*

X

El dildo de oro macizo de 15 mil dólares que recomienda Gwyneth Paltrow

Buena Vida

Por: pijamasurf - 06/28/2018

El juguete sexual más lujoso y hermoso de la historia

La actriz Gwyneth Paltrow es famosa, además de por sus actuaciones, por sus controversiales recomendaciones como life-style guru. Paltrow no es recatada en su exploración de dietas extrañas y técnicas extravagantes para obtener belleza y bienestar. 

Una de sus recomendaciones más polémicas (y por otro lado, espectacularmente estimulantes) es la que hizo en su revista Goop, donde dio una lista de "juguetes sexuales no tan básicos", es decir, juguetes sexuales no convencionales y, ciertamente, no para cualquiera.

Además de recomendar diversas cremas y lubricantes, una de ellas de más de 500 dólares, Paltrow recomienda un vibrador de oro de 24 quilates que cuesta 15 mil dólares, al cual considera algo más parecido a una obra de "arte interactivo". Es decir, haces arte con tu vibrador de oro (que ya es, en sí mismo, una obra de arte).

Más allá de que el vibrador se puede controlar electrónicamente, en este caso simplemente lo que se vende es el lujo y la fantasía de un vibrador de oro puro (que es higiénico). 

Nos preguntamos qué hubieran hecho los marineros filipinos, que se hacían implantes de metal -algunos de oro- en los penes para satisfacer a las prostitutas de los puertos, con uno de estos aparatos.

 

Lee aquí la historiaHombres de penes brillantes: el extraño artilugio sexual de los marineros filipinos

Te podría interesar:

Qué tan fit crees que eres influye más en tu salud que tu estado real, muestra estudio de Stanford

Buena Vida

Por: pijamasurf - 06/28/2018

Mente sobre materia: creer que eres una persona activa que hace mucho ejercicio influye más en tu salud que el ejercicio que realmente haces, según estudio

Un reciente metaanálisis realizado por investigadores de la Universidad de Stanford mostró que las creencias pueden tener una notable influencia sobre la realidad, un nuevo indicio de lo que se conoce popularmente como "mente sobre materia".

Los investigadores tuvieron acceso a datos de más de 60 mil personas recopilados entre 1990 y 2011, los cuales incluyeron tanto reportes sobre su actividad física percibida como exámenes físicos, historial médico, datos demográficos y demás. A grandes rasgos, el estudio cotejó las respuestas que dieron las personas sobre la cantidad de actividad física que tenían, con la forma en la que se comparaban con otras personas y sus registros médicos, incluyendo la mortalidad. A algunos de los participantes del estudio se les dio seguimiento por hasta 20 años después del mismo.

Tras un análisis exhaustivo de los datos, los investigadores se sorprendieron al encontrar que siempre ocurría un hecho inquietante: si las personas pensaban que eran menos activas que la gente en general, esto estaba asociado con un riesgo de muerte estadístico mayor. Este riesgo aumentaba en un 18% en relación con la población en general y hasta en un 71% en comparación con las personas que participaron en el estudio que reportaron ser muy activas. Esto sin tomar en cuenta la verdadera actividad física y otros riesgos de salud, lo cual significa que, de alguna manera, creerse activo -o fit- tiene un efecto positivo en la salud (y lo mismo en el sentido opuesto).

Notablemente, en otra investigación se encontró que cuando un grupo de mujeres que hacían limpieza en hoteles fueron informadas de que la actividad que realizaban en su trabajo cumplía con los estándares recomendados de ejercicio, después de 4 semanas bajaron de peso, presión sanguínea, masa corporal y demás indicadores. Mientras, el otro grupo de control no fue informado y no se registraron estos cambios.

Existen tres posibles explicaciones para este fenómeno, todas las cuales no son excluyentes entre sí:

1. Nuestra mentalidad afecta nuestra motivación, de tal forma que sentirnos activos -o fit- permea nuestra vida y esto tiene efectos positivos.

2. Si sentimos que somos menos activos que los demás nos sentimos deprimidos y estresados, y el estrés y la depresión han sido correlacionados con problemas de salud.

3. El efecto placebo. Cada vez se tiene más información de que existe una robusta y poderosa conexión mente-cuerpo.