*

X

Científicos logran descifrar los misterios del reloj biológico y obtienen el Nobel por esto

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/02/2017

Científicos han logrado entender cómo el reloj biológico o ritmo circadiano se sincroniza con la Tierra y afecta procesos metabólicos y regula el sueño, entre otras cosas

El primer Premio Nobel del 2017 ha sido para los investigadores estadounidenses Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young, quienes recibieron el Nobel de Medicina por explicar "los mecanismos moleculares que controlan los ritmos circadianos", esto es, el llamado reloj biológico de los seres vivos, particularmente de los humanos. Los ritmos circadianos controlan, entre otras cosas, el sueño, e influyen en el metabolismo y otros procesos vitales para la salud. Se ha encontrado que tales ritmos están sincronizados con la Tierra y su relación con el Sol. La Academia Sueca menciona:

Sus descubrimientos explican cómo las plantas, los animales y los humanos adaptan su ritmo biológico de manera que esté sincronizado con las revoluciones de la Tierra... Nuestro reloj interno [...] regula funciones críticas como el comportamiento, los niveles de hormonas, el sueño, la temperatura corporal y el metabolismo... Un desajuste crónico entre nuestro estilo de vida y el ritmo dictado por nuestro reloj interno [se ha asociado a] un aumento del riesgo de varias enfermedades.

Los estudios de estos investigadores demuestran la importancia del sueño en la salud, ya que los desajustes circadianos pueden llevar a enfermedades como "el cáncer, enfermedades neurodegenerativas y trastornos metabólicos", como la diabetes tipo 2. Además de afectar el sueño, las perturbaciones de este ritmo diurno están relacionadas "con la depresión, el trastorno bipolar, la función cognitiva y la formación de recuerdos". 

Los investigadores confirmaron algo que ya se sospechaba claramente: la luz solar ayuda a sincronizar el reloj biológico del ser humano, y la exposición a más o menos horas de luz perturba el reloj biológico. La luz solar está ligada a la producción de la hormona melatonina, llamada "la hormona del sueño". Demasiada exposición a la luz, incluyendo sobre todo luz artificial después del atardecer, suele perturbar el sueño. Por otro lado, demasiada poca luz solar ha sido asociada con perturbaciones en el estado de ánimo. 

Se descubrió, asimismo, que la luz solar ayuda a sincronizar el reloj biológico en el cuerpo humano y que la exposición a un exceso de luz a horas inapropiadas puede perturbar dicho reloj.

Generalmente, debido al ritmo circadiano que controla diferentes producciones de hormonas y sustancias endócrinas, la temperatura corporal es mínima de madrugada y máxima por la tarde, el nivel de alerta es máximo por la mañana y la tensión arterial es máxima por la tarde; y aunque la somnolencia aumenta de manera transitoria a primera hora de la tarde, el sueño profundo es máximo por la noche.

Te podría interesar:

Justo antes de ser destruida, Cassini captó este objeto entre los anillos de Saturno (FOTO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/02/2017

El pasado 15 de septiembre, la sonda espacial Cassini completó su misión exploratoria en la órbita del Saturno. Cassini fue puesta en órbita el 15 de octubre de 1997, tardó 6 años y 261 días en arribar a Saturno y se mantuvo durante 13 años y 76 días en torno al planeta, tiempo durante el cual recolectó información sobre los anillos de Saturno, la composición de sus lunas, la dinámica de su atmósfera y más. 

Cabe mencionar que junto con Cassini viajó el módulo Huygens, que en el 2004 fue puesto con éxito sobre la superficie de Titán, la mayor de las 62 lunas confirmadas de Saturno y el único cuerpo además de la Tierra en donde se encuentran líquidos estables al nivel de la superficie. Este fue el primer aterrizaje de un objeto hecho por el ser humano en el sistema solar exterior y también el primero en otra luna además de la de la Tierra.

Para el final de su misión se planeó hacer pasar la sonda entre el planeta y sus anillos, de tal modo que colectara la mayor información posible antes de entrar en la atmósfera y consumirse por ignición, método decidido para evitar una contaminación posible de microorganismos de origen terrestre en alguna de las lunas de Saturno, las cuales ofrecen ambientes propicios para la vida.

Con todo, antes de destruirse, la sonda envió una imagen sumamente perturbadora en la que se aprecia un objeto misterioso entre los anillos de Saturno. Esta, sin embargo, no es la primera ocasión en que se observa el mismo objeto. De acuerdo con Carl Murray, uno de los científicos más veteranos del proyecto Cassini, ya en el 2013 se había obtenido una imagen muy similar que igualmente suscitó preguntas.

Los científicos no saben responder qué es. Coinciden en que se trata de una “anomalía”, pero no saben explicar su origen. Por su forma podría ser una luna, pero esta opción se descarta de inmediato porque entonces su tamaño tendría que ser el mismo que Titán (cuya masa es 1.8 veces la de nuestra luna) y, por lo mismo, no podría encontrarse entre los anillos del planeta. 

Murray sugiere que podría ser una nube densa de polvo y residuos, quizá una luna en su etapa de formación que no se ha formado como objeto totalmente independiente. Pero, en cualquier caso, no existe una explicación al respecto.

En el 2013, por cierto, el objeto recibió el nombre de “Peggy” en homenaje a la suegra de Murray, que celebraba su cumpleaños el día en que los científicos recibieron la imagen.

 

Imagen: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute