*

X

Johnny Depp, su amistad con Hunter S. Thompson y cómo la máxima estrella de Hollywood perdió su fortuna

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/11/2018

La caída de Johnny Depp

Hace unos años, Johnny Depp era el actor que más ganaba por película en Hollywood. Según The Guardian, el actor había amasado 650 millones de dólares. Ahora, increíblemente, Depp, de 54 años, se encuentra en serios aprietos financieros, de acuerdo con varios reportes. Al mismo tiempo, la mala reputación que se ha ganado en los últimos años ha hecho que los productores cuestionen su capacidad de representar papeles en películas multimillonarias. No por su capacidad como actor, sino por problemas psicológicos -drogas, sexo y todo el resto-. ¿Cómo se gastó su fortuna?  

Los contadores y asesores financieros de Depp se han deslindado del desastre financiero y argumentan que el actor simplemente ha dilapidado su fortuna con gastos fijos de más de 2 millones de dólares al mes y adquisiciones estrafalarias. Depp los ha demandado por mala administración y ellos, a su vez, lo han contrademandado. 13 casas, yates, aviones, una colección de pintura, 30 mil dólares al mes en vino y cosas como lanzar una compañía de discos fallida o disparar las cenizas de Hunter S. Thompson al cielo en un cañón especial, algo que costó 3 millones de dólares.  

Depp, quien encarnó el papel de Thompson en la cinta Fear and Loathing in Las Vegas, fue en la vida real un gran amigo del legendario periodista gonzo. En los 90, cuando se sentía angustiado por el asedio de la prensa -ya que Depp se considera una persona introvertida y le disgusta la atención mediática-, se recluía en casa de Thompson en Colorado. Cuenta que, viviendo allí, se adaptaba a las horas un tanto insanas del escritor:

éramos como roomates... Nos dormíamos a las 9 o 10 de la mañana y desayunábamos a las 7pm. Él me cuidaba... sabía que yo lo idolatraba y yo sé que él me quería mucho. Así que era como parte figura paternal, parte mentor, pero sobre todo éramos como hermanos.

Esos desayunos en casa de Thompson no eran solamente Special K... o, de hecho, probablemente sí eran Special K (entradas a los k-holes y demás sustancias psicoactivas). Según un recuento de sus actividades diarias, lo primero que hacía Thompson al levantarse era beber Chivas, fumar un tabaco y esperar unos minutos para inhalar cocaína. El jugo de naranja venía después. Esto no significa que hiciera lo mismo estando con Depp, pero hay que notar que Thompson acabó suicidándose.

Recientemente, dos de los guardaespaldas de Depp testificaron en un caso en el que se alega falta de pago y condiciones laborales deplorables, declarando que su trabajo los forzaba a proteger a Depp de sus vicios en público, lo cual incluía alertarlo en clubs nocturnos sobre "sustancias ilegales visibles en su cuerpo" e impedir que la gente notara la condición en la que estaba.

La reputación de Depp empezó a sufrir luego de varios reportes que sugieren que en tiempos recientes no suele presentarse a trabajar en las mejores condiciones. Su exesposa, Amber Heard, obtuvo 7 millones de dólares en un sonado caso de divorcio en el que se dictó una orden de restricción por aparente abuso verbal y físico. En los últimos tiempos ha habido fanáticos que se pronuncian en contra de Depp, bajo la bandera del #MeToo y demás movimientos. Aparentemente, Johnny no se encuentra en su mejor momento, y tal vez su solvencia económica dependa de ser llamado otra vez a interpretar al personaje del Capitán Sparrow, que tan parecido se ha vuelto a la realidad, para la sexta película de Piratas del Caribe. Sin embargo, la prensa ha especulado que tal vez Disney ya no se sienta cómodo contratando al impredecible actor.

Te podría interesar:

5 hábitos escabrosamente manipuladores usados por los narcisistas para beneficiarse de los demás

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/11/2018

"Las personas narcisistas que hacen uso de esta técnica suelen decir algún comentario incómodo y después sostener la mirada, sólo para saber cómo reacciona la otra persona"

De acuerdo con la Real Academia de la Lengua Española, manipular es: “Intervenir con medios hábiles y, a veces, arteros, en la política, en el mercado, en la información, etc., con distorsión de la verdad o la justicia, y al servicio de intereses particulares”. Partiendo de este concepto, utilizar la data recolectada por investigaciones sociológicas, psicológicas o antropológicas con el fin de aumentar las capacidades de seducción, atracción o afiliación de uno mismo puede rayar en una acción manipulativa. 

Te compartimos algunas de estas acciones:

 

– Actuar intencionalmente como un espejo, en relación con el lenguaje corporal del otro

Probablemente has escuchado del estudio sociológico en donde se demostró que las personas sienten más confianza si su interlocutor comparte su mismo lenguaje corporal –es decir, actúa de la misma manera que ellos–. Según Patti Wood, autora de Snap: Making the Most of First Impressions, Body Language and Charisma, “el espejeo y la coincidencia [del lenguaje corporal] son conductas normales en personas que se gustan y confían entre sí”.

No obstante, si bien es algo que debería suceder con naturalidad, los individuos manipuladores emplean estas técnicas con la intención de sacar provecho personal: primero sonreirán, actuarán con el mismo lenguaje que la otra persona y dirán explícitamente lo mucho que se parecen. Como menciona Wood, este rasgo es típico de los narcisistas, que requieren generar una conexión inicial y luego, después de un tiempo, dejan a la otra persona sintiéndose devaluada y cuestionándose qué pasó.

 

– Mirar fijamente a los ojos

Si bien es verdad que sostener la mirada durante más de un par de segundos puede asociarse a un interés sexual o a un deseo asesino, un intenso contacto visual puede producir efectos incómodos o de manipulación del otro. Inclusive, los narcisistas que hacen uso de esta técnica suelen decir algún comentario incómodo y después sostener la mirada, sólo para saber cómo reacciona la otra persona.

 

– Ignorar el espacio personal de una manera “juguetona”

Es verdad que la intimidad del espacio personal se desvanece con el paso del tiempo y con la confianza generada entre los individuos; sin embargo, la manipulación puede aparecer con esta técnica de manera sutil y hasta juguetona. Por ejemplo, los narcisistas pueden buscar el contacto físico de manera muy íntima durante la primera cita, sólo para saber si la otra persona lo permite. En palabras de Wood: “Los narcisistas son físicamente cercanos por norma. Usan la invasión del espacio personal para llamar la atención, intimar, mostrar poder, probar límites y seducir”.

 

– Ser abiertos con uno respecto de los secretos personales

Los narcisistas saben utilizar las palabras a su beneficio: saben cómo seducir y mantener la atención de su interlocutor. Son individuos que saben contar anécdotas y mantener la atención de su público. Hay ocasiones, incluso, en las que se vuelve imposible detenerlos: si uno intenta hacer un comentario o contar una anécdota similar, cortan la comunicación directamente.

 

– Validar y exagerar las emociones negativas de otros, sólo para hundirlos más

Como personas manipuladoras, los narcisistas suelen tomar las emociones negativas e incrementarlas para hacer sentir culpable o inútil a la otra persona. Si bien podría parecer que tienen buenas intenciones de apoyo, en realidad procuran hacer énfasis en los errores de uno y en la mejor manera, a su juicio, de actuar.

 

Fotografía principal: Dangerous Liaisons (1988)