*

X

Si eres mujer, esta es una forma sencilla de evitar la depresión

Salud

Por: pijamasurf - 06/25/2018

Un estudio sugiere que existe una correlación entre los cronotipos y la depresión

La cronobiología es la ciencia que estudia los ciclos -como el circadiano- y su relación con los procesos biológicos, y ha cobrado mucha importancia en las últimas décadas. Se ha descubierto que el ser humano no está "divorciado" de la naturaleza y que los estados anímicos y metabólicos son regulados, al menos en parte, por los ciclos de la luz solar. 

Ante esto, no es sorpresa que en un estudio reciente (publicado en el Journal of Psychiatric Research) se encontrara que, específicamente en el caso de las mujeres, despertarse más temprano podría ayudar a combatir la depresión. En el estudio se examinó a unas 32 mil enfermeras, a las cuales se clasificó como deprimidas cuando ellas mismas lo reportaban así, cuando habían sido diagnosticadas por un médico o cuando estaban tomando antidepresivos. 

La investigación buscaba estudiar la relación entre el cronotipo y la depresión -el cronotipo es la caracterización que divide a las personas en aquellas que se levantan temprano en la mañana y se duermen temprano (los llamados early birds en inglés) y aquellas que se levantan tarde y duermen tarde (night owls)-.

Ahora bien, algunos especialistas han señalado que esta clasificación es demasiado simplista y debería incluir mayores matices. En la investigación mencionada, se halló una correlación entre la depresión y las personas del cronotipo de levantarse tarde. Si bien existen indicios de que este cronotipo podría ser genético, no hay información realmente concluyente y, por lo tanto, quizá podría ser revertido a través de nuevos hábitos.

Uno de los autores del estudio recomienda a los "búhos" nocturnos que intenten "dormir bien, se ejerciten, pasen tiempo afuera de casa, apaguen las luces en la noche e intenten recibir lla mayor luz diurna que puedan". Existe una relación muy clara entre la luz del Sol y la producción de hormonas y neurotransmisores como la melatonina y la serotonina, las cuales están involucradas en diversos procesos, entre ellos la regulación del sueño y el estado anímico. Así que si es posible, si estos individuos logran conciliar el sueño, se recomienda que intenten despertarse más temprano. Tradicionalmente, despertar a la hora del amanecer (o un poco antes) ha sido una práctica común en diferentes culturas, justamente por la lógica de seguir los ciclos de la naturaleza. 

Tal vez lo mismo podría aplicar para los hombres. No obstante, en la investigación citada sólo se tomó en cuenta a mujeres, y es posible que haya algunas diferencias cronobiológicas entre hombres y mujeres. 

Te podría interesar:

¿Crees que eres atractivo? Este estudio muestra que eres un pésimo juez de tu apariencia

Salud

Por: pijamasurf - 06/25/2018

Pasamos enormes cantidades de tiempo evaluando si nos vemosbien o no, y ese tiempo es absurdo, como muestra esta investigación

Las personas, particularmente los jóvenes hambrientos de aceptación y admiración, pasan grandes cantidades de tiempo ante el espejos acicalándose y evaluando su apariencia. Un nuevo estudio sugiere que esto podría ser una pérdida de tiempo, y no por vanidad sino por la ineficacia de nuestros juicios.

El investigador Nicholas Epley realizó un estudio en el que le pidió a estudiantes universitarios que observaran una foto de ellos mismos que había sido recientemente tomada y que evaluaran el efecto que tendría su apariencia en el sexo opuesto, en una escala del 0 al 10, en la que 10 era "muy atractivo". Luego miembros del sexo opuesto, por su parte, calificaron las fotos.

Los resultados del experimento mostraron que las personas no son mejores en evaluar su apariencia que el mismo azar. Uno podría decir un número al azar y tener la misma efectividad que en atinar a qué tan atractivo se es. O, como dice Epley, tu evaluación de tu nivel de atracción es tan precisa como la de cualquier otra persona que te califique. En términos de qué tan atractivos somos, no nos conocemos. Epley cree que la razón por la que no logramos vernos de manera precisa es que constantemente nos estamos comparando con imágenes previas de nosotros mismos, mientras que los otros nos comparan con las demás personas. Nos vemos como con un microscopio, mientras los demás nos ven con los ojos desnudos. 

Para muchas personas esto es realmente un problema, ya que sufren por sentirse inadecuadas o por distorsiones de su imagen corporal. Si acaso podemos tomar una conclusión de esto es que lo más sano es dejar de escrutinar la propia imagen y aceptar que no podemos hacer demasiado al respecto -ni siquiera emitir un juicio acertado-, por lo cual es más importante dedicarse a otras cosas que puedan hacernos sentir mejor, y cultivar menos el narcisismo.