*

X

Hombre enamorado de Taylor Swift intenta seducirla robando un banco y aventando el botín a su mansión

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/11/2018

Un fan obsesionado con Swift condujo hasta su mansión con el botín de un banco que acababa de robar y empezó a arrojarle billetes

No hay duda de que las celebridades en ocasiones logran infiltrarse a los sueños y deseos de las personas y los poseen como antes los dioses. El fanatismo por las celebridades llega a veces a lo patológico o a lo cómico y, en ocasiones, a ambos.

Este es el caso de Bruce Rowley, un hombre del estado de Connecticut, EEUU, que ha sido acusado de robar un banco y luego arrojar parte de lo que robó por encima de la barda de la propiedad de Taylor Swift.

El hombre no robó mucho, si se toma en cuenta el dinero que tiene Swift; pilló unos mil 600 dólares, mismos que empezó a arrojar a la casa, hasta que llegó la policía. Aparentemente, Rowley quería proponerle matrimonio a la estrella, según revelaron los oficiales más tarde.

Rowley había manejado unos 100km hasta Rhode Island, donde se encuentra la mansión de Swift. Ahora enfrenta un proceso judicial y debe pagar 100 mil dólares de fianza. ¿Si tan sólo tuviera una amiga millonaria que lo pudiera salvar?...

Te podría interesar:

Estreno de '50 sombras…' provocó la venta de fustas en esta tienda deportiva

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/11/2018

La ficción, en efecto, es capaz de alterar la realidad

¿Quién en este mundo podría comprar una fusta? Al menos dos tipos de personas: quienes practican equitación y quienes practican el sadomasoquismo… y es probable que en el mundo haya más personas en el sadomasoquismo que en la equitación.

Así lo sugiere al menos un repunte inesperado en la adquisición de ese peculiar instrumento en las tiendas de la cadena francesa Decathlon, especializada en productos deportivos, notado hace algunos cuantos meses.

Dado que se trata de una mercancía un tanto inusual o cuyo comportamiento en la compra-venta no presenta grandes variaciones, se decidió investigar un poco más para explicar el origen de dicho incremento y, sea o no que exista una relación directa, se descubrió que la venta de fustas aumentó en los días siguientes al estreno en febrero del 2017 de Fifty Shades Darker (James Foley), la segunda entrega cinematográfica de la franquicia que surgió de la novela Fifty Shades of Grey, de E. L. James.

Toda proporción guardada, este fenómeno recuerda la ola de suicidios que provocó el Werther de Goethe entre la juventud romántica del siglo XVIII, o la ola de cartas que recibió Sir Arthur Conan Doyle luego de que decidió “matar” a su personaje Sherlock Holmes en las cascadas de Reichenbach y a quien, por dicha manifestación masiva de inconformidad, se vio obligado a revivir. 

La ficción, en efecto, es capaz de alterar la realidad, acaso porque ésta no es sino una gran historia igualmente ficticia.

 

También en Pijama Surf: 6 excelentes razones para practicar sadomasoquismo en vez de sexo tradicional