*

X

Si eres mujer, esta es una forma sencilla de evitar la depresión

Salud

Por: pijamasurf - 06/25/2018

Un estudio sugiere que existe una correlación entre los cronotipos y la depresión

La cronobiología es la ciencia que estudia los ciclos -como el circadiano- y su relación con los procesos biológicos, y ha cobrado mucha importancia en las últimas décadas. Se ha descubierto que el ser humano no está "divorciado" de la naturaleza y que los estados anímicos y metabólicos son regulados, al menos en parte, por los ciclos de la luz solar. 

Ante esto, no es sorpresa que en un estudio reciente (publicado en el Journal of Psychiatric Research) se encontrara que, específicamente en el caso de las mujeres, despertarse más temprano podría ayudar a combatir la depresión. En el estudio se examinó a unas 32 mil enfermeras, a las cuales se clasificó como deprimidas cuando ellas mismas lo reportaban así, cuando habían sido diagnosticadas por un médico o cuando estaban tomando antidepresivos. 

La investigación buscaba estudiar la relación entre el cronotipo y la depresión -el cronotipo es la caracterización que divide a las personas en aquellas que se levantan temprano en la mañana y se duermen temprano (los llamados early birds en inglés) y aquellas que se levantan tarde y duermen tarde (night owls)-.

Ahora bien, algunos especialistas han señalado que esta clasificación es demasiado simplista y debería incluir mayores matices. En la investigación mencionada, se halló una correlación entre la depresión y las personas del cronotipo de levantarse tarde. Si bien existen indicios de que este cronotipo podría ser genético, no hay información realmente concluyente y, por lo tanto, quizá podría ser revertido a través de nuevos hábitos.

Uno de los autores del estudio recomienda a los "búhos" nocturnos que intenten "dormir bien, se ejerciten, pasen tiempo afuera de casa, apaguen las luces en la noche e intenten recibir lla mayor luz diurna que puedan". Existe una relación muy clara entre la luz del Sol y la producción de hormonas y neurotransmisores como la melatonina y la serotonina, las cuales están involucradas en diversos procesos, entre ellos la regulación del sueño y el estado anímico. Así que si es posible, si estos individuos logran conciliar el sueño, se recomienda que intenten despertarse más temprano. Tradicionalmente, despertar a la hora del amanecer (o un poco antes) ha sido una práctica común en diferentes culturas, justamente por la lógica de seguir los ciclos de la naturaleza. 

Tal vez lo mismo podría aplicar para los hombres. No obstante, en la investigación citada sólo se tomó en cuenta a mujeres, y es posible que haya algunas diferencias cronobiológicas entre hombres y mujeres. 

Te podría interesar:

Nunca me preocupé por tener pareja: mujer de 106 años explica así su longevidad

Salud

Por: pijamasurf - 06/25/2018

Madeline Dye cumplió recientemente 106 años edad, a los cuales arribó, según le parece, porque nunca se estresó por tener pareja

Mucho se ha dicho sobre el “misterio” de la longevidad. En la filosofía, en la ciencia, la religión y aun en el conocimiento popular y cotidiano es posible encontrar explicaciones, consejos y advertencias orientadas a vivir más y también, en la medida de lo posible, vivir con bienestar. Una buena alimentación, el ejercicio continuo de la sexualidad, realizar habitualmente actividades físicas, cuidar de la salud mental, tener amigos e incluso beber vino o fumar marihuana se encuentran entre algunos de esos factores que parecen fomentar una vida larga y tan feliz como es posible en este mundo.

A dichas sugerencias se suma, ahora, la de una mujer inglesa que cumplió 106 años de edad el pasado 28 de abril. Cuando algunos medios se acercaron a ella para conocer su “secreto”, fue clara en su respuesta: en su consideración, su longevidad se debe a que nunca se preocupó excesivamente por tener una pareja a su lado.

Madeline Dye nació en Heeley, Inglaterra, en 1912 (el mismo año del hundimiento del Titanic). Desde entonces, Madeline nunca ha dejado su suelo natal, en donde ha vivido esencialmente con su familia, la mayor parte del tiempo con su madre y su hermana, pues su padre murió en la primera guerra mundial.

Según contó su sobrina Diana Heaton (de 80 años), siempre que alguien le pregunta a Madeline por sus romances vividos o qué fue de su esposo, ella responde con humor: “Nunca tuve uno, por eso llegué a esta edad”. Según Madeline, el matrimonio no es más que una fuente de preocupación. En cuanto a los bares, la única vez en su vida que visitó uno fue en ocasión de su 90º cumpleaños, cuando fue llevada al bar para festejarlo. Por lo demás, Madeline es una mujer que, aun a su avanzada edad, procura estar activa y ser autónoma. 

Cabe mencionar, finalmente, que durante muchos años parte de la rutina de esta mujer implicó caminar cerca de 3km diarios en la campiña inglesa, hasta cuatro veces al día, para recorrer el camino entre su casa y su trabajo en Broadfield Road, donde laboraba para la casa Swinburne como encuadernadora.

No es posible decir si fue este último factor el que determinó la longevidad de Madeline o, como ella dice, el hecho de vivir su soltería con tranquilidad y hasta con humor, pero sin duda puede decirse que el estrés y la preocupación no hacen más que minar la vida, y aun cuando queramos o no vivir muchos años, al menos vale la pena disfrutar con plenitud el tiempo presente, en las circunstancias en que nos encontremos.

 

También en Pijama Surf: 3 lecciones sobre cómo estar solos y no sufrir en un mundo que gira en torno a tener pareja