*

X

Murió Stephen Hawking, el hombre que desafió a la adversidad para explicar el universo

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/13/2018

Con 76 años de edad murió en Inglaterra Stephen Hawking, quien alguna vez se propuso la "sencilla tarea" de explicar el universo

Esta mañana falleció Stephen Hawking, sin duda uno de los científicos más notables de la época contemporánea, reconocido tanto en el campo de su especialidad como por otros millones de personas, pues fue también un divulgador importante del conocimiento científico.

Hawking falleció en su casa de Cambridge, Inglaterra, en compañía de su familia. Sus hijos dieron a conocer este emotivo comunicado a propósito de la muerte de su padre:

Estamos profundamente entristecidos porque nuestro amado padre haya fallecido hoy. 

Era un gran científico y un hombre extraordinario cuyo legado vivirá por muchos años. Su coraje y persistencia, junto con su lucidez y su humor, inspiraron a millones en todo el mundo.

Una vez dijo: “Este no sería un gran universo si no fuera el hogar de las personas que amas”. Lo vamos a extrañar por siempre.

Como es sabido, Hawking padecía una enfermedad neuronal degenerativa que afectó sobre todo sus capacidades motrices desde una edad muy temprana, a los 21 años, cuando le fue diagnosticada. En aquel entonces los médicos le aseguraron que viviría solamente 2 años más, pero en su caso la enfermedad progresó con mucha mayor lentitud de lo previsto y tuvieron que pasar más de 50 años para que le provocara la muerte.

¿Los médicos se equivocaron? ¿En su caso la enfermedad se desarrolló de otro modo, y eso es todo? ¿O fue la voluntad de vivir de Hawking la que mantuvo a raya dicha sentencia última? 

No es posible saberlo, quizá, pero resulta innegable, como escribe Ian Sample en el obituario dedicado al científico en el diario The Guardian, que “aquellos que viven a la sombra de la muerte son con frecuencia quienes más viven”. No en términos de tiempo, sino de vida. Más allá de los muchos méritos del científico que podrían citarse ahora, quizá sea importante tener en cuenta que nada de ello hubiera ocurrido sin esa voluntad de vivir que puso por encima de todo, que hizo triunfar sobre la adversidad y sobre las dificultades, y que en su caso lo llevó hasta las fronteras últimas que la realidad física le presenta a la percepción humana.

“Mi objetivo es simple: entender completamente el universo, por qué es como es y por qué existe”, dijo Hawking alguna vez, refiriéndose al propósito de sus investigaciones y de su vida.

Sin embargo, la vida humana, preciosa como puede ser, ambiciosa y admirable, es, por encima de todo, finita, y hoy la de Hawking ha terminado. 


Sobre Stephen Hawking en Pijama Surf:

Al observar el universo en el presente se crea el pasado, según Stephen Hawking

Stephen Hawking liberó el acceso a su tesis doctoral –y rompió el Internet con un motivo muy inspirador–

Hablando de agujeros negros, Stephen Hawking envía este poderoso mensaje a personas deprimidas

Te podría interesar:

Estas gemelas siamesas están haciendo que los científicos cuestionen la noción de lo que es el yo

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/13/2018

El concepto del yo o el sí mismo está bajo escrutinio en el caso de las gemelas Hogan, quienes pueden sentir conscientemente lo que la otra siente

La unión corporal de gemelos después del nacimiento es un fenómeno raro; se cree que oscila entre uno por 100 mil a 200 mil nacimientos, y de éstos, la mayoría muere poco después del nacimiento. Más raro aún es el caso de los craneópagos, esto es, cuando los gemelos siameses están unidos del cráneo por un puente talámico. Este es el caso de las gemelas Krista y Tatiana Hogan, quienes tienen cuatro hemisferios cerebrales y un mismo contínuum craneal. Al nacer fue imposible separarlas sin que esto les propiciara la muerte. Hoy tienen 11 años y aunque sufren de epilepsia, son alérgicas al gluten, apenas tienen un nivel de preescolar y su vida es sumamente complicada, tienen sus dichas y hacen actividades normales como esquiar o deslizarse en un tobogán, según cuenta el sitio Walrus.

Las gemelas Hogan son las protagonistas del documental Inseparables de la televisión canadiense CBC. Lo fascinante de este caso es que desafía algunos de los conceptos que tiene la ciencia o la filosofía sobre la noción de ser un yo. Por ejemplo, la idea de que la conciencia es solamente privada e individual. Cuando Krista come espinacas, Tatiana lo siente y exclama "Las odio". Las gemelas dicen en el documental que son capaces de tener conversaciones dentro de su cabeza. Sus experiencias se fusionan, lo cual contrasta con la creencia general de que lo que define a un yo es que las experiencias son propias. Pero al menos esto parece probar que se pueden tener experiencias colectivas y que la conciencia puede ser más que una persona. O si se cree que un individuo tiene un alma, ¿las gemelas tienen dos almas?

La cantidad de preguntas que su caso puede generar es exorbitante. Por ejemplo, se podría cuestionar la propia experiencia de conciencia de las gemelas. ¿Acaso lo que experimentan son sólo sombras, copias, simulacros de la conciencia? ¿O se puede ser al mismo tiempo consciente de la diferencia y de la unidad o mismidad? Algo así como ser eso y a la vez no ser eso. Ser uno y a la vez dos.

Todo esto nos recuerda lo poco que realmente sabe la ciencia sobre la conciencia. Como bien vaticinó David Chalmers: la conciencia es el problema duro de la ciencia.