*

X
La forma tradicional de conectarse con esta fecha es realizando un ayuno, el cual tiene importantes beneficios físicos

Este jueves tendrá lugar la luna nueva a las 9:49pm (hora de la Ciudad de México). Este momento marca la conjunción exacta de la Luna con el Sol, en la constelación de Cáncer.  

Astrológicamente la Luna tiene su domicilio en Cáncer, el signo del zodiaco que está asociado con las cualidades lunares, siendo un signo de agua, ligado al crecimiento y las emociones. En este caso ello es doblemente notable, ya que el Sol se encuentra en Cáncer, en el domicilio de la Luna.

Tradicionalmente en la agricultura esta fecha era usada para la siembra, pues se consideraba que el proceso lunar se reflejaba en la naturaleza. La luna nueva, como el nombre indica, significaba la nueva vida y una nueva tendencia hacia la luz y la plenitud. Cabe destacar que en numerosas tradiciones en las que se practican ayunos o purificaciones con un sentido religioso, se suele elegir la luna nueva para realizarlas. Esto se conjuga con la muerte y el renacimiento microcósmicos que se pueden observar simbólicamente con la luna nueva.

En nuestra época, la ciencia ha demostrado que los ayunos pueden ser excelentes coadyuvantes para la salud mental y física. Se han encontrado indicios de que el ayuno puede ayudar a regenerar las células del sistema inmune y de que el estado de ketosis al cual se somete al cuerpo es, para el cerebro, equivalente al ejercicio físico.

Muchas personas buscan alinear sus procesos de salud con procesos espirituales, para encontrar sentido o motivación. Es por ello que la luna nueva es un perfecto momento para hacer un ayunto de 1 día o de algunas horas (se necesitan por lo menos 12 horas para que dé beneficios). El ayuno puede ser complementado con flores, velas, oraciones y demás y así, convertirse en una puja

Te podría interesar:
Estas son las claves del hatha yoga, según el texto clásico de esta escuela

Yoga es un término amplio que agrupa diversas escuelas y prácticas espirituales. Sería imposible dar una imagen completa de qué es el yoga aquí. Lo que hay que mencionar es que gran parte del yoga que se practica en Occidente proviene de la tradición del hatha yoga y de los nath-siddhis, yoguis itinerantes devotos generalmente de Shiva. El hatha yoga tiene profundas influencias del tantra shivaíta y específicamente del tantra budista, como ha demostrado el académico James Mallinson. Curiosamente, el yoga que practicamos en Occidente se basa en prácticas de budismo tántrico (¡aunque mezcladas con gimnasia sueca!). Sin embargo, el budismo tántrico se fundamenta en aspectos del tantra hindú y algunos han teorizado que éste, a su vez, toma de la alquimia interna china.

Dicho eso, presentamos aquí una lista de los principios básicos del yoga siguiendo el texto central del hatha yoga, el Hatha Yoga Pradipika (Luz sobre el yoga), escrito en sánscrito por Svātmārāma en el siglo XV.

Atyāhārah prayāsaścha prajalpo niyamāghrahah janasangaścha laulyam cha shadbhiryogo vinaśyati 

El yoga [el poder o el estado de absorción unitaria con lo absoluto] es destruido por seis causas: comer en exceso, extenuación, hablar mucho, adherirse a las reglas (por ejemplo, bañarse en la mañana con agua fría, comer en la noche, comer sólo frutas), socializar e inestabilidad.

Utsāhātsāhasāddhairyāttattvajñānāścha niśchayāt janasangghaparityāghātshadbhiryogah prasiddhyati 

Las siguientes seis cosas aseguran el éxito en el yoga: la valentía, la perseverancia, el discernimiento, la fe y el desapego (a las personas).

Como podemos ver, como ocurre en todas las verdaderas prácticas espirituales, el yoga requiere de integridad moral y de purificación preliminar (ciertamente, no es sólo gimnasia). Las diez reglas de conducta o virtudes necesarias son:

La no violencia (ahimsa), la honestidad, no robar, la continencia, perdonar, durabilidad, compasión, humildad, moderación en la dieta y limpieza.