*

X
El fenómeno conocido como capa de aire sahariano (SAL, por sus siglas en inglés) podría tocar pronto el sur y sureste de México

En los próximos días, el sur de México podría verse afectado por el fenómeno conocido como capa de aire sahariano (SAL, por sus siglas en inglés), totalmente natural en su formación pero de condiciones particulares en su desplazamiento.

Grosso modo, la capa de aire sahariano es una de las capas de la atmósfera que tienen su origen en el contraste de temperaturas entre el aire seco y polvoso del Sahara y la brisa marina que proviene del océano Atlántico. Inicialmente, la SAL cubre de lleno la región desértica del norte de África, en donde constituye la capa prevalente de la atmósfera. Sin embargo, debido a la naturaleza climática de la región, se desplaza hacia el océano, con lo cual, por el contraste de temperaturas, se eleva por encima de la atmósfera marina, provocando un fenómeno de inversión térmica que aumenta la temperatura de la SAL conforme más arriba se encuentre y, por otro lado, “cierra” la capa de polvo desértico.

Desde que se le conoce y se le estudia, se sabe que la SAL suele desplazarse hacia el océano Atlántico y liberarse en forma de tormenta en las inmediaciones de la región norte del continente americano.

No obstante, este año las autoridades de Protección Civil del gobierno mexicano están en un estado de alerta porque la capa de aire sahariano se encamina visiblemente hacia el sur del país; particularmente, la península de Yucatán. Asimismo, se prevé que el polo subsahariano podría llegar a las regiones cercanas al golfo de México y una parte del este del país. Aquí una visualización de la trayectoria que sigue la SAL:

En regiones del Caribe como Puerto Rico ya se ha notado la presencia de la “nube”, la cual se observa como una bruma. Aquí una imagen del diario puertorriqueño El Nuevo Día:

Los riesgos para el ser humano no son mayores. La SAL se caracteriza más bien por su efecto sobre la formación de ciclones y huracanes en el mar Caribe, a los cuales puede llegar a inhibir en razón de las ondas cálidas que trae consigo. De hecho, su presencia es también uno de los mejores ejemplos de que en la Tierra todo está conectado, pues sin el polvo del Sahara (el desierto más cálido del planeta) no existiría la exuberancia de la selva tropical del Amazonas (uno de los lugares donde se registran más precipitaciones anuales), según puede observarse en este video que compartimos hace poco.

 

También en Pijama Surf: El día que el Sahara se cubrió de nieve (FOTOS)

Te podría interesar:

Jardinero enfermo de cáncer lleva a Monsanto a histórico juicio por ocultar riesgo cancerígeno de productos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 06/27/2018

Por primera vez, el gigante agroquímico enfrenta un juicio por ocultar los riesgos de su herbicida Roundup; jardinero moribundo espera vivir lo suficiente para ser resarcido por daños

En un caso histórico que podría marcar la pauta de numerosos otros, el jardinero DeWayne Johnson (no confundir con The Rock) ha logrado llevar a juicio al gigante agroquímico Monsanto. El 18 de junio, en California, por primera vez una persona llevará a juicio a este gigante de las semillas.

Johnson tiene 46 años, pero le queda poco tiempo de vida, ya que el cáncer se ha esparcido por casi todo su cuerpo. Sin embargo, espera poder vivir lo suficiente para ver que Monsanto pague por lo que cree que le ha provocado. Johnson estuvo expuesto durante años al herbicida Roundup, el cual contiene el químico glifosato, cuyas propiedades aparentemente cancerígenas habrían sido ocultadas por Monsanto.

El juez Curtis Karnow dio señales positivas para el caso de Johnson al pedir al jurado que no sólo tome en en cuenta evidencia científica, sino también los alegatos de que Monsanto ha suprimido la evidencia o pagado para que se realicen estudios favorables. El abogado de Johnson sostiene que Monsanto ha falsificado datos y atacado estudios legítimos, "estableciendo una campaña prolongada de desinformación".

Monsanto argumenta que los estudios de la Environmental Protection Agency avalan que su producto no produce cáncer. Por otro lado, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer clasificó al glifosato como probable cancerígeno humano en el 2015. Varios países han prohibido su uso, o se encuentran en proceso de hacerlo.

Otras 4 mil demandas aguardan la decisión respecto de este caso, pues podría marcar un precedente y dar luz verde a estas acusaciones.