*

X
Si su potencial amante humano la toca de manera inapropiada, Samantha puede negar su consentimiento y entrar en modo no responsivo

Sergi Santos es uno de los pioneros mundiales en el diseño de robots sexuales. Santos incluso los programa con una cuasi inteligencia artificial, que ha llamado la atención de clientes y medios de comunicación.

Respondiendo a los signos de los tiempos -posiblemente al movimientos feminista- y a una propuesta de su esposa, Santos ha programado a la muñeca robótica Samantha para que pueda negar su consentimiento al acto sexual. Samantha puede apagarse si sus sensores detectan que está siendo tocada de manera agresiva e irrespetuosa. Este modo no responsivo también puede iniciarse si se aburre con los avances de su potencial amante.

Según el Daily Mail, la idea de Santos, de la cual habló en el Life Science Center de Newcastle, es enseñar de alguna manera a sus clientes a tratar bien a las mujeres. Sobra decir que todo este argumento de entrada es problemático y difícilmente satisfacerá los criterios feministas, de entrada simplemente por la idea de fabricar un robot sexual femenino -aunque es cierto que también existen robots sexuales masculinos, y el mismo Santos está en el proceso de producción de unos-. 

El problema más notable, como advierten varios sitios británicos, es que los dueños de los robots, si estos entran en modo no responsivo, de todas maneras pueden tener sexo con ellos. El hecho de que el robot haya entrado en un modo negativo hace que lo que antes sería solamente sexo con un robot se convierta en sexo forzado con un robot, en una simulación de sexo. El modo no responsivo podría ser descrito como "modo violación"; una violación que, debe decirse, es más bien tener sexo con un cuerpo inerte, lo cual es aún más perturbador.

Santos dice que los robots sexuales, los cuales llegan a costar hasta casi 5 mil dólares, salvaron su matrimonio, y los recomienda para parejas que tienen diferentes libidos. Así que si un hombre o una mujer tienen mucho más deseo que su pareja, puedan saciarse sexualmente con uno de estos robots y así evitar desfogarse por otro lado.

Diversos analistas creen que la industria de los robots sexuales podría convertirse en un negocio multimillonario en los siguientes años, debido a los avances en el ámbito de la inteligencia artificial. Los llamados chatbots se unirán con los robots sexuales y, por supuesto, podrían incorporar la realidad virtual, como ocurre en la segunda parte de la película Blade Runner. Por otro lado, otras personas creen que es tiempo de empezar a prohibir este tipo de robots o muñecas sexuales, antes de que sea demasiado tarde.

Te podría interesar:

Los 13 momentos más extraños de la audiencia de Mark Zuckerberg ante legisladores de Estados Unidos

Medios y Tecnología

Por: pijamasurf - 07/02/2018

Lo mejor de la extraña sesión de cuestionamiento, lisonja, confusión, regaños y demás que sufrió Zuckerberg ante senadores y congresistas

Mark Zuckerberg superó 10 horas de intenso cuestionamiento, ayer ante un comité del senado de Estados Unidos y hoy ante un comité de la Cámara de Representantes. Las sesiones fueron un tanto extrañas: ver a Zuckerberg en una mesa solo, como ante una lupa, rodeado por legisladores, la mayoría de ellos ya de edad avanzada, que parecían estar regañando a un niño en la escuela. Al final, según varios analistas, pese a que Zuckerberg fue objeto de numerosas bromas en las redes sociales y a que se veía notablemente nervioso, especialmente el primer día, el CEO de Facebook parece haber salido suficientemente bien librado de la prueba. En parte, se teoriza, porque los senadores y congresistas no tenían realmente dominio de los temas finos de Facebook y no conocían la forma en la que está programada esta tecnología. Hay una clara brecha generacional entre los lomos plateados de Washington y los millennials de Silicon Valley. Eso, y quizás algunos efectos positivos del lobby (no faltaron los legisladores aduladores), ha logrado que las acciones de FB repuntaran un poco. 

Lo que es indudable es que el tema dará para mucho más (la discusión de la privacidad, del monopolio y la regulación, si FB es un medio o no, si censura el contenido según ideas políticas, etc.). E igualmente indudable es que la sesión fue bastante extraña, fascinante para todos los interesados y, a partir de los memes, bastante divertida. A continuación, una lista de lo más sorprendente y curioso de las dos sesiones (basada en información de The Atlantic y algunas adiciones).

1. El senador Bill Nelson explica que le gusta el chocolate y que de pronto empieza a encontrarse anuncios de chocolate en Facebook: "¿Y qué si no quiero recibir esos anuncios de chocolate?".

2. Un hombre de 80 años le explica cómo funciona Facebook al CEO de la compañía. El senador Chuck Grassley hizo una  descripción de todo lo que es Facebook, de cómo funciona, de sus servicios, etc. Algo un poco extraño, si se toma en cuenta que el senador tiene 80 años y Zuckerberg es el fundador.

3. Zuckerberg responde que Facebook no tiene competidores directos pero, a la vez, no siente que sea un monopolio. 

4. El senador Roy Blunt promueve la carrera de Instagram de su hijo de 13 años.  Su hijo Charlie, quien según el senador "está dedicado a Instagram", le pidió que lo mencionará en la audiencia. 

5. El confuso tema de que Facebook no se define como un medio, pero acepta que es responsable del contenido. Facebook es responsable del contenido, pero no lo genera. ¿Hasta qué punto lo censura, lo edita, lo "cura"? 

6. Zuckerberg dice que es una "conspiración" lo que se ha manejado sobre que Facebook te espía cuando grabas un video. 

7. El senador John Kennedy lo dice sin tapujos: "Tus términos y condiciones de uso son una basura". Y a la vez larguísimos: otro senador los imprimió y mostró un machote de cientos de hojas.

8. La republicana Yvette Clark tuvo un lapsus y llamó al CEO de Facebook "Mr. Zuckerman", algo así como "hombre zoquete".

9. El republicano David McKinley acusó a Zuckerberg de permitir la venta de opioides en Facebook, algo que representa una crisis de salud en Estados Unidos actualmente. McKinley le dijo: "Estás lastimando a las personas".

10. Mark Zuckerberg lleva mucho tiempo pidiendo disculpas. Desde el 2003 lo ha hecho decenas de veces, en declaraciones a los medios o a los gobiernos.

11. Un senador le da una lección de privacidad a Zuckerberg. El CEO de Facebook cae en la trampa del senador Durbin, cuando éste le pide que revele el hotel en el que se está quedando y las personas a las que ha llamado desde que llegó a Washington.

12. La silla de Zuckerberg tenía un cojín extra.

Lo cual generó memes como este:

13. Mark Zuckerborg parece un robot, o una de esos extraterrestres con traje de humano (al menos, eso es lo que dicen los memes).