*

X

Estos son los mejores y los peores países para hacer amigos (MAPA)

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/11/2018

¿Qué tan sencillo es hacer amigos en otras culturas? Este mapa ofrece un panorama sumamente acertado

En ocasiones podemos creer que el mundo es igual en todos lados y que aquello que damos por cierto es válido en cualquier latitud. 

Uno de los varios ámbitos en los que, acaso inesperadamente, se pone en duda esa falsa normalidad con que a veces experimentamos la vida cotidiana, es la amistad. Si de por sí se trata de algo que con cierta frecuencia damos por hecho –uno simplemente tiene amigos, fin de la cuestión–, basta salir un poco de las fronteras de nuestra realidad inmediata para comprender que hacer o tener amigos no es tan simple como parece, ni siempre sucede de manera similar.

La cultura, en este sentido, tiene un papel fundamental. Por distintas razones, las condiciones en las cuales la amistad surge y se mantiene no son las mismas en todas las sociedades, y en general existe un espectro amplio cuyos límites son, por un lado, las sociedades donde las personas suelen ser notablemente abiertas, donde la cercanía y aun la intimidad se comparten con relativa inmediatez y donde en general existen situaciones que favorecen la convivencia; el punto opuesto es el de esas otras culturas donde establecer una relación de cercanía es difícil, demanda tiempo y paciencia y a veces también mucho trabajo, y donde poco o nada asegura que al final la amistad vaya a ocurrir.

El mapa que compartimos a continuación expone este panorama alrededor del mundo. Los datos con que fue elaborado provienen del reporte Expat Insider 2017, el cual, grosso modo, ofrece diversos indicadores de bienestar y modo de vida a partir de la experiencia de personas que viven fuera de su país de origen. En este sentido, el reporte ofrece otros datos de interés, como cuáles son los países preferidos por las personas que deciden emigrar (Costa Rica es el campeón en esta materia, pero al parecer Baréin ha ganado cierta popularidad).

En esta ocasión, el estudio se llevó a cabo con las respuestas de más de 12 mil 500 individuos que viven en 188 países diferentes y representan 166 nacionalidades. De acuerdo con la perspectiva de estos expatriados, así de fácil o difícil es hacer amigos en el mundo:

¿De qué depende todo esto? La respuesta no es sencilla, pero en todo caso puede tomarse como una invitación a repensar esas condiciones que damos por sentadas pero también para considerar que, cuando nos enfrentamos a un nuevo entorno, es mejor estar preparados para el cambio y la sorpresa.

 

También en Pijama Surf: ¿Por qué parece tan difícil hacer amigos después de los 30?

Te podría interesar:

Estudios revelan que el rojo hace que las mujeres parezcan más atractivas (la explicación es fascinante)

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/11/2018

Labios rojos y vestidos rojos detonan antiguos mecanismos de atracción sexual

La publicidad y el cine nos presentan una imagen que se repite constantemente: una mujer con un vestido rojo y labial rojo intenso. Esta es la imagen prototipo de lo que le atrae al hombre. Uno podría pensar que tal imagen ha sido fabricada por los medios, pero no, se trata de algo mucho más profundo e instintivo. 

Numerosos estudios han demostrado que los hombres sienten una especial atracción por una mujer que viste de rojo o muestra alguna seña de rouge: desde los labios hasta las mejillas sonrojadas. Asimismo, las mujeres instintivamente visten de rojo con mayor frecuencia en días fértiles o cuando buscan atraer pareja. En un estudio se encontró que mujeres que estaban interesadas en tener sexo casual incluyeron en su foto de perfil una presencia prominente del color rojo. Otra investigación mostró que las mujeres tienden a usar rojo o rosa en momentos de mayor fertilidad. Y en otro estudio se encontró que los hombres consideran más atractivas a las mujeres cuando se visten de rojo (este mismo efecto no ocurre cuando las mujeres juzgan a otras mujeres, y en el caso de los hombres no aumenta su evaluación de otras cualidades de las mujeres: sólo su atractivo sexual).

Históricamente, el rojo ha sido un símbolo de la sexualidad femenina. Como señalan los investigadores de uno de estos estudios: el rojo parece decir 'estoy disponible' y esto se puede ver en las llamadas "zonas rojas" en las ciudades. "El rojo es el color más común de lápiz labial (y algunos investigadores cree que esto mimetiza los procesos naturales de excitación sexual)". Al estar excitada una mujer, sus labios se enrojecen y su rostro se sonroja. De alguna manera, esta señal se comunica al inconsciente de un hombre. 

Ahora bien, una hipótesis sugiere que esto es mucho más que algo cultural: se trata de algo heredado a lo largo de millones de años de evolución. La teoría dominante en este sentido es (o era) la noción de que la atracción al rojo es una respuesta atávica a la señal que pueden recibir ciertos primates al observar la zona anogenital de una hembra, la cual es rojiza o rosa. Así entonces, el rojo de un vestido o de los labios (superiores) se entremezcla con el recuerdo genético de la visión de una genitalia roja. Sin embargo, en una investigación se encontró que hombres que vieron imágenes de vulvas no sintieron mayor atracción por aquellas más cerca del rojo que del rosa (sino al contrario). (El estudio no midió una respuesta falométrica, por lo cual es posible que los hombres no hayan articulado bien su verdadera atracción). Otra teoría sugiere que esto tiene que ver más con la percepción masculina de dominio. El rojo en una mujer podría ser un signo de estatus en un hombre e, incluso, las mujeres podría ser que las mujeres utilizan el rojo para estimular la competencia entre diversos hombres, para así poder elegir parejas de mayor calidad. Algo así como un rojo que no sólo es el color de la atracción sexual femenina, sino del combate entre hombres orquestado por las mujeres para poder evaluar a los machos.

Seguramente esto contribuye al hecho de que las mujeres pelirrojas sean tradicionalmente vinculadas con lo erótico (y también con lo místico, algo así como una proyección del simbolismo del fuego).