*

X

¿Son realmente ateos los científicos? Esta encuesta revela las creencias religiosas de los científicos

Ciencia

Por: pijamasurf - 06/02/2018

Un interesante estudio revela en qué creen los científicos

Una interesante encuesta realizada a científicos europeos y comisionada por The Scientific and Medical Network sondeó a más de 3 mil científicos, médicos o ingenieros en el Reino Unido, Francia y Alemania sobre sus creencias religiosas. 

Generalmente, se tiene la impresión de que la ciencia moderna está en oposición a la religión y de que los científicos son ateos. Esto es un fenómeno más o menos reciente, si se toma en cuenta que la ciencia occidental surgió del cristianismo y muchos de los grandes científicos de la historia han visto en su labor una forma de explicar un cosmos conforme a la teología. 

El estudio halló que el 30% de los científicos (o personas que se dedican a profesiones que tienen que ver con la aplicación de la ciencia) son miembros de una organización religiosa. El 25% de los encuestados en el Reino Unido se define como ateo; el 29% en Francia y el 24% en Alemania. El 21% de los encuestados británicos se define como agnóstico; el 17% en Francia y el 11% en Alemania. El 14% en el Reino Unido contestó que tenía inclinaciones espirituales pero no religiosas; el 11% en Francia y el el 13% en Alemania. El 34% de los encuestados totales señaló que la espiritualidad o la religión es importante en la forma en la que viven. La parte restante de los encuestados señaló que ninguno de estos apartados definía su posición o que simplemente no sabían qué creían. 

Cerca del 50% de los encuestados dijo que la ciencia y la religión son dimensiones independientes que no pueden ser comparadas, siguiendo probablemente la idea de Stephen Jay Gould del "non-overlapping magisteria", es decir, la ciencia y la religión como magisterios que no se empalman. Sin embargo, una quinta parte dijo que eran complementarios, mientras que un número similar contestó que se contradicen entre sí.

 

Aquí puedes consultar las gráficas del estudio

Te podría interesar:

Por primera vez en la historia científico logra transferir memoria de un caracol a otro

Ciencia

Por: pijamasurf - 06/02/2018

Esto podría tener aplicaciones para tratar trauma o enfermedades neurodegenerativas inyectando memorias a través del RNA

Pocas cosas son más dignas del imaginario de la ciencia ficción especulativa que la transferencia de memorias. Hemos visto numerosas novelas y películas que juegan con esta idea, la cual al fina de cuentas, supone un cambio de identidad, ya que somos fundamentalmente nuestra memoria, incluso algunas filosofías como la budistas sugieren que el yo no tiene existencia intrínseca, surge a partir de una colección de memorias. 

Salvando la brecha entre la ficción y la ciencia, el neurobiólogo David Glanzam parece haber logrado transferir memorias entre caracoles, vía inyecciones de RNA. Lo trascendente de esto es que parece modificar notablemente el entendimiento que tiene la ciencia sobre como se guarda la memoria. Comúnmente se cree que la memoria se almacena en las sinapsis, en las conexiones entre las neuronas, pero Glanzman sostiene que el RNA -el mensajero celular- es la clave en el almacenamiento de la memoria. Glanzman administró shocks eléctricos a un tipo de caracol marino llamado Aplysia californica. Los caracoles reaccionaron a estos estímulos con reflejos de defensa por unos 50 segundos. En cambio caracoles que no recibieron shocks, reaccionaron a un contacto leve con una respuesta de defensa de apenas un segundo. Luego Glanzman tomó RNA del sistema nervioso de los caracoles shockeados y lo inyectó a otros caracoles. Cuando se les tocaba levemente estos caracoles exhibían la misma reacción dramática -en este caso de 40 segundos- que habían exhibido los caracoles que recibieron los shocks. Además Glanzman inyectó el RNA eléctricamente excitado a las neuronas sensoriales de los Aplysia en un plato de Petri, lo cual aumentó la excitabilidad de las neuronas.

Glanzamn cree que en un futuro esta técnica podría usarse para disminuir los efectos del trauma o de enfermedades como el Alzheimer. Ciertamente, de confirmarse, y teniendo en cuenta que la memoria humana debe de ser mucho más compleja, esto abre un campo de fascinantes posibilidades. Otros científicos no están del todo convencidos y creen que lo que se transfiere no es la memoria per se sino una especie de reverberación de una respuesta conductual básica. Más que transferir la memoria, según el profesor Tomas Ryan, se hace una activación del comportamiento base que es el retraerse ante un estímulo, vía la inyección.