*

X

Hombre escala edificio "a mano limpia" para salvar a niño en peligro de caer (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/28/2018

Un acto de enorme heroísmo ocurrió este fin de semana en París

Ciertas teorías respecto de la especie humana y su evolución aseguran que una de las habilidades decisivas para nuestra supervivencia fue la empatía, esto es, la capacidad para “ponerse en los zapatos de otro”, para decirlo coloquialmente, una suma de percepción, sensación e imaginación que, aunada a nuestra inclinación a vivir en grupos sociales, permitió el desarrollo del cuidado mutuo, de preocuparnos por otros además de por nosotros mismos, y de proteger a otros seres vivos más allá de nuestra familia e incluso más allá de nuestra especie.

Y si bien el mundo contemporáneo parecería estar falto de empatía, lo cierto es que todos los días a nuestro alrededor ocurren gestos que nos recuerdan que el apoyo mutuo es nuestra mejor virtud y sin duda la principal fuente, ya no sólo de nuestra supervivencia sino, también, de nuestro bienestar.

Un ejemplo especialmente heroico de esta cualidad se presentó en París, luego de que un hombre tomó la determinación de escalar a mano limpia un edificio para salvar a un niño que varios pisos más arriba colgaba de un balcón y podría caer de un momento a otro.

Los hechos ocurrieron este sábado 26 de mayo, cerca de las 8 de la noche, en la zona de París conocida como 18e arrondissement. De pronto, varios viandantes se dieron cuenta de que algo pendía de un balcón ubicado en el cuarto piso de un edificio de departamentos. Ese algo, sin embargo, se movía con inquietud y a todas luces se trataba de un niño en peligro inminente de muerte. Más curiosos se juntaron y, en la calle, los autos que pasaban comenzaron a sonar sus bocinas.

De esta multitud salió de pronto un hombre que, sin pensarlo dos veces, comenzó a escalar el edificio a mano sin ninguna otra ayuda más que su propio cuerpo y su determinación. Alentado por los curiosos, el hombre imprimió tanta velocidad como pudo a su esfuerzo y eventualmente arribó al piso donde se encontraba el niño; del otro lado, en el departamento contiguo y separados por una barrera, otros dos adultos visiblemente angustiados hacían también el esfuerzo de alcanzar desde su posición al infante.

Finalmente el hombre, de un salto, cruzó el balcón, tomó al niño de uno de los brazos y sin titubeos, lo movió a terreno seguro. Abajo, la multitud celebró con gritos y aplausos el salvamento.

¿Quién fue este héroe anónimo que salvó una vida y evitó una tragedia? ¿Cómo llegó el niño a esa situación?

Conforme las horas transcurrieron, algunas de esas dudas han sido despejadas. De entrada, el protagonista de tan heroico acto es Mamoudou Gassama, un inmigrante originario de Mali, de 22 años, que llegó a Francia luego de emprender una travesía que lo llevó por Burkina Faso, Nigeria, Libia e Italia. Hasta ese momento se encontraba ilegalmente en suelo europeo, pero este lunes Emmanuel Macron convocó al joven al Elíseo, el palacio presidencial de Francia, para reconocer públicamente su valor y ofrecerle además la nacionalidad francesa y un trabajo en el Cuerpo de Bomberos.

El niño, por otro lado, es el hijo de una pareja que por el momento se encuentra separada. Su madre es originaria de la isla La Reunión (situada en las inmediaciones de Madagascar, uno de los territorios de ultramar de Francia), mientras que su padre habita en París con el niño. La noche del sábado el padre salió del apartamento a hacer unas compras y dejó a solas al niño, pero al parecer tardó más tiempo del necesario en regresar porque al salir de la tienda adonde había acudido comenzó a jugar Pokémon Go y, simplemente, perdió la noción del tiempo. Cabe mencionar que por este incidente el padre no sólo fue detenido y enfrenta la posible pérdida de la patria potestad de su hijo, sino que además podría ir a prisión por 2 años y pagar una multa de hasta 30 mil euros.

En fin; un hecho lleno de contrastes en donde quedó demostrado hasta dónde puede llegar el ser humano en su fortaleza y su determinación, o en su descuido.

 

También en Pijama Surf: ¿Qué es la empatía, cómo cultivarla y por qué es fundamental practicarla?

Te podría interesar:

Estudio muestra que las mujeres sobrestiman los intentos sexuales de su pareja; los hombre los subestiman

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/28/2018

En relaciones de pareja, las mujeres piensan que los hombres quieren tener más sexo; los hombres detectan menos los avances sexuales de sus parejas

Incluso en parejas que llevan mucho tiempo, la iniciación del acto sexual suele ser un proceso sutil. Aunque evidentemente existen excepciones, esto parece obedecer a que por una parte parece ser más sexy lo que no es planeado, lo que sucede como una señal espontánea y lúdica en el momento, y por otro lado, al hecho de que en el ser humano existe un temor al rechazo que es difícil de superar incluso en relaciones muy sólidas y, por ello, la sutileza y la ambigüedad pueden ser formas de paliar esto.

Un estudio reciente liderado por investigadores de la Universidad del Oeste de Ontario averiguó la capacidad que tienen las personas de detectar los avances sexuales de sus parejas. Parejas heterosexuales de más de 3 meses y entre 18 y 51 años participaron en el estudio. Los participantes tuvieron que responder a los investigadores el número de veces que habían intentado iniciar el acto sexual y las veces que habían percibido que su pareja lo hacía. Los investigadores notaron que en general los hombres y las mujeres logran evaluar de manera precisa los intentos de sus parejas, algo que resulta obvio con el tiempo. Sin embargo, en promedio las mujeres sobrestimaron el número de veces que los hombres intentaban tener sexo. Por otro lado, los hombres subestimaron el número de veces que sus parejas querían tener sexo.

Los psicólogos evolucionistas que llevaron a cabo la investigación dan una lectura bajo el filtro de su propia disciplina y creen ver en esto un comportamiento relacionado al instinto de reproducción. Estudios previos habían sugerido que cuando no se trata de parejas que llevan cierto tiempo juntas, los hombres suelen ser los que sobrestiman el deseo sexual de sus parejas, algo que encaja con la idea de que el hombre busca instintivamente reproducirse -y ha evolucionado para esto y no para percibir la realidad-. En el caso de la investigación más reciente, se cree que el costo de no percibir las señales de deseo sexual son menores, ya que el hecho de tener una relación estable ofrece múltiples ocasiones para tener sexo -en cierta forma, el hombre en estos casos podría relajarse más y no estar asediando la ocasión sexual-. En el caso de las mujeres, los investigadores señalan que sobrestimar los intentos sexuales de la pareja tiene el efecto secundario positivo de incrementar el nivel de satisfacción sexual (con el llamado deseo de ser deseado). Estas conclusiones son meramente especulativas, como debe resultar evidente. Es posible, también, que entren en juego factores culturales o incluso tendencias psicológicas propias de la psique masculina y femenina que no están constreñidas a la biología reproductiva.