Yahoo Triples Estimate of Breached Accounts to 3 Billion”. The Wall Street Journal.] Eso por no hablar de XKeyscore, un sistema informático secreto utilizado por la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos para la búsqueda y análisis de datos en Internet. El programa se ejecuta en forma conjunta con otros organismos internacionales como la Dirección de Señales de Defensa de Australia, y la Oficina de Seguridad de Comunicaciones del Gobierno de Nueva Zelanda. Su existencia fue revelada en julio de 2013 por Edward Snowden. ¿Te imaginas que, tú mismo, por tu propia voluntad y deseo, desde hace años ya, —si eres un nativo digital, entonces desde que naciste— estuvieras entrenando poco a poco a una gigantesca Inteligencia Artificial ¿Global? para que supiera de ti más que tú mismo? ¿Sabías algo de Experian? Pues ellos saben mucho de ti… y de más de 1.000 millones de personas de todo el mundo.

 

¿Sabías que hay una empresa que recolecta datos sobre más de 1.000 millones de personas de todo el planeta? Esa empresa es Experian. Entre esos 1.000 millones, reúne datos de más de 235 millones de norteamericanos —es decir, la práctica totalidad de los mismos— Alteryx, velando por tus datos y por los de millones de personas.[/caption]

 

Pues bien, en Diciembre de 2017 —aunque ciertamente ha sido poco publicitado en los medios— la empresa Alteryx, que había comprado el paquete ConsumerVier de Experian filtró ¿accidentalmente? los datos de 120 millones de hogares, descubriéndose que de cada hogar se registraban…. *248 informaciones diferentes*. ¿Sigues creyendo que casi todo lo que pueda alguien querer saber sobre ti está a salvo? . Monitorización de tus datos ¿Tienes un móvil Android? ¿Conocías estas tres direcciones?:

Juega, juega con esos enlaces… ¿Te imaginas que casi todos los datos generados por tu smartphone estuvieran siendo registrados y enviados a servidores privados? No es posible, ¿verdad? Demasiado complejo y Orwelliano para ser cierto… Carrier IQ enviaba casi todos los datos generados en más de 150 millones de teléfonos móviles de todo el mundo a servidores de empresas de telecomunicaciones. La NSA es muy posible que no sepa nada de todo esto, claro… .

.

Directo a la cabeza, de JR Mora.

 

Ahora van a por tu cerebro…   

«Estamos hechos de la misma materia que los sueños.»

Shakespeare.

.

.

El dataísmo como … ¿”religión”? Prosigue Harari en Homo Deus: “El dataísmo no se limita a profecías ociosas. Como toda religión, tiene sus mandamientos prácticos. El primero y principal:

  • un dataísta debe maximizar el flujo de datos conectándose cada vez a más medios, y produciendo y consumiendo cada vez más información.

Como otras religiones de éxito, el dataísmo también es “misionero”:

  • Su segundo mandamiento es conectarlo todo al sistema.

Y «todo» significa más que solo los humanos. Significa todas las cosas. Mi cuerpo, por descontado, pero también los coches de la calle, los frigoríficos de las cocinas, las gallinas del gallinero y los árboles de la jungla: todo debe conectarse al Internet de las Cosas. El frigorífico controlará el número de huevos que contenga y le hará saber al gallinero cuándo se necesita un nuevo envío. Los coches hablarán entre sí, y los árboles de la jungla informarán de la meteorología y de los niveles de dióxido de carbono. No debemos dejar ninguna parte del universo desconectada de la gran red de la vida. Y al revés: el mayor pecado es bloquear el flujo de datos. ¿Qué es la muerte sino una situación en la que la información no fluye? De ahí que el dataísmo sostenga que la libertad de información es el mayor de todos los bienes.” . ¿Crees que todo lo expuesto en esta página no es más que literatura de ficción? Te presento "Sesame Credit" ("Crédito Sésamo" o "Crédito Social"), un simpático juego que será OBLIGATORIO jugarlo para los miles de millones de chinos en 2020: 

¿Y ahora qué?

. . . ¿Vamos todos irremisiblemente hacia el Abismo… o nos espera un nuevo amanecer? https://www.youtube.com/watch?v=VASywEuqFd8   “Si todo esto no te gusta —termina diciendo Harari en su presentación del libro en el Financial Times— ” y si quieres permanecer lejos del alcance de los algoritmos, entonces probablemente sólo exista un consejo que darte, el más viejo del libro: .

CONÓCETE A TI MISMO.

NOSCE TE IPSUM.

GNOTHI SEAUTON.

.  

. .

Y ahora que hemos llegado hasta aquí… con el fin de proteger tu privacidad, de evitar perder tu trabajo, tu autonomía personal, tu libre albedrío y el de todas las personas que conoces….

¿qué vas a hacer?

.¿Despedirte del WhatsApp y del YouTube? ¿Dejar de comprar en Amazon? ¿Dejar de utilizar Google o Gmail? ¿Olvidarte de Facebook, Twitter o Instagram?… ¿Renunciar para siempre a tu smartphone o a la posibilidad de que cediendo la privacidad de todos tus datos biométricos a una Inteligencia Artificial concebida como un Sistema experto de diagnóstico de cáncer te salve la vida?.  

¿desconectarte para siempre de Internet?

 
.

“El simulacro no es lo que oculta la verdad. Es la verdad la que oculta que no hay verdad.

El simulacro es verdadero.”

