*

X

Las 5 drogas más peligrosas del mundo según este especialista en farmacología

Salud

Por: pijamasurf - 01/06/2018

De acuerdo con la investigación realizada por David Nutt (profesor de farmacología en la Universidad de Bristol, Reino Unido) y sus colegas en 2007, existen 5 sustancias que son consideradas las más adictivas en el mundo debido a la intensidad de los síntomas de abstinencia que provocan

Las adicciones a las sustancias psicoactivas y a las actividades adrenalinérgicas son fenómenos hartamente interesantes para los especialistas en la salud. Psicólogos, psiquiatras, biólogos y médicos han buscado respuestas a las causas y los posibles tratamientos para dichos casos. Algunos consideran que los genes son los responsables de estos trastornos; otros, que la influencia epigenética –mezcla del medio ambiente y los genes– es la causante; unos cuantos los adjufican a una alteración en el sistema dopaminérgico y la percepción del placer, y los especialistas en trauma crónico infantil, a una crianza de apego desorganizado. Sin embargo, ¿cuáles son las sustancias que más adicciones pueden ocasionar en el cerebro pese a las diferentes hipótesis realizadas al respecto?

De acuerdo con la investigación realizada por David Nutt (profesor de farmacología en la Universidad de Bristol, Reino Unido) y sus colegas en 2007, existen cinco sustancias que son consideradas las más adictivas en el mundo debido a la intensidad de los síntomas de abstinencia que provocan. Te las compartimos:

 

– Heroína

Dándole un puntaje de 3/3, Nutt y sus colegas definieron a la heroína como la droga más adictiva. Se trata de un opiáceo que causa un incremento evidente de la dopamina en el sistema de recompensa, y tan sólo una dosis cinco veces mayor a la necesaria para provocar el estado alterado de conciencia puede resultar en la muerte. Además, se ha considerado la segunda droga más peligrosa en términos de daños tanto a los usuarios como a la sociedad. Se estima que el mercado ilegal de opiáceos equivale a 68 mil millones de dólares.

 

– Cocaína

Esta droga interfiere directamente con la dopamina como mensajera de información entre neuronas, provocando una activación anormal del sistema de recompensa. En varios experimentos con animales se demostró que la cocaína causaba tres veces más incremento de la dopamina. Es, además, la segunda droga con mayor daño al individuo, provocando que el 21% de los consumidores sufran de dependencia. Se estima que el mercado de la cocaína equivale a 75 mil millones de dólares.

 

– Nicotina

Es el elemento más adictivo y peligroso del tabaco: cuando alguien fuma un cigarro, la nicotina es rápidamente absorbida por los pulmones y llevada hacia el cerebro. Según Nutt y sus colegas, la nicotina es la tercera sustancia más adictiva en el mundo. Incluso, de acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud –OMS– hay más de mil millones de fumadores en el mundo, de los cuales 8 millones mueren anualmente.

 

– Barbitúricos

También conocidos como balas azules, gorilas, barbs, pink ladies o nembies, los barbitúricos son una clase de droga que inicialmente se usó como tratamiento para ansiedad y problemas de sueño. En bajas dosis, causan euforia; en altas, suprimen la respiración. La dependencia a esta droga es común, principalmente cuando se encuentra relacionada con prescripciones médicas. Nutt y sus colegas rankearon a los barbitúricos como la cuarta sustancia más adictiva y peligrosa del mundo.

 

– Alcohol

Si bien su consumo se ha normalizado a lo largo del tiempo en los eventos sociales, el alcohol posee múltiples efectos en el cerebro: no sólo incrementa los niveles de dopamina hasta en un 40-360%; también aumenta la tendencia a depender de su consumo en algún punto de la vida. La OMS estima que 2 mil millones de personas consumieron alcohol en el 2002 y 3 millones de personas murieron en el 2012 debido al daño corporal causado por su consumo. En otras palabras, el alcohol es una de las sustancias más peligrosas del mundo.

Te podría interesar:

Aquí 4 razones para fomentar la inteligencia emocional en este 2018

Salud

Por: pijamasurf - 01/06/2018

Poseer IE implica tanto distinguir entre diferentes emociones a la hora de sentirlas como desarrollar herramientas adecuadas para enfrentar situaciones críticas

En la década de los años 90 del siglo XX, los psicólogos Peter Salovey de la Universidad de Yale y John Mayer de la Universidad de New Hampshire presentaron al mundo el concepto de “inteligencia emocional” –IE–, para explicar la habilidad de comprender y manejar las emociones tanto de uno como de otra persona para generar una influencia positiva en el estado de ánimo. Después, con la viralización del concepto gracias al psicólogo y periodista científico Daniel Goleman, se consideró a la IE como la manera más corta de “ganarse el corazón de las personas, llevar una vida feliz y hacer más dinero”.

Poseer IE implica tanto distinguir entre diferentes emociones a la hora de sentirlas como desarrollar herramientas adecuadas para enfrentar situaciones críticas; entre estas últimas se encuentra comunicar aquello que se siente, buscar nuevas experiencias, crear conceptos o expresiones propios de las emociones que se sienten, y aprender nuevas palabras para poder diversificar tanto las emociones como la comunicación.

Si bien en ocasiones la IE se considera un sinónimo de madurez emocional, a veces las personas pueden confundirla con manipulación –e incluso con rasgos de psicopatía–, pero la realidad es que se trata de un rasgo importante para desarrollar una buena salud tanto física como emocional. Las razones de ello son las siguientes:

 

– Genera vínculos afectivos

La IE brinda la oportunidad de fomentar la empatía en distintas áreas de la vida: en lo laboral, lo amistoso, lo familiar, lo amoroso, etc. Gracias a ello se puede alcanzar un nivel extraordinario de conectividad y unicidad entre la naturaleza, las otras personas y uno mismo, lo cual permite entrar en sintonía con las necesidades tanto propias como de los demás. Incluso, hay quienes dicen que reduce la intensidad o la frecuencia de las peleas.

 

– Mejora la autodisciplina

La mejor manera de abandonar malos hábitos y viejos vicios es conociendo las razones por las que se realizan. Es como si se tratase de un estilo de fitness mental, el cual es igual de importante y beneficioso que la actividad física. Los psicólogos invitan a pensar en los ejemplos de la adicción y la procrastinación: son dos actividades que sirven para regular las emociones negativas –como el estrés, el agobio o la soledad–, por lo que al traer a la conciencia las razones de esas emociones será más fácil estar en dominio de ellas. Es decir, una alta IE está relacionada con mucha disciplina.

 

– Una IE alta brinda popularidad

Un estudio del 2016 encontró que la popularidad de estudiantes inteligentes emocionalmente incrementó con el tiempo en comparación con los estudiantes con una baja IE. En dicha investigación se encontró también que, pese a ser popular en algún punto de sus vidas, los estudiantes narcisistas pierden popularidad conforme envejecen porque poseen bajos niveles de IE.

 

– La IE te vuelve más asertivo.

Cuando uno está muy consciente de sus emociones, adquiere mayor capacidad para tener actos de autocuidado en situaciones críticas, lo cual a su vez permite mejorar la confianza en uno mismo y el autoconcepto. Según John Gottman, terapeuta de pareja, la IE brinda una mayor probabilidad de establecer relaciones de pareja saludables e íntimas.