*

X

Cazadores se cuelan a reserva para cazar rinocerontes... y son devorados por leones

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 07/05/2018

La ley de la selva... y del karma

Aunque uno no le desea la muerte a nadie, este es uno de los casos en los que, a la distancia, uno piensa en el karma o en el delicado balance que rige el cosmos. Un grupo de cazadores se metió a una reserva en Sudáfrica con la intención de cazar rinocerontes, pero antes de lograr su cometido fueron devorados por una jauría de leones. 

Según dijo el dueño de la reserva Sibuya, Nick Fox:

los leones son nuestros vigilantes y guardianes y [los cazadores] se metieron donde no debían y se convirtieron en comida. Aunque estamos tristes por la pérdida de vida, los cazadores vinieron a matar a nuestros animales y esto envía un claro mensaje a otros cazadores. 

Huesos y partes corporales ensangrentadas fueron descubiertos este martes. Se cree que por lo menos tres cazadores furtivos fueron despedazados. Se recuperaron también hachas y escopetas con silenciadores, lo cual delata que buscaban cazar rinocerontes.

Los rinocerontes son una de las especies más amenazadas del mundo. Hace apenas unos meses, murió el último rinoceronte blanco del norte macho. Anteriormente, en esta misma reserva, tres rinocerontes fueron asesinados y cercenados. Existe un mercado clandestino mundial que paga buen dinero por sus cuernos. 

Te podría interesar:

Jardinero enfermo de cáncer lleva a Monsanto a histórico juicio por ocultar riesgo cancerígeno de productos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 07/05/2018

Por primera vez, el gigante agroquímico enfrenta un juicio por ocultar los riesgos de su herbicida Roundup; jardinero moribundo espera vivir lo suficiente para ser resarcido por daños

En un caso histórico que podría marcar la pauta de numerosos otros, el jardinero DeWayne Johnson (no confundir con The Rock) ha logrado llevar a juicio al gigante agroquímico Monsanto. El 18 de junio, en California, por primera vez una persona llevará a juicio a este gigante de las semillas.

Johnson tiene 46 años, pero le queda poco tiempo de vida, ya que el cáncer se ha esparcido por casi todo su cuerpo. Sin embargo, espera poder vivir lo suficiente para ver que Monsanto pague por lo que cree que le ha provocado. Johnson estuvo expuesto durante años al herbicida Roundup, el cual contiene el químico glifosato, cuyas propiedades aparentemente cancerígenas habrían sido ocultadas por Monsanto.

El juez Curtis Karnow dio señales positivas para el caso de Johnson al pedir al jurado que no sólo tome en en cuenta evidencia científica, sino también los alegatos de que Monsanto ha suprimido la evidencia o pagado para que se realicen estudios favorables. El abogado de Johnson sostiene que Monsanto ha falsificado datos y atacado estudios legítimos, "estableciendo una campaña prolongada de desinformación".

Monsanto argumenta que los estudios de la Environmental Protection Agency avalan que su producto no produce cáncer. Por otro lado, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer clasificó al glifosato como probable cancerígeno humano en el 2015. Varios países han prohibido su uso, o se encuentran en proceso de hacerlo.

Otras 4 mil demandas aguardan la decisión respecto de este caso, pues podría marcar un precedente y dar luz verde a estas acusaciones.