Jean Baudrillard

. Twitter del autor: @n0sce Web del autor: n0sce.com . . .
Te podría interesar:
Nuestra mente tiende a "fijarse" en eventos que sólo evitan que existamos concentrados en el presente. Esto sólo aumenta en una era en la que recibimos información en un flujo sin tregua: notificaciones, alertas, likes…

La mente de los humanos funciona a través del apego y la fijación. Somos incapaces de soltar pensamientos y nos aferramos a ellos hasta crear cadenas de reflexiones innecesarias y, en las peores circunstancias, imposibles de parar. Nos aferramos a los hechos que aún no llegan y a los que ya pasaron; existimos sin realmente existir, con la mente en otro sitio que no es el presente. El profesor de zen David Loy define el estado normal de la mente como “atrapada” entre ideas, y muchas tradiciones contemplativas, incluido el zen, están concentradas en ayudarnos a existir sin la compulsión constante de aferrarnos a los pensamientos. 

La tendencia a esa fijación parece ser un mal que sólo aumenta en una era en la que recibimos información en un flujo sin tregua: notificaciones, alertas, likes… Si bien la naturaleza de nuestra mente funciona aferrándose a hechos e ideas, valdría la pena preguntarse qué tanto de ese apego tiene que ver con nosotros y cuánto con nuestros teléfonos. Los momentos en los que estamos realmente presentes se vuelven raros, ante la alternativa de ocupar nuestro tiempo en algo que parece siempre estar al alcance de nuestra mano. 

Por las mañanas, cuando mi alarma suena, me toma más tiempo liberarme del celular que del sueño. Después del tono del despertador, abro los ojos en un promedio de 10 minutos; puedo permanecer en la cama otros 40. En realidad, mientras sostengo el celular, no estoy buscando nada en específico y mi mente navega de una noticia a un tuit, de una notificación a un mail. Antes de darme cuenta, estoy atrapada en un circuito que parece siempre tener una pestaña más. 

Claramente, un factor que fomenta ese apego es la portabilidad de nuestros dispositivos. Que los podamos llevar a cualquier parte, sin embargo, es sólo una de las partes. Además, está el hecho de que un celular sirve para prácticamente cualquier cosa. La multifuncionalidad de nuestros aparatos telefónicos los ha vuelto el único elemento al que recurrimos para una larga serie de necesidades. Y esa multifuncionalidad es muy relevante en nuestra historia del apego sin pausa. 

Primero, tenemos el "escenario clásico de distracción", con el que me enfrento todas las mañanas. Levanto el teléfono para apagar la alarma, por ejemplo, y al tiempo noto la notificación de un mensaje; antes de darme cuenta estoy en el feed de Instagram de esa persona, 20 minutos después. Sin embargo, el segundo escenario es aún más escalofriante: el "impulso sin sentido". El acto de tomar nuestros celulares sin ninguna razón en particular. A medida que nos acostumbramos a buscar nuestros teléfonos todo el tiempo ese impulso se convierte en una fuerza de hábito. Acostumbramos diligentemente a nuestra mente a preferir fijarse en algo, lo que sea, con tal de evitar estar presentes, por un momento y sin ningún estímulo. Pasa un día por cualquier fila de espera para comprobarlo. 

Para nuestros cerebros, la multitarea no es una forma efectiva de hacer las cosas. Sirve, más bien, para fragmentar nuestra atención y desviar nuestro enfoque de la tarea en cuestión. Esto es en gran medida contrario a la promesa de las tecnologías que son más eficientes en la medida en que son más útiles para múltiples funciones. Detrás de esta reflexión, sin embargo,  no vive la acusación de que nuestros teléfonos con más de una función sean inventos negativos; hay claras ventajas en que nuestro calendario esté sincronizado con nuestro correo electrónico. La introspección va mucho más por el camino de replantear la relación con nuestras tecnologías para que funcionen con, no en contra de nuestros objetivos personales. 

En este punto de la historia, regresamos a las tradiciones contemplativas, como la meditación. El acto de meditar ayuda a concentrar la mente en un solo pensamiento, en una sola idea a la vez. Parte del alivio que uno obtiene meditando es darle un descanso a los pensamientos; concentrarse en el presente. Por otro lado, los ejercicios positivos que involucran directamente a la tecnología incluyen soluciones superficiales como desactivar las notificaciones o restringir el acceso a nuestras redes sociales durante ciertos períodos del día. 

De algún modo, ambas soluciones apuntan a los méritos de concentrarse en una "tarea única", y tal vez podamos reflexionar sobre esta estrategia general a la luz de la multifuncionalidad de los teléfonos inteligentes: ¿de qué manera queremos que sean multifuncionales? Hace unos días cambié mi dispositivo obsoleto por uno nuevo, que tiene el detalle de no incluir los tonos de alarma a los que estoy acostumbrada. Así que durante los últimos días he utilizado el teléfono viejo exclusivamente como una alarma. Ese aparato funciona para una "tarea única" que consiste en despertarme, lo que además de asegurarme el tono de alarma que prefiero, evita que revise notificaciones y navegue en Internet como consecuencia inmediata de acercarme para apagar el sonido del despertador.

Tal vez, la estrategia más profunda para cambiar nuestros hábitos de consumo con la tecnología no tenga tanto que ver con prohibirnos revisar una red social o eliminar aplicaciones. Tal vez sea más sencillo volvernos a encantar con la virtud de tomar una cosa a la vez, en un mundo en el que los dispositivos que integran más y más funciones se comercializan como productos inequívocamente útiles. Podemos desafiar esa certeza de cristal experimentando con el uso de la tecnología en un enfoque más "tarea única". Como consecuencia de nuestro intento por alcanzar un mejor rendimiento es posible que también contribuyamos, a un tiempo, a nuestros intentos por desconectarnos de las fijaciones mentales. A estar presentes. A existir en el momento.