*

X
Los peligros de una de las combinaciones fiesteras más comunes

El MDMA, éxtasis o "Molly" es una de las prototípicas drogas de fiesta, particularmente usada para bailar. Comúnmente, cuando se consume MDMA también hay alcohol en el lugar y muchas personas combinan ambas sustancias, algo que si bien podría ser divertido por un rato, puede tener consecuencias nefastas. El MDMA es un estimulante y el alcohol un depresor; esto de entrada ya puede ser un conflicto, por ejemplo, cuando uno se siente despierto y capaz de hacer alguna labor física por el éxtasis, a la vez que el alcohol afecta las habilidades motrices.   

El gran peligro viene del hecho de que ambas sustancias incrementan el riesgo de deshidratación, por lo cual suelen verse a personas que toman éxtasis bebiendo agua en las fiestas. Pero cuando toman éxtasis y toman alcohol, no están tomando el agua necesaria. El alcohol incrementa el deseo de ir al baño y el éxtasis hace que se sude más, además de que tiene un efecto colateral de retención de orina que puede llegar a producir problemas en el riñón si se está tomando alcohol. En cuanto a la deshidratación cuando se toma éxtasis en una cantidad moderada, no es que ello te vaya a matar; aunque hay casos extremos en los que esto llega a suceder y se llegan a presentar paros cardíacos, el riesgo más común es que puede producir daño cerebral. Por supuesto, todo esto es relativo a las cantidades que se ingieren: beber únicamente una cerveza en toda una noche no es generalmente muy peligroso.

Por otro lado, el alcohol aumenta la cruda o resaca del MDMA, la cual es famosa por ser una de las más terribles y deprimentes -aunque esto depende mucho de la persona-. Después de tomar MDMA, las personas suelen tener una fuerte caída en la producción natural de serotonina del cerebro, por lo que se habla popularmente de los "tuesday blues", término que sugiere que la depresión de la cruda dura más días de lo normal. Este efecto depresivo aumenta enormemente con el consumo de alcohol. Un par de horas de éxtasis pueden convertirse en varios días de bajón. ¿Realmente vale la pena?

En tiempos recientes, se ha iniciado en Estados Unidos la primera fase en el proceso de aprobación para tratar trastornos postraumáticos con MDMA.

 

Aquí puedes consultar una rápida guía para estar seguro cuando tomas MDMA

Te podría interesar:

Entrenador de niños tailandeses atrapados en cueva les enseñó meditación budista para mantener la calma

AlterCultura

Por: pijamasurf - 07/18/2018

Un caso sumamente conmovedor, que demuestra la importancia de mantener la calma bajo presión

Una de las noticias más conmovedoras e inspiradoras en las últimas fechas ha dado también una lección de resiliencia y camaradería. Hoy fueron finalmente rescatados 12 niños tailandeses, parte de un equipo de fútbol, y su entrenador, quienes estaban atrapados desde el 23 de junio en la cueva de Tham Luang, en el norte de Tailandia. La operación de rescate fue sumamente complicada; el equipo había sido encontrado desde la semana pasada por unos buzos británicos, 9 días después de que habían desaparecido. En la operación de rescate murió Saman Gunan, un submarinista.

Además del gran esfuerzo de rescate y la actitud de los chicos, cabe celebrar la heroica labor de su entrenador. Es de notarse que cuando fueron primero descubiertos por los buzos británicos, se les encontró meditando. Imágenes compartidas por los medios los muestran en calma y meditando en silencio. El entrenador Ekapol Chanthawong, quien los había llevado a una caminata a la cueva -la cual se inundó mientras estaban allí-, había sido un monje budista antes de ser entrenador. Su experiencia en un monasterio -al cual ingresó después de que su madre muriera cuando él tenía 10 años- le sirvió enormemente para lidiar con esta situación, ya que pudo enseñarles a los niños técnicas budistas de meditación.

Antes de ser encontrados fue sumamente importante que pudieran entrar en un estado de calma y conservación de energía, no sólo por la falta de alimento sino por la falta de oxígeno. Justamente, la capacidad de ser resiliente o de recuperarse del estrés es uno de los principales efectos de la meditación que han descubierto los científicos que la estudian. No sucumbir al pánico y no gastar energía innecesaria en una situación como la que atravesaron estos chicos, puede ser cuestión de vida o muerte.

Diversos psicólogos y expertos han encomiado la labor del maestro y del grupo en general, señalando que la situación podría haber tomado una dirección mucho más trágica si no hubieran conservado la calma. 

Además, el entrenado ayunó para que los chicos pudieran tener más alimento. Al ser encontrados, Chanthawong ofreció una disculpa a los padres por la posible imprudencia de haberlos llevado demasiado profundo dentro de la cueva. Él los metió en el aprieto pero, de alguna manera, él también los mantuvo a flote.