*

X

Top 30 países más inteligentes del mundo (RANKING GLOBAL)

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/06/2018

El este asiático domina el ranking de los países con mayor cociente intelectual. América latina y África se encuentran entre los lugares más bajos

La inteligencia es una cualidad sumamente deseada, puesto que al parecer está correlacionada con ingresos, salud, estatus y demás. Según las investigaciones de los profesores Richard Lynn y Tatu Vanhanen existe una clara correlación entre el cociente intelectual (IQ en inglés) y la economía de un país. Estos mismos profesores realizaron estudios en más de 80 países para determinar el promedio de IQ en el 2006. Hay una gran polémica en torno a si el IQ es solamente algo que tiene que ver con el medio ambiente, la educación y los factores culturales, o si la genética ejerce también influencia en ello. Al parecer, la ciencia se inclina a pensar que tanto la genética como el medio ambiente influyen; aunque es de notarse que la inteligencia heredada genéticamente a su vez es influenciada por el ambiente, así que existe un bucle de retroalimentación. Asimismo, existe una noción entre los científicos de que el IQ sólo mide un tipo de inteligencia y no es exhaustivo como estándar.

A continuación presentamos una lista de los 30 (y uno) países con más alto cociente intelectual en promedio. Los países del este de Asia ocupan todos los primeros lugares. Italia, Islandia y Suiza completan el top 10. En América Latina, Uruguay ocupa el lugar 39, con 96 puntos de IQ; Argentina el 47, con 93; Chile el 61, con 90; Costa Rica el 65, con 89; Ecuador y México tienen 88, lo cual los coloca entre el 70 y 71. Hay que mencionar que los países que tienen el mismo cociente son colocados en su lugar por orden alfabético (tomando en cuenta su nombre en inglés).

1. Hong Kong 108

2. Singapur 108

3. Corea del Sur 106

4. Japón 105

5. China 105

6. Taiwán 104

7. Italia 102

8. Islandia 101

9. Mongolia 101

10. Suiza 101

11. Austria 100 

12. Luxemburgo 100 

13. Holanda 100

14. Noruega

15. Reino Unido 100

16. Bélgica 99

17 Canadá 99

18. Estonia 99 

20. Finlandia 99

21. Alemania 99

22. Polonia 99

23. Suecia 99

24. Andorra 98

25. República Checa 98

26. Dinamarca 98

27. Francia  98

28. Hungría 98

29. Letonia 98

30. España 98

31. Estados Unidos 98

 

Con información de IQ Research

Te podría interesar:

Así se veía el hombre de Cromañón, el antepasado humano más antiguo en Europa

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/06/2018

150 años después del descubrimiento del hombre de Cromañón, un grupo de científicos volvió a analizar sus restos para imaginar sus rasgos físicos

El “hombre de Cromañón” es uno de los antecesores del ser humano moderno que habitó la región hoy conocida como Europa, hace aproximadamente 45 mil años. Uno de sus distintivos principales es que el hombre de Cromañón fue ya un Homo sapiens sapiens, a diferencia, por ejemplo, del Neandertal, también habitante de Europa, pero al cual se considera una especie distinta. No así el hombre de Cromañón, que aunque distinto en algunas de sus características físicas, era tan ser humano como cualquiera de nosotros.

Su particular nombre se debe al lugar donde fue encontrado: una cueva en Les Eyzies-de-Tayac-Sireuil al sudoeste de Francia, región donde pervive aún el idioma occitano en el que gruta se dice cro; Magnon era el apellido del dueño del terreno donde se encontraron aquellos restos, en una exploración del geólogo y paleontólogo francés Louis Lartet en 1868. (En occitano el nombre es Cro-Magnon, que en castellano se traduce como “Cromañón”). A este hallazgo se sumaron otros –como el de Grotta del Cavallo, al sur de Italia, en 1964; el de Kents Cavern, en Inglaterra, en 1927; o el de Peștera cu Oase, en Rumanía, en el 2002– que han aportado más datos sobre la presencia y la cultura de estos primeros humanos en Europa.

De su forma de vida se sabe que eran nómadas o seminómadas, que se alimentaban de la caza de animales y la recolección, que habían aprendido a tallar huesos, que conocieron el tejido, la construcción y cierto tratamiento rudimentario de las pieles de los animales; y parece ser que también desarrollaron expresiones artísticas, como la pintura en cuevas y la escultura de figuras de rasgos femeninos.

Con motivo de los 150 años del descubrimiento del hombre de Cromañón, un equipo de investigadores franceses realizó algunas pruebas sobre el cráneo desenterrado por Lartet que actualmente se conserva en el Museo del Hombre de París. Dirigidos por Philippe Charlier (médico legista y antropólogo, adscrito a la Universidad de Versailles Saint-Quentin-en-Yvelines) los científicos examinaron los restos con las tecnologías contemporáneas y determinaron que en ese caso específico es muy probable que el hombre de Cromañón sufriera de neurofibromatosis, una enfermedad de origen genético que provoca el desarrollo de tumores benignos en los nervios periféricos, además de manchas en la piel. 

Una lesión en la frente y otra en el canal auditivo izquierdo fueron los principales indicadores que el equipo tuvo para llegar a esta conclusión, además de que sus observaciones se compararon con otros restos de este tipo de humano que se conservan en Europa.

Con esta información, los científicos procedieron a reconstruir el rostro y el cuerpo del hombre de Cromañón, fiel a la patología que padecía: de ahí las protuberancias faciales en la imagen resultante. Cabe mencionar, sin embargo, que su abundante cabellera y su vello facial también profuso fueron decisiones del equipo, no del todo basadas en evidencia obtenida científicamente.

Más allá de la curiosidad, esta reconstrucción nos recuerda que el ser humano es resultado de un proceso evolutivo complejo y, al mismo tiempo, completamente accidental, fruto de las circunstancias azarosas que dieron origen a la vida y frente a las cuales nuestra especie y sus antecesores encontraron la manera de sobrevivir. Es útil mirar nuestra propia condición con perspectiva, así sea de vez en cuando